Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ariadna Picollà: 'Para ser modelo no hay que tener una 90-60-90'

Entrevista a la profesora que acaba de iniciarse en el mundo de la moda
Whatsapp
Ariadna Picollà, ayer, durante la entrevista con el ´Diari´ realizada en la plaza Llibertat de Reus. Foto: Alba Mariné

Ariadna Picollà, ayer, durante la entrevista con el ´Diari´ realizada en la plaza Llibertat de Reus. Foto: Alba Mariné

- ¿Cómo empezó en el mundo de la moda?

- Hace meses, viendo en Tv3 uno de sus programas de tarde, vi a la encargada de Francina Models (agencia de Barcelona) hablando de las ‘modelos XL’, de lo buscadas que estaban, etc. A mí siempre me ha gustado el mundo del estilismo y la moda y me picó el gusanillo. Lo siguiente que hice fue llamar al fotógrafo que le hizo el book a mi hermano - el hermano de Ariadna es el mago Albert Picollà – y me explicó que en Barcelona se iba a hacer un concurso casting de Modelos XL y para allí que me fui.

 

- ¿Cuáles son sus planes de futuro respecto a la moda?

- De momento he hecho un catálogo gracias a Matilde Anglada, una mujer que se me acercó en la misma cola del casting y que se dedica a esto desde hace 15 años. Me comentó que tenía interés en modelos de mi talla y así salió. Según lo que vaya saliendo, si me lo puedo compaginar con mi trabajo en la escuela, perfecto. Trabajo toda la semana y ellos también, por eso es complicado adaptarse.

 

- ¿Y el concurso?

- El casting era por votación popular, en Barcelona, y terminé segunda. Se realizan votaciones sin necesidad de registro ni nada, así participa más gente. Se escogen dos modelos por este método y después el jurado escoge algunas más para un desfile posterior.

 

- ¿Qué le parece que se utilice la denominación de modelos ‘XL’?

- El problema es que, cuando a ti te hablan de una modelo, en perfil físico que te viene a la mente es siempre el mismo: la modelo de pasarela. Me parece un nombre, simplemente, para distinguir. De hecho, me parece que persiguen un objetivo importante, el de ‘normalizar’ el mundo de la moda. Según qué tiendas visites, más allá de una talla 44 no la vas a encontrar, y es importante que las chicas vean que no todas las modelos tienen que tener unas medidas de 90-60-90.

 

- ¿Cree que la publicidad y también el cine condicionan a las mujeres?

- Por supuesto que sí. Es lo que ves cada día, y generan estándares. Por mucho criterio que tenga alguien, esto se mete en su subconsciente sin darse cuenta, y después, si, como comentábamos antes, vas a la tienda y no tienen tu talla, está todo dicho.

 

- Esto de la moda, ¿es algo que se hubiera planteado en algún momento del pasado?

- A mí me gusta mucho todo este mundo pero jamás me lo planteé. Yo era consciente de que, por mis tallas, no podía dedicarme a esto. Por eso no me lo planteaba. Lo hago más como un hobby. Ser maestra es mi verdadera vocación.

 

- ¿Qué es lo que más le gusta del mundillo? ¿Y lo que menos?

- Me gustan los temas de estilo, tendencias… Estoy suscrita a revistas de moda, etc. Y que no me guste… Lo poco realistas que pueden ser esos modelos para las chicas, lo competitivo que es y los intereses que se mueven.

 

- ¿Podría aguantar exigencias así si se dedicase de pleno a él?

- Hombre, si me ‘dedicase a él’ creo que sí. Depende de lo bien remunerado que estuviera.

 

- ¿Qué opinión tienen sus padres?

- Pues me apoyaron desde el principio, estaban muy contentos y fue una especie de aventura para todos. De hecho, mi madre fue la que insistió en que me presentase al concurso, y me dio ánimos en todo momento.

 

- ¿Cree que es sano que exista un espacio para las modelos de tallas normales?

- Sí, por supuesto. Y creo que, al fin y al cabo, es la realidad. Es bueno que las marcas apuesten cada vez más por este mercado. Ha habido muchas mujeres que se han sentido excluidas y han tenido que vestirse como auténticas abuelas porque no encontraban nada de moda hecho para ellas. Eso, te lo puedo asegurar, es muy frustrante; más aún cuando eres adolescente.

 

- ¿Qué consejo daría a alguien que quisiera empezar en esto?

- Que no se desanime por nada, que hay que creer en uno mismo y que lo más importante es tener una autoestima bien alta. Que no se obsesionen con parecerse a la típica modelo de pasarela. Las grandes marcas se están dando cuenta y están apostando por las tallas grandes, cada vez más. No volverán a ser marginadas. Se están abriendo las puertas a todo un nuevo mercado en el que nunca se habrían imaginado poder tener su propio espacio.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También