Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Alumnos desfavorecidos, la ‘resiliencia’ es clave

El 39,2% de los alumnos de 15 años con desventajas socioeconómicas sacan mejores notas de lo esperado

EFE

Whatsapp
Las cifras españolas son mejores a las de la OCDE. Foto: Freepik

Las cifras españolas son mejores a las de la OCDE. Foto: Freepik

El 39,2 por ciento de los estudiantes de 15 años con desventajas socioeconómicas en España son resilientes, es decir, sacan mejores resultados de los esperados, un porcentaje superior al promedio de los países de la OCDE, que es del 29 por ciento.
Es una de las principales conclusiones del informe ‘Indicadores comentados sobre el estado del sistema educativo español 2017’, realizado por las fundaciones Ramón Areces y Sociedad y Educación.

El profesor de Sociología de la Universidad de Zaragoza Pau Marí-Klose señala que «hay un porcentaje relativamente alto de alumnos desfavorecidos que lo hace muy bien, y que ha ido en aumento», pues el 39,2 % es del curso 2014-15 (últimos datos conocidos), y en 2006 era del 28 %.

«Evitar trayectorias de desafección hacia la escuela, que pueden aparecer a edades tempranas» o «una supervisión y comunicación intensa» desde las familias pueden favorecer la resiliencia, según Marí-Klose.

Al llegar a los 15, el 36,1% de los alumnos ha repetido curso alguna vez

No obstante, añade que la «brecha» entre alumnos de diferente situación socioeconómica se puede terminar apreciando.

Ello puede ocurrir en la Universidad, a la que accede sobre el 25 % de los que provienen de entornos más desfavorecidos frente a un 70 % de los de familias favorecidas que siguen estudios superiores. «Quizá la falta de recursos termina siendo un problema» para esos alumnos resilientes, concluye.

Alta tasa de repetidores

Por otra parte, el estudio indica que la tasa de repetidores en España llega al 36,1 % a los 15 años, un dato que se va acelerando a medida que aumenta el tiempo que el alumno pasa en la escuela, pues el porcentaje se obtiene de sumar el 14,7 % que repitió en Primaria y el 21,4 % que se retrasó en Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Las diferencias se acentúan en la universidad. Foto: A.Gónzález

«Contra la que pudiera parecer, la tradición de repetir no parece haber perdido fuerz»,destaca el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Julio Carabaña.

La crisis marca

A los 15 años, edad teórica de finalización de la ESO, la tasa de idoneidad (relación entre escolares que se encuentran matriculados en el curso teórico adecuado para su edad y la población de dicha edad) en España era del 63,9 % en el curso 2014-15.
En comparación con el curso 2004-05, la tasa de idoneidad  ha aumentado en varias edades contempladas, a los 12, 14 y 15 años, especialmente en la última de ellas, que ha pasado de un 58,4 % al 63,9 %.

Desde el año 2000, con el auge económico, hubo un aumento de la repetición y, en cambio, con la crisis mejoró dicha tasa, resalta Carabaña, quien  considera que al no poder trabajar, los jóvenes «se esforzaron para no repetir».

«Tanto como en España repiten en pocos países», según Carabaña, quien señala que, a diferencia de los que aseguran otros expertos, la repetición «no es ni cara ni barata» y que «nadie puede demostrar que un alumno aprende más repitiendo o no».

Temas

Comentarios

Lea También