Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Abra los ojos... pero no bajo el agua

Sol, agua de mar, de piscinas... El verano pone a prueba la salud de los ojos. Una oftalmóloga responde seis preguntas frecuentes

Norian Muñoz

Whatsapp
Si quiere ver en el mar también deberá llevar gafas. Foto: freepik

Si quiere ver en el mar también deberá llevar gafas. Foto: freepik

Esas gafas de sol tan modernas ¿realmente protegerán bien  la vista? Y si abro un poco los ojos en la piscina ¿que pasa? Estos ojos rojos, ¿son para preocuparse?...Son preguntas frecuentes que pueden surgir en cualquier momento del verano. Paula Verdaguer, oftalmóloga especialista en córnea, en cirugía refractiva y en catarata del Institut de la Màcula y miembro de la plataforma Top Doctors nos ayuda a responder algunas de estas cuestiones.
 
- ¿A partir de qué edad se debe usar gafas de sol?
 
Es muy importante empezar a cuidar la vista desde los primeros años de vida ya que el daño producido por el exceso de exposición solar en los ojos es acumulativo y se convierte en un factor de riesgo para el desarrollo de diferentes patologías. 
 
- ¿Qué hay que buscar en las gafas de sol? ¿Mientras más oscuras mejor?
 
La característica más importante es el filtro para la radiación ultravioleta, responsable de proteger nuestros ojos de los efectos perjudiciales de la exposición solar. Idealmente  las gafas deben asegurar una barrera para la radiación por debajo de los 400 nanómetros. Las gafas homologadas por normativa deben cumplir este requisito... El color de los cristales, si son gafas homologadas, es cuestión de preferencias, funcionalidad y moda.
 
- Se insiste mucho en que deberían adquirirse en ópticas, pero también se venden en tiendas deportivas, de moda… Y tienen el sello de la CE ¿Es suficiente garantía?
 
Las gafas de sol, sean infantiles o de adultos, deben filtrar el 100% de la radiación y llevar la marca CE. Se deben de adaptar en función de las características de cada persona pero si siguen estas premisas, el sello de la CE es garantía.
 
- ¿Está contraindicado abrir los ojos en la playa y la piscina? ¿Por qué?
 
El agua de las piscinas, por las altas concentraciones de cloro que contiene y el agua de mar, por las sales, puede provocar irritación ocular, manifestándose como ojo rojo, lagrimeo y molestias...Además en las aguas de las piscinas, sobre todo las públicas, a pesar de las medidas de precaución que se adoptan, es fácil poder contagiarse de algún germen que pueda causar una conjuntivitis infecciosa.
 
- Las personas con lentillas ¿Deben tener un cuidado especial estos días?
 
Es importante insistir en que las personas portadoras de lentes de contacto no deben utilizarlas ni en las aguas de piscina ni en el mar, ya que podrían padecer una infección muy grave y compleja corneal que podría dañar seriamente el ojo y afectar a la visión. 
 
- ¿Son más frecuentes las conjuntivitis en verano? ¿En qué momento se debe ir al médico?
 
En verano, la exposición constante a la radiación del sol puede producir manifestaciones oculares a corto plazo como conjuntivitis irritativa o queratitis. Además, como ya hemos comentado antes, en las aguas de las piscinas y el mar no es difícil poder desarrollar por contagio una conjuntivitis infecciosa. Las conjuntivitis infecciosas cursan con ojo rojo, inflamación ocular, secreciones e incluso disminución de la visión. Es importante, si se tienen estos síntomas, acudir al oftalmólogo para realizar el correcto diagnóstico y empezar con el tratamiento adecuado.

Temas

Comentarios

Lea También