Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alpine Vision Gran Turismo, protagonista en Play Station

Fruto de la imaginación de los diseñadores y de los ingenieros encargados de desarrollar el Alpine del siglo XXI, Alpine Vision Gran Turismo se prepara para integrar el famoso videojuego y entrar en millones de hogares de todo el mundo.
Whatsapp
Alpine Vision Gran Turismo,

Alpine Vision Gran Turismo,

Una vez descargado en el juego Gran Turismo 6, Alpine Vision Gran Turismo permitirá a los jugadores situarse al volante de un modelo totalmente exclusivo, portador del ADN de la marca.

Para demostrar que los sueños a veces toman cuerpo, Alpine presenta su visión a escala 1:1. Esta asombrosa realización se ha desvelado en el marco del Festival Internacional del Automóvil, el 27 de enero de 2015.

El Alpine del siglo XXI poco a poco se va desvelando. Y aunque la espera puede ser larga para los más impacientes, así se mantiene viva la llama. La participación del Alpine A450 en competición ya se ha visto recompensada con dos títulos consecutivos de Campeón de Europa, en 2013 y 2014, y un podio LM P2 en las 24 Horas de Le Mans.

Alpine Vision Gran Turismo, que se presentó como preámbulo a las celebraciones del sesenta aniversario de la marca, abre un nuevo capítulo de este renacimiento. Cuando el equipo de Polyphony Digital –la filial de Sony que desarrolla la serie de juegos Gran Turismo– propuso asumir el reto en julio de 2013, los equipos de Alpine se involucraron con entusiasmo y pasión, pero también con el mismo rigor que para el futuro modelo de producción.

«Nuestros diseñadores e ingenieros se han involucrado en este proyecto para imaginar un vehículo absolutamente fiel al ADN de la marca que representamos. A primera vista, los genes de Alpine quedan patentes en el estilo. Al volante –o con el joystick– el comportamiento está en consonancia, con la ligereza y agilidad que han forjado la leyenda de las creaciones de Jean Rédélé. Alpine Vision Gran Turismo se sitúa en el cruce entre el pasado, el presente y el futuro, en la frontera misma entre la competición y la serie. Es asimismo un lazo de unión entre lo virtual y lo real: el coche era tan bonito en las pantallas que no pudimos resistirnos a producir uno a escala 1:1. Como cita centrada en el estetismo, el Festival Internacional del Automóvil constituía el marco ideal para desvelar el primer objeto físico desde el nuevo lanzamiento de Alpine. Disfruten admirándolo, y diviértanse con nuestra última creación en el juego Gran Turismo 6».

Bernard Ollivier, presidente de la Société des Automobiles Alpine

PASIÓN POR EL MOTOR

Antes de abordar la concepción de Alpine Vision Gran Turismo, cabe remontarse unos quince años atrás. En Japón, Sony contrata entonces a un estudiante de economía. Apasionado, ambicioso y visionario, Kazunori Yamauchi consigue muy pronto que se cree un equipo encargado de desarrollar la simulación automovilística más avanzada. Aprovechando el avance tecnológico que aportaba la consola PlayStation, el equipo de Polyphony Digital dio mucho que hablar cuando salió Gran Turismo, el 11 de diciembre de 1999. Este primer episodio revolucionó la industria del videojuego y se vendieron más de once millones de ejemplares.

Quince años más tarde, el éxito sigue siendo indiscutible. Los cinco primeros episodios de la saga Gran Turismo suman más de 72 millones de copias vendidas. Comercializado en diciembre de 2013 para la PlayStation 3, el sexto capítulo sigue siendo una referencia con cada vez más circuitos míticos (Le Mans, Nürburgring, Laguna Seca…) y cientos de modelos disponibles. Este éxito se fundamenta en gran parte en la colaboración establecida con los constructores más prestigiosos. Reunidos detrás de la bandera Vision Gran Turismo con ocasión del 15º aniversario de la serie, los coches creados específicamente para el evento también son un hito para los apasionados del automovilismo y del videojuego.

«¿Aceptaría diseñar su versión de Gran Turismo para nosotros?» Esta fue la pregunta que se planteó a los equipos de Alpine y que estimuló sus neuronas, aunque estaban muy ocupados trabajando en el renacimiento de la marca y del primer modelo de serie que se presentará al público en 2016. Enseguida aceptaron esta hoja en blanco como una oportunidad, una ocasión para abrir nuevas vías creativas, lejos de las exigencias industriales.

