Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Apretarse el cinturón no es buena idea... literalmente

Problemas circulatorios, digestivos, respiratorios, dolores, infertilidad... Fisioterapeutas y cardiólogos advierten sobre los riesgos de la ropa demasiado ceñida

Norián Muñoz

Whatsapp
Ajustarse el cinturón o colocarlo a la altura incorrecta provoca desde dolores musculares a problemas digestivos.

Ajustarse el cinturón o colocarlo a la altura incorrecta provoca desde dolores musculares a problemas digestivos.

Lo de apretarse el cinturón no suena nunca a cosa agradable, pero hacerlo, literalmente, puede causar efectos para la salud que no siempre se contemplan. De hecho, el Col·legi de Fisioterapeutes de Catalunya ha advertido esta semana de las consecuencias de un uso abusivo de la ropa ajustada.

Los fisioterapeutas apuntan, por ejemplo, que el uso excesivo de prendas ceñidas puede ocasionar una disminución de la circulación sanguínea, cosa que genera un aumento de tensión ocular y de la tensión de la musculatura del cuello con el consecuente dolor.

Problemas cardíacos

Pero los efectos no acaban aquí, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) también ha insistido en otras ocasiones en la relación entre la ropa ceñida y los problemas cardíacos. Aseguran que este vestuario provoca dificultades en el retorno de sangre y un aumento de los edemas, lo que facilita la aparición de trombos, principalmente en las piernas, que pueden soltarse y producir infartos pulmonares. Además, puede empeorar la hipertensión.

También la ropa íntima

Y, por si fuera poco, usar tallas más pequeñas de lo que necesitamos, causa retención de líquidos y de toxinas, lo que favorece la aparición de celulitis y depósitos de grasa en algunas zonas del cuerpo.

En el caso de los hombres, además, varios estudios han encontrado que la ropa interior apretada, (igual que practicar ciclismo de forma habitual o tener el portátil largos periodos en el regazo) reduce el conteo de esperma en los hombres, aunque no de forma irreversible.

En las mujeres, llevar la ropa tan ceñida del cuerpo puede aumenta la temperatura y la humedad. En la zona genital esto crea un medio propicio para la aparición de hongos y bacterias que provocan mal olor o dolencias como la candidiasis.

Y la regla vale también para los calcetines. Si se marca la goma superior esto puede dar problemas a personas con un trabajo sedentario que pasan muchas horas con movilidad reducida ya que retarda la circulación.

En definitiva, esos pantalones de vértigo ajustadísimos a lo Kim Kardashian seguramente estarán mejor en el armario, especialmente si son de una talla que ya no le va.

Y si quiere más consejos prácticos, en la página web del Col·legi de Fisioterapeutes (http://fisiotv.cat) hay un vídeo divulgativo.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También