Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Adultos que sueñan con la sonrisa perfecta

Por estética o por salud bucodental. Los tratamientos de ortodoncia están en auge entre los hombres y mujeres de más de 40 años. Las dos exigencias son que no duela y que no se vea, por ello triunfa la ortodoncia invisible

Silvia Fornós

Whatsapp
El ortodoncista Josep Mauri en la consulta de la Clínica Rujas en Constantí. Foto: Alba Mariné

El ortodoncista Josep Mauri en la consulta de la Clínica Rujas en Constantí. Foto: Alba Mariné

A los 10, a los 20 o a los 40 años. ¿Por qué más adultos llevan ortodoncia hoy? Por un complejo estético y por salud bucodental son las principales razones. «Quienes vienen por iniciativa propia lo hacen por estética. No les gustan sus dientes y quieren tener una sonrisa perfecta», detalla Josep Mauri, ortodoncista exclusivo que trabaja en diversas clínicas (L’Ametlla de Mar, Móra d’Ebre, Amposta, Tortosa, La Rápita, Ascó y Vallderobles) y entre ellas la Clínica Rujas, con centros en Tarragona, Constantí y les Borges del Camp.

«En este caso el sueño es tener los dientes bien rectos y después hacerse un tratamiento de blanqueamiento», afirma Conchita Curull, directora médica de la Clínica Curull, en Tarragona, y vicepresidenta de la Junta del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Tarragona.

Si se trata de salud bucodental, Josep Mauri, quien también es miembro del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Tarragona, explica que «en pacientes que tienen sarro o una inflamación de las encías, la ortodoncia ayuda a mejorar la higiene. Si los dientes están alineados es más fácil la limpieza bucal».

El tratamiento también es una buena solución si existe una ausencia dental. «La ortodoncia ayuda a redistribuir los dientes apiñados y a cerrar el espacio si falta alguna pieza», detalla el ortodoncista. Morder mal o no cerrar bien la boca son otros de los problemas que puede acarrear tener los dientes apiñados. «La ortodoncia ayuda a prevenir molestias futuras. Aunque hay pacientes que no lo ven un motivo para iniciar el tratamiento, sí que les beneficiará en su salud bucodental futura», detalla Josep Mauri.

La directora médica de la Clínica Curull añade que «una mala posición de los dientes perjudica la salud. No puedes comer bien, las mandíbulas no encajan, incluso puedes tener problemas de cervicales por la mala oclusión». «La boca funciona todos los días», nos recuerda Josep Mauri.

Hasta los 70 años

No hay límite de edad, siempre que el paciente tenga una boca sana. «Lo importante, más que los años, es que la boca esté bien», afirma Josep Mauri. «No pueden haber caries, ni gingivitis, ni problemas en las encías, además de tener un número de piezas dentales para poder apoyar la ortodoncia», detalla Conchita Curull. Según el ortodoncista «en un niño puedes modificar el hueso y la boca en general, mientras que en un adulto sólo puedes actuar sobre los dientes y si quieres modificar el hueso hay que realizar una intervención quirúrgica».

Dentro del ‘impulso’ estético por tener una sonrisa perfecta, los adultos tenemos dos exigencias. Que no se vean los brackets y que la ortodoncia no moleste. Razones suficientes para escoger la ortodoncia invisible.

Aun así, hay pacientes que son más tradicionales. «Prefieren los brackets porque son conscientes de que no serán constantes con la ortodoncia invisible, aunque sea más cómoda porque se puede+ quitar a la hora de comer. En cambio los brackets requieren de una muy buena higiene dental», detalla el ortodoncista. Conchita Curull asegura que «cuando hablamos de niños y adolescentes siempre recomendamos la ortodoncia fija».

Los resultados

Una sonrisa perfectamente alineada. Es lo que buscan los pacientes. La etapa final del tratamiento es la más delicada. «Cuando una persona tiene apiñados los dientes al poco tiempo de llevar la ortodoncia nota un gran cambio. Cuando ya están alineados, al final del tratamiento se trata de definir la alineación y los cambios se perciben menos», concluye el ortodoncista Josep Mauri.

Temas

  • NALTROS

Lea También