En julio de 2013, el equipo del estudio Polyphony Digital se junta con el de Alpine. Son unas quince personas por ambas partes que exponen sus respectivas visiones de la pasión por el automóvil. Fascinado por Alpine desde hace mucho, ‘Kaz’ no oculta su entusiasmo ante la idea de acoger a la marca francesa en su showroom virtual. Cabe recordar que el creador del juego no duda en ponerse el casco y el mono y lanzarse al asalto de los circuitos y Alpine es para él una clara referencia.

La idea de un vehículo que se caracteriza por su ligereza y agilidad no tarda en generar unanimidad. Se tratará de un coche de tipo ‘barqueta’, en continuidad con la participación en competición del A450.

Tras un concurso interno que involucraba a una quincena de diseñadores, el proyecto de Victor Sfiazof queda seleccionado: «Se trata de un coche deportivo auténtico, que homenajea el placer de pilotar y la pasión por el automóvil. Son muchos los guiños al pasado, al presente y al futuro. La elección de una configuración de tipo «barqueta» nace directamente del Alpine A450 inscrito en las 24 Horas de Le Mans. En la parte delantera, la inspiración procede más bien del A110. Las derivas verticales evocan más bien los A210 y A220 y aportan mucha elegancia a la línea. Me apasiona la aeronáutica y he tratado también de incluir elementos de este universo. Por ejemplo, los aerofrenos proporcionan un aspecto todavía más tecnológico a la vista trasera».

Poco a poco, los esbozos se van perfeccionando para ser modelados. Mientras tanto, los ingenieros de la puesta a punto del chasis se vuelcan en las características técnicas del vehículo. Tras evaluar y comparar decenas de coches presentes en Gran Turismo, definen un setup orientado al placer de pilotar, de acuerdo con lo que un Alpine ha de ser.

A lo largo de las conversaciones, los equipos de Polyphony Digital integran los datos del constructor en sus propias herramientas informáticas. Tras algo más de un año después del lanzamiento del proyecto, la configuración de Alpine Vision Gran Turismo queda fijada.

Surge entonces un último reto, por simple amor al arte: ¿por qué no construir una versión física de esta increíble creación? Una vez terminado, el trabajo de los maquetistas proporciona nuevas emociones. Atípicas y con clase, las líneas de Alpine Vision Gran Turismo ‘hablan’ a todas las generaciones.

«Cuando era pequeño, miraba los concept cars con mucha admiración. Me parecían regalos que anunciaban un futuro brillante. Hoy mantengo el mismo espíritu. En la actualidad, la tecnología que emplean los constructores permite ir más lejos aún que mi imaginación. Espero que estas investigaciones contribuyan a cambiar nuestras vidas. Es un orgullo contar con Alpine para el proyecto Vision Gran Turismo. Siento desde siempre un gran cariño por esta marca y me han gustado mucho los cambios de impresiones que hemos mantenido. Sin duda la pasión que compartimos ha facilitado el acercamiento entre nuestros equipos. El Alpine que ahora proponemos a los jugadores de Gran Turismo es fruto de este extraordinario impulso común».

Kazunori Yamauchi,

Presidente de Polyphony Digital Inc.

Vicepresidente sénior, Sony Computer Entertainment Inc.

UNA VISTA TRASERA ESPECTACULAR

Aunque el pliego de especificaciones que se sometió a los diseñadores era escueto, incluía sin embargo una especificidad respecto de las creaciones habituales. Los puntos fuertes del concepto tenían que ser la parte trasera y el cockpit, simplemente porque son las vistas más codiciadas en los videojuegos de competición automovilística.

Aun así, el modelo se descubre por la parte delantera que evoca de inmediato al A110. Una nervadura recorre el eje de simetría del coche y realza el morro inclinado hacia abajo en forma de V. Como un guiño más a los años 60, las luces de LED -en forma de X- recuerdan las cruces de cinta adhesiva negra que protegían los faros adicionales de las Berlinette de rally. Estas referencias al pasado se combinan con un aerodinamismo muy actual: un splitter dirige el flujo de aire a cada lado del casco, destapando así los triángulos de suspensión. Las aperturas del capó dejan entrever los combinados muelle-amortiguadores de color naranja colocados horizontalmente en la parte superior del chasis.

El perfil también estremece. Las anchas tomas de aire canalizan el flujo que desemboca en la parte posterior de las ruedas delanteras y subrayan la forma afilada de la carrocería. En cuanto a las largas derivas laterales, contribuyen a la armonía general y evocan a los A210 y A220 que brillaron en las 24 Horas de Le Mans (victoria en el índice energético en 1966).

Las ruedas ilustran por sí solas la deliberada mezcla entre pasado y presente. El diseño de las llantas, inspirado en las que llevaban los A110, es suficientemente abierto como para dejar ver las impresionantes pinzas de freno, pintadas de naranja o de azul según las versiones.

