Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Actores por vocación

Entre bastidores. Tienen tablas, ilusión y, sobre todo, muchas horas de dedicación. Son las compañías amateur

Gloria Aznar

Whatsapp
Miembros de la compañía La Teca Teatre en una escena de la obra ‘Pels Pèls’. Fotos: Cedida

Miembros de la compañía La Teca Teatre en una escena de la obra ‘Pels Pèls’. Fotos: Cedida

Sienten amor por la interpretación y lo dan todo encima de un escenario para cautivar a los espectadores.

Son actores y actrices con una jornada laboral como la de los demás, familias, amigos y unos horarios draconianos que tienen que adaptar a los ensayos, varios días a la semana.

Se les llama amateur pero lo suyo es pura pasión por la escena y nada tienen que envidiar a los afortunados que se pueden dedicar profesionalmente. 

En el Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre hay numerosas compañías de teatro, con una larga trayectoria y muchas horas a la espalda.

Es el caso del Grup Escènic Atenea de Tarragona, que cumplió medio siglo hace ya una década y es el más veterano de todos.

«No queremos que desaparezca», explica Pau de la Peña, presidente de la entidad. 

Añade que «si queremos hacer teatro tenemos que colaborar económicamente porque incluso los miembros, en algún momento, hemos tenido que hacer pequeñas aportaciones».

Actualmente esta compañía está integrada por unas 25 personas aunque no siempre son los mismos, ya que «hay gente que entra y que sale, que se queda o se marcha», apunta De la Peña. 

Para formar parte de esta familia, sólo piden vocación.

«Muchas veces vienen a vernos ensayar y si alguien quiere probar, le pasamos el papel al nuevo actor y nosotros vemos qué grado de experiencia tiene. Yo entré con poca experiencia y ahora, no es que tenga mucha, pero he mejorado», cuenta divertido. 

Actualmente el Grup Escènic Atenea ultima los ensayos de Quién perturba la paz en esta comunidad, una obra que se estrenará en el Teatre Tarragona el próximo 21 de enero y que habla de una comunidad de propietarios y todos los líos imaginables.

Las entradas están a la venta en Tarracoticket y en la página de Facebook de la entidad.

Esta agrupación, que interpreta casi todo, se caracteriza por la comedia «porque la gente lo pide», esos 400 simpatizantes que son puntualmente informados sobre todas las actividades.

En cuanto a la escenografía, el altruismo impera. «Yo llevo esto, yo lo otro. Siempre lo hacemos de una forma minimalista porque lo que prima es la interpretación», sentencia.

Humor inteligente
En la misma línea se pronuncia Pep Pellicer, presidente de la cambrilense La Teca Teatre (http://latecateatre.com), otra veterana con 50 años cumplidos.

En todo este tiempo, el grupo «ha ido evolucionando hacia un tipo de teatro variado». No

tenemos un estilo único, aunque «siempre intentamos que tenga un toque de humor y que sea inteligente, con algo de mensaje, si se tercia y contenido», comenta.  

También esta entidad está integrada por 25 personas que se reúnen cuatro días a la semana, de 22.00 a 00.00 horas, para ensayar, que se extienden a seis cuando la obra está cerca de representarse.

Todo un esfuerzo que compensan los aplausos del público y la satisfacción del trabajo bien hecho.

En estos momentos, La Teca Teatre prepara la obra Toc Toc que se estrenará estas fiestas en el teatro del Casal de Cambrils.

«De alguna manera administramos el teatro, que es una sala de la parroquia. Nosotros la cuidamos y podemos realizar las actividades», que llegan a congregar a casi 300 personas.

«En Navidad se llena casi cada día y también por la Fira de Cambrils». 

La sostenibilidad es otra de sus marcas. «Intentamos hacer una escenografía sencilla, sin grandes decorados.

No poner decoración superflua», una máxima que no siempre pueden aplicar, como fue el caso de la obra Arsènic i puntes de coixí, de Joseph Kesselring, una historia también llevada al cine por Frank Capra.

Uno de los retos de esta experimentada compañía es atraer a las nuevas generaciones para garantizar su continuidad. 

Mayores de 60 años

Otra de las veteranas es La Teatr’Era, de Castellvell del Camp.

Y es veterana por muchos motivos ya que es un colectivo formado dentro de la Associació de la Gent Gran l’Era y la mayoría de sus integrantes supera los 63 años. Empezaron a subirse a los escenarios hace cuatro.

El pasado enero estrenaron con gran éxito El Florido Pensil, que representaron por diversas comarcas. Es una recreación del sistema educativo de la posguerra en España, el que se identificaba con la ideología nacionalcatólica, fundamentada en la imposición de la autoridad sin permitir la más mínima crítica al sistema. 

Todas ellas son, en cualquier caso, algo más que compañías teatrales, son familias unidas más allá de los escenarios.

Temas

Comentarios

Lea También