Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Atrapados a voluntad

El ‘escape room’ es un juego de suspense e intriga que despierta la curiosidad y la adrenalina de aquellos que lo prueban

Mouad El Osri

Whatsapp

Estos últimos años se ha establecido una tendencia en cuanto a actividades en grupo se refiere. Se trata del ‘escape room’. Este juego consiste en lo siguiente: grupos de dos hasta diez personas tienen 60 minutos para escapar de una habitación. El conductor del juego, una vez entre el grupo, cierra las puertas de dicha sala y empezará a correr el tiempo. Los ‘escape room’ están ambientados en diferentes épocas o momentos de la historia: Años 30, Egipto y sus momias, La II Guerra Mundial y muchos otros. Estas habitaciones contienen todo tipo de misterios a resolver para escapar. Desde acertijos hasta trampas físicas, la imaginación para la creación de estas salas no entiende de límites. Por ello, en todo momento se debe usar el intelecto para salir antes de que se agoten los 60 minutos disponibles.

La pregunta es: ¿Cómo y por qué se ha puesto de moda? Empecemos por el por qué. Quienes han tenido la experiencia destacan diversos factores que hacen que enganche: «Creo que es por la tensión de tener un tiempo limitado para poder escapar de la habitación y el misterio de saber organizarte para encontrar las pistas», comenta Julia.

Otros se quedan con la idea del reto que supone superar este rompecabezas. «La principal motivación de ir a hacer ‘escape room’ es el testarse a sí mismo. Al final mola ver cómo te organizas y el ir con gente es un plus. Lo que engancha más, también diría, es la ambientación de las salas y las historias. Ambas están bastante bien. Piensa que es como estar en una película o serie. Además que los precios son asequibles por el hecho de ir en grupo», según Oriol, quien afirma haber tenido una experiencia positiva con este juego de suspense.

Cada sala se ambienta de una temática y sobre una época diferente

Guillem, un chico cunitense, explica que la parte más emocionante de este juego es la intriga. «Yo fui a uno que venían a buscarte en una furgoneta. Te vendaban los ojos y te llevaban a la sala para empezar. Empiezas en una cárcel y ya tienes la tensión en el cuerpo porque ves pasar el tiempo. Es esa adrenalina lo que hace que sea una experiencia recomendable».

Liga tarraconense

Actualmente en la provincia de Tarragona hay conocidas 11 salas de ‘escape’: El Vendrell, l’Arboç, Salou, Reus o Torredembarra son municipios que cuentan con ‘escape room’. Dentro de la provincia la localidad donde hay más salas para poder jugar es en Tarragona.

Hoy por hoy hay registrados cinco ‘escape room’ que pertenecen a la ruta ‘Liga Tarragona’. Esta liga consiste en registrar escapes en las cinco salas de la ciudad (The X-door, Fix the History, No escape, Escape Room Tarragona y Habitakulum) más una extra, el Espai Jove Kesse, en el menor tiempo posible.

La meta es tratar de conseguir el primer puesto, y por ende, el título de ‘mejores escapistas de Tarragona’. Este campeonato seguirá en curso hasta el próximo 3 de septiembre de 2017. Hasta entonces diversos equipos tendrán la posibilidad de hacerse con este primer puesto, cuyo premio será un lote de regalos de la mano de los diferentes sponsors de esta iniciativa.

El origen

En el 2006 unos ingenieros informáticos en Silicon valley desarrollaron la idea del ‘escape room’. Triunfó de tal manera que en un período de dos a tres años la idea se expandió por el continente asiático en países como Japón o Singapur. A partir del 2013, en España empezaron a operar varias empresas de juegos con este nuevo formato.

La idea de habitación de escapismo está sacada de las novelas de Agatha Christie. También podríamos decir que es la vivificación del juego de mesa ‘Cluedo’. Con todo esto, al entrar en un ‘escape room’ nos sentimos como protagonistas de una película -o de un libro- o una carta de ‘Cluedo’ hecha persona.

El formato europeo

Los ‘escape room’ en Europa cuentan con un formato peculiar que se origina en Budapest, Hungría. Attila Gyurkovics lo creó basándose en la ‘Teoría del flujo’, una filosofía desarrollada por el psicólogo húngaro Muhály Csíkszentmihályi. Esta teoría se basa en que la gente es más feliz cuando se encuentra en el estasdo de ‘fluir’, a lo que podríamos llamar concentración o absorción completa en la actividad o situación en la que se encuentran. Es un estado óptimo de motivación intrínseca, es decir, la persona está totalmente inmersa en aquello que esté haciendo. Es una sensación que la mayoría de nosotros hemos sentido alguna vez, y se caracteriza por dar la sensación de libertad, gozo, compromiso y habilidad. Otro aspecto interesante de este momento que nos intenta dibujar la teoría del flujo de Czíkszentmihályi, es que cuando nos encontramos en este estado las sensaciones temporales -la hora, la comida o el yo- suelen ignorarse.

Temas

Comentarios

Lea También