El atractivo de la línea de Alpine Vision Gran Turismo procede también de su habitáculo abierto. El piloto está situado a la derecha, una arquitectura típica en deporte-prototipo en la medida en que la mayoría de los circuitos –empezando por Le Mans– giran en el sentido de las agujas del reloj.

El arco de seguridad está integrado con elegancia, al igual que la toma de aire del motor situada en la parte izquierda. Una puerta "mariposa" facilita el acceso y permite deslizarse al interior del cockpit. Su apertura desvela un poco más el trabajo de diseño llevado a cabo en la carrocería. El asiento de cuero luce los famosos pespuntes "Alpine" en forma de cruz, a los que un hilo azul aporta modernidad. El volante es prácticamente rectangular, como en los prototipos para las carreras de Endurance, y cuenta con un cuadro de instrumentos digital en su parte superior. Indispensables para las carreras endiabladas, los retrovisores han sido sustituidos por una cámara de alta definición.

Como se ha evocado anteriormente, la vista desde atrás constituye el colofón al diseño de Alpine Vision Gran Turismo. El fondo plano desemboca sobre una forma de ojiva, mientras que un alerón inferior une los pasos de ruedas a la popa de la carrocería. Al igual que en la parte delantera, la carrocería deja ver los dobles triángulos de suspensión. Un segundo alerón integrado con elegancia permite aumentar un poco más el apoyo aerodinámico.

Los atributos más destacables del Alpine Vision Gran Turismo se manifiestan al frenar. Los aerofrenos incorporados al perfil de la cola se accionan mediante gatos hidráulicos y se despliegan en un abrir y cerrar de ojos, dejando ver las luces de freno.

En Gran Turismo, los jugadores podrán elegir entre tres personalizaciones:

- en blanco y azul, sobrio y elegante. El color del ejemplar a escala 1:1.

- en naranja y azul, inspirado en el Alpine A450 doble Campeón de Europa de Endurance

- en negro mate, para un estilo puramente gamer.

«El diseño tenía que contribuir a la sensación de ligereza y dar la impresión al piloto de que él y su máquina son uno. Alpine Vision Gran Turismo lleva el ADN del Alpine de todas las épocas: la agilidad, la elegancia nacida de la eficiencia, y el ingenio. Hemos llevado el ejercicio hasta disimular algunos detalles inspirados directamente en el futuro Alpine que saldrá a la luz en 2016. ¡Pero no puedo contaros nada más!»

Antony Villain, Director del diseño Alpine

UN COCHE DIVERTIDO, PARA TODOS LOS JUGADORES

Por muy virtual que fuera el Alpine Vision Gran Turismo, tenía que adoptar un comportamiento digno de sus gloriosos antecesores. Terry Baillon, ingeniero de simulación y puesta a punto del chasis del futuro modelo de serie, explica en detalle el proceso de desarrollo.

¿En qué consistió su trabajo en este proyecto?

«Desde el principio, definimos los objetivos de prestación y comportamiento que debía tener este Alpine Vision Gran Turismo. Después los transcribimos en características técnicas. El objetivo era que el comportamiento final en el juego fuera lo más parecido al que habíamos imaginado al principio, exactamente como lo hacemos para un vehículo real».

¿De que características dinámicas han dotado a Alpine Vision Gran Turismo?

«Este concept car virtual es una pasarela entre el Alpine A450 de competición y la Berlinette del siglo XXI. Había que definir este vehículo con genes de Alpine auténticos. En términos de prestaciones, se sitúa por lo tanto entre el LM P2 y nuestro futuro deportivo. Así que deja vislumbrar algunos rasgos de comportamiento del futuro modelo de serie a la vez que propone características propias de los prototipos que participan en Le Mans».

¿Cómo se podría resumir en una palabra este comportamiento?

«La expresión que me viene a la mente es la ligereza que se percibe. El coche es ligero, este era nuestro punto de partida para su concepción. Pero más aún que en las cifras, hemos trabajado en las sensaciones que podía transmitir. Cuando se pilota Alpine Vision Gran Turismo, se percibe agilidad, un coche vivo y juguetón. ¡Un auténtico Alpine! »

¿Cuál es la receta para recrear con fidelidad un comportamiento y unas prestaciones realistas en un objeto «virtual» dentro de un videojuego?

