Más de Naltros

A nueve metros de la orilla

El equipo de Harley Davidson Tarraco presentó oficialmente la moto customizada con la que han participado en la Battle of the Kings,en la que han quedado 9º de España y Portugal

Pablo Latorre

Whatsapp
La moto tiene una inversión de 25.000 euros. Foto: Lluís Milián

La moto tiene una inversión de 25.000 euros. Foto: Lluís Milián

Por poco. Kimy Pons y su equipo de Harley Davidson Tarraco se han quedado a una fase de ganar el Battle of the Kings 2017, la competición de customización de motos que la marca americana disputa cada año en Europa. Concretamente, han quedado en novena posición en España y Portugal, y los primeros en Catalunya, pasando la mano por la cara a los equipos de Barcelona.

Rodeado de familia, amigos, compañeros del sector y clientes asiduos, el empresario tarraconense dio a conocer los resultados en una fiesta. Fue en el mismo concesionario, ubicado en el número 10 de la calle Carabia de la capital. Amenizado con un grupo de rock y folk en directo, más de un centenar de personas asistieron al vis a vis con Shark, la bestia de metal que presentaron los de Tarragona. El polémico tiburón que asustó a la playa de la Arrabassada el verano pasado fue el que inspiró a Pons y a Jordi Heras para el diseño de esta Roadster. Una idea relacionada de forma anecdótica con nuestra tierra y que cuajó en Jaume Raya, Alvaro Hermosilla y Xavier Reverter, el equipo de expertos que convirtieron las quimeras del hijo de Joaquim Pons en una verdadera fiera mecánica. Solo el rugir del motor ya hacía temblar los vasos de birra en la barra libre.

«Cuando supimos que la moto base para el concurso iba a ser una Roadster enseguida nos vino a la mente la opción más obvia, una cafe racer que es lo que demanda la moto. ¡Pero queríamos hacer algo diferente! Así que optamos por crear una moto de velocidad como las que corren en las salinas de Bonneville o en los desiertos de EEUU, diseñadas para obtener la máxima velocidad en línea recta», apuntó Pons acerca de esta moto, en la que se han invertido 25.000 euros. Asimismo, su participación fue una demostración del talento local, que una vez más se puede comparar con el más alto de otros países con una cultura automovilística más arraigada, como Alemania e Inglaterra. Esta segunda apuesta en el concurso sirvió para cotejar si la dirección que han de seguir en este último año ha servido, y tras ser los participantes con más visitas en Youtube de entre todos los concursantes, no cabe duda de que llevan el rumbo correcto. Esperemos a que en la próxima den en la diana, al fin y al cabo, no hay dos sin tres.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También