Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Naltros Conservación

Anna Miralles (restauradora): "Mantenemos intactas las cualidades de las obras antiguas"

El servicio de restauración del Museu de reus llevas más de 20 años en activo. Su exsitencia beneficia a todas las obras de arte, arqueológicas y las de carácter etnográfico del fondo catalogado

Cristina Valls

Whatsapp
La restauradora Anna Miralles, mientras trabaja con una ‘marededéu’ en el Museu de Reus de la plaza de la Llibertat. FOTO: Alba Mariné.

La restauradora Anna Miralles, mientras trabaja con una ‘marededéu’ en el Museu de Reus de la plaza de la Llibertat. FOTO: Alba Mariné.

Con una trayectoria de más 20 años en el Museu de Reus, la restauradora Anna Miralles expone cómo es su quehacer diario dentro del servicio de restauración. «El día a día te marca un poco la actividad dentro del taller donde se restaura y conservan objetos distintos. Cada pieza requiere un cuidado diferente. Pueden pasar por tratamientos de 24 horas o de meses», aporta.

Trabaja sola y el ritmo va acorde a los posibles imprevistos que presenten las obras. «En la conservación y restauración, puedes ir trabajando simultáneamente muchas piezas de precario equilibrio. Has de irlas revisando siempre, dependiendo del interés que tengan», puntualiza la restauradora.

El Museu de Reus es uno de los pocos del territorio que dispone de servicio de restauración

En el museo reusense se consideran unos privilegiados, puesto que según asegura el director del Museu de Reus, Marc Ferran, «no todos los museos disponen de un servicio para restaurar». La mayoría envía las obras al servicio de restauración de Valldoreix de la Generalitat de Catalunya. Eso sí, se envían según la importancia de la obra.

«No todas pueden ir, supone una inversión. Uno de los beneficios que presenta nuestro museo es que muchos de los elementos que podrían considerarse ‘menos importantes’ se trabajan sin excepción y trabajamos su valor documental. El trabajo de arqueología es exhaustivo y nunca dispones de todos los instrumentos necesarios para trabajar en unas condiciones óptimas», destaca Miralles.

Según Miralles, «el trabajo de arqueología es exhaustivo y nunca se dispone de todos los instrumentos necesarios para trabajar en condiciones óptimas»

Dentro del fondo catalogado del museo se encuentran cerca de unas 15.000 piezas. Es un patrimonio de lo más «diverso e interesante», indican ambos especialistas. Piezas de arte, arqueología y de carácter etnográfico conviven juntas.

En cuanto a la conservación, Miralles dice que «no implica incidir en la pieza, se trabaja con obras que han sufrido readaptaciones. La madera, por ejemplo, es un material vivo que interactúa con el entorno y puede cambiar. La conservación es vital», establece la restauradora.

Una de las piezas que se trabajan este año es la ya conocida marededéu dormida tardo gótica, que permanece en el museo desde 1939/40.

Una de las piezas que se trabajan este año es la ya conocida marededéu dormida tardo gótica, que permanece en el museo desde 1939/40. Es una obra anónima del siglo XV procedente de la iglesia prioral de Sant Pere de Reus. Fue venerada en el siglo XIX en el antiguo altar de Sant Antoni Abat y se exponía con su litera en el centro de la nave, durante la festividad de la Assumpció.

«Es difícil decir a qué conclusiones llegaremos y cuando concluirá el trabajo», continúa el director del museo. La devoción de la figura de la marededéu de Agosto está de lo más presente en la cultura catalana y se celebra el 15 de agosto con fiestas alrededor de Catalunya. Sobre este tema se han programado charlas.

La marededéu de Agosto está de lo más presente en la cultura catalana y se celebra el 15 de agosto con fiestas alrededor de Catalunya

La próxima será el jueves 26 de abril (19h) en el museo de la plaza de la Llibertat a cargo de Francesc Massip. Hablará del teatro asuncionista. El martes 8 de mayo (19h) se realizará otra a cargo de Joan Roig i Montserrat, que abordará los gozos y la tradición popular alrededor de la Mare de Déu d’Agost.

Según Ferran y Miralles, la obra consta de tres partes de madera enganchadas que se han separado ligeramente. «Parte del cojín en el que reposa está rehecho y la capa de yeso, de la preparación, es fina. Tal vez se terminaría con prisa y la policromía protegería la madera de los insectos», resumen. Limpiarán la obra y destacarán su colorido.

Los colores son muy delicados, especialmente azules y rojos

Cuando se restaure, se respetará el material original, para que así haya una lectura fidedigna. «El color dorado está muy presente. Se asociaba al sol, el poder de dios y al poder y la riqueza religiosa», aporta Ferran. Los colores son muy delicados, especialmente azules y rojos. «Limpiarlos correctamente implica no hacer saltar el color, probamos diversas substancias», concluyen.

Temas

Comentarios

Lea También