«Hemos trabajado en Alpine Vision Gran Turismo como en un coche de serie. Desde el principio del desarrollo, lo hemos modelado con nuestros propios programas. Una vez terminado el coche, mandamos todos nuestros datos a Polyphony Digital. Dichos datos deben definir el comportamiento que queremos darle al coche y las sensaciones que queremos que experimente el piloto. A continuación los equipos del juego integran las características de nuestro Alpine en Gran Turismo… Y las sesiones de pruebas pueden empezar. Al igual que cuando trabajamos en un coche de serie, hemos acumulado los kilómetros circulando con vehículos que llamamos «mulas» –esta vez delante de una pantalla– para percibir y perfeccionar el comportamiento. Los últimos reglajes se definen en esta fase, antes de proporcionar definitivamente los datos».

¿Qué destacaría de este proyecto?

«Trabajar de esta manera es realmente interesante. En mi opinión, el futuro de esta colaboración es muy prometedor. Si relacionamos lo que podemos obtener en Gran Turismo con el vehículo real, surgen otros desarrollos posibles. Nuestro objetivo es proponer un coche cuyo comportamiento se ajuste a lo que habíamos definido. Si todo ha quedado perfectamente modelado, podemos incluso seguir trabajando en el coche y compararlo con otros modelos para saber en qué punto estamos».

Y dígame, ¿qué tipo de jugador es usted?

«Me pasé horas delante de la pantalla. Para mí, Gran Turismo es la mejor simulación, la más conocida y la más reconocida. Sólo lamento no tener más tiempo para seguir recorriendo vueltas».

CUANDO LA VISIÓN COBRA CUERPO

«¡Es tan bonito que queríamos tener uno de verdad!». Esta frase, pronunciada para la galería, Alpine se la ha tomado al pie de la letra. Una vez modelado el trabajo de los diseñadores, el Alpine Vision Gran Turismo ha cobrado vida fuera de la pantalla.

Se ha fabricado un doble casco de material compuesto para dar forma a este concept car que al final ya no era tan virtual. Puesto que la carrocería dejaba ver gran parte de los componentes mecánicos, como las suspensiones, se hacía también indispensable trabajar para integrar estos elementos. Asimismo, el diseño del cockpit requería un cuidado especial y la intervención de los expertos en guarniciones para confeccionar el asiento baquet con pespuntes.

A escala 1:1, Alpine Vision Gran Turismo impresiona ante todo por sus proporciones nada habituales. Una vez al volante, la visibilidad es perfecta ya que ningún elemento viene a estorbar el campo de visión.

Alpine Vision Gran Turismo se presenta por primera vez en el Festival Internacional del Automóvil. Desde hace 30 años, este evento dedicado a la estética del automóvil, otorga sus Grandes Premios –entre ellos el del Coche más bonito del año– a la excelencia automovilística. Después de que sea presentado durante la gala, el martes 27 de enero en el mismísimo Hotel des Invalides, el coche estará expuesto en el marco del festival hasta el 1 de febrero.

Más adelante se podrá admirar Alpine Vision Gran Turismo en el salón Retromobile (4-8 de febrero de 2015). No se pierda este acontecimiento que se organiza en la Porte de Versailles (París) y que marcará el inicio de las celebraciones del sesenta aniversario de Alpine.

¿CÓMO ADQUIRIR ALPINE VISION GRAN TURISMO?

Alpine Vision Gran Turismo podrá descargarse gratuitamente dentro de unas semanas con el juego Gran Turismo 6, disponible exclusivamente en PlayStation 3. Para descubrir el coche, conéctese a la PlayStation®Network. Una vez lanzado Gran Turismo 6, seleccione «Vision GT» en la pantalla «Mi Mundo». Desde allí podrá pedir Alpine Vision Gran Turismo, que se sumará así a su colección.

Elija el color de la carrocería, contémplela en modo pantalla completa y acceda a su descripción detallada. También hay vídeos y croquis disponibles… Y ahora, ¡a competir!

FICHA TÉCNICA

CHASIS

Tipo: monocasco de carbono

Suspensiones: doble triángulo superpuesto, empujadores, combinados muelle-amortiguador regulables

MOTOR

Posición trasera

Tipo: V8

Cilindrada: 4494 cm3

Potencia máxima: 450 CV a 6500 r.p.m.

Par máximo: 580 Nm a 2000 r.p.m.

Régimen máximo: 7500 r.p.m.

Velocidad máxima: 320 km/h

TRANSMISIÓN

Caja de velocidades: secuencial de seis relaciones

Ruedas motrices: atrás

FRENOS

Parte delantera: discos ventilados 380 x 32 mm, pinzas de seis pistones

Parte trasera: discos ventilados 355 x 32 mm, pinzas de cuatro pistones

PESOS Y VOLÚMENES

Peso: 900 kg

Reparto de las masas: 47 % / 53 %

Depósito de gasolina: 75 litros

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También