Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Artemi Juncosa: "Un pesebre no tiene horarios"

Entrevista al especialista en la elaboración de pesebres

Cristina Valls

Whatsapp
El ´Mestre Pessebrista´ Artemi Juncosa i Simó, delante de uno de sus pesebres dioramas de los Reyes Magos. Foto: Alba Mariné

El ´Mestre Pessebrista´ Artemi Juncosa i Simó, delante de uno de sus pesebres dioramas de los Reyes Magos. Foto: Alba Mariné

-¿Desde cuando se dedica a la elaboración de pesebres?

- Desde los nueve años y ahora tengo ochenta y cinco. Todos tenemos alguna afición y a mí me gusta hacer pesebres. Empecé haciendo pesebres infantiles, colocando las figuras y ambientando un poco lo que serían los fondos.

-¿Ha notado una evolución en la manera de hacer estos elementos navideños?

- Con los años fui complicando los pesebres y dándoles muchos más significados. Añadí muchos más detalles y acabé haciendo pesebres dioramas bastante grandes, donde coloco las figuras en un fondo que trabajo a mano. Todo ello lo combino con luces de diferentes intensidades y colores produciendo sensación de movimiento y profundidad.

-¿Qué representaciones elabora en cada uno de los pesebres dioramas?

- Represento los cinco Misterios del Santo Rosario: Anunciación, Visitación, Nacimiento, Presentación y El Niño Perdido y Hallado en el Templo. Algunos de mis dioramas se han expuesto en diferentes sitios como en el caso del Mercat Central en 2012. Actualmente tengo una colección de dioramas en las Germanetes dels Pobres de Reus.

-¿Cuáles son sus creaciones más recientes?

- He hecho el pesebre que está en la entrada del recinto de les Germanetes dels Pobres. El de antes era en blanco y negro, había mucha sombra. Este año lo hemos coloreado y lo hemos adaptado mejor. Es un poco más complejo y tiene muchos más significados. Se trata de un nacimiento de temática dual que parte de lo celestial y lo terrenal. Este año hemos elegido ponerlo a la vista de todos y compartirlo. Y mi última obra, y de hecho la más pequeña, es el Nacimiento del niño Jesús dentro de un huevo de avestruz.

-Qué original...

-Hacer el pesebre dentro de un recipiente tan pequeño lleva su tiempo. Además es difícil encontrar esta tipología de huevos. No abundan. La verdad es que son proyectos en los que tienes que tomar medidas y a partir de aquí empiezas a trabajar. Ahí se nota la mano que trabaja, porque requiere mucho esfuerzo.

-¿Cuánto puede tardar en realizar los pesebres?

-Yo no cuento las horas, porque si tengo ganas de ponerme a hacer el pesebre puedo trabajar durante mucho tiempo. El pesebre no tiene horarios. Cuando tengo ganas me pongo y cuando me canso lo dejo. Ha habido obras que he empezado hasta en verano.

-¿Qué materiales utiliza?

-Utilizo materiales como la tiza, algodón, pasta de oro y de plata y porexpan, entre otros y eso lleva su tiempo. Con el porexpan hago desde rocas hasta muros. Una vez pintados, cada material adquiere una textura diferente e intento darle cierto volumen. También es importante la luz. Según cómo la coloque puede crear las sombras adecuadas y destacar muchos elementos.

 

-Le nombraron ‘Mestre Pessebrista’. ¿Qué se siente?

- Sí, la titulación oficial me la concedió la Generalitat de Catalunya con el apoyo de la Diputació de Tarragona. Pocos reconocen ese esfuerzo. Todo el mundo se fija en las figuras primero, cuando en realidad hay más elaboración en los fondos. Son los que las resaltan de hecho. Figuras encontrarás muchas iguales. El trabajo es el pesebre en sí mismo y eso es lo que yo plasmo.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También