Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Amor y verano: ¿Por qué hay parejas que rompen después de las vacaciones?

Cualquier pareja necesita un momento de soledad, tenga o no hijos, durante las vacaciones

Sílvia Fornós

Whatsapp
Durante las vacaciones es importante reservar un tiempo para estar en pareja. FOTO: FREEPIK

Durante las vacaciones es importante reservar un tiempo para estar en pareja. FOTO: FREEPIK

Empeñarte en pasar las 24 horas con tus hijos no compensará el tiempo que durante el año has estado ausente por culpa del trabajo. Es más que posible que los nervios se apoderen cuando la situación se te escape de las manos. «Los que somos padres debemos encontrar tiempo para nosotros porque como personas también tenemos necesidades. Una solución puede ser escaparse un par o tres de días y dejar a los niños con los abuelos, si es necesario», detalla Olivia Sacristán. 

El verano es una buena época para diagnosticar el estado de salud de la pareja. «El calor aumenta el nivel de oxitocinas y endorfinas, lo que provoca un mayor deseo sexual. Igualmente la luz del sol aumenta la producción de testosterona y de estrógenos consiguiendo el mismo efecto. El deseo sexual es mayor», asegura la psicóloga. Pero del amor al odio hay un paso. Hay más posibilidades de cruzar la línea roja en verano. Si existen problemas y te vas de vacaciones a Lloret de Mar con los niños y la suegra, eso no lo aguanta ni la pareja más perfecta. Desde el punto de vista de la psicoterapeuta «si somos conscientes de que existen desavenencias en la pareja, el verano es un buen momento para intentar recuperar la relación, con alguna escapada romántica». Pero no es suficiente con tener buena voluntad. «Hay que hablar mucho para acercar posiciones», asegura la psicóloga. 
Plantéate si es un buen momento para iniciar una terapia de pareja.

Mente sana y fresca

La salud mental en vacaciones es tan o más importante que la física. Lo primero es ser realista. Te ayudará seguir los siguientes consejos:

- Olvida la conexión 24/7. No es buena para la salud y el bienestar. «Se pueden alcanzar pactos a nivel familiar y acordar comer sin teléfono y encenderlo cuando regresemos al hotel», asegura la psicóloga. 
- Que te dé el aire. Hacer vida al aire libre es un buen remedio para despejar la mente. 
- Más ejercicio. Es un buen momento para empezar nuevas actividades, ir de excursión...
- Alternativas al ocio. Olvídate de la tele o de Netflix. Lee un libro, queda con los amigos, recupera los hobbies que tenías olvidados, etc.

Temas

Comentarios

Lea También