Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Audi en el CES 2016: conducción pilotada, electrificación y conectividad

Fuerte presencia en el certamen de electrónica más importante del mundo. Audi muestra un prototipo del interior de un vehículo con nuevo concepto de manejo y presentación de la información. Estudio tecnológico Audi e-tron quattro concept con propulsión eléctrica.

Redacción

Whatsapp
Este año, Audi ampliará su oferta de conectividad incluyendo el primer servicio Car-to-X.

Este año, Audi ampliará su oferta de conectividad incluyendo el primer servicio Car-to-X.

Electrificación, digitalización y conducción pilotada. Audi

enfoca en estas tres futuras tendencias de la industria automóvil su presencia este año

en el certamen de electrónica más importante del mundo, el CES (Consumer Electronics

Show), que tiene lugar del 6 al 9 de enero de 2016 en Las Vegas, Nevada.

El manejo sencillo y orientado al usuario es un punto fuerte de Audi, y ahora la marca de

los cuatro aros amplía su concepto de control de todos los sistemas del vehículo y de

visualización HMI (human-machine interface) con nuevas soluciones.

Ricky Hudi, Vicepresidente Ejecutivo para Desarrollo Electrónico, comenta: “El habitáculo

del futuro alterará radicalmente el modo en que nuestros clientes interaccionan con el

vehículo. Estamos desarrollando nuestro exitoso Audi virtual cockpit para convertirlo en

Audi virtual dashboard, y crear un mundo enteramente nuevo de experiencias para

nuestros clientes. En el futuro, todo el sistema tendrá que conocer al usuario, sus hábitos

y preferencias, y apoyarse en ellas”.

La compañía expone en el CES su concepto HMI materializado en una maqueta del interior

del Audi e-tron quattro concept, que incluye grandes displays táctiles AMOLED (diodos

orgánicos activos emisores de luz) con un nuevo método de retorno táctil activo

denominado Audi MMI touch response. Aquí, las funciones seleccionadas se activan

mediante una presión suave pero bien definida en la pantalla, lo que hace posible manejar

el sistema de forma segura mientras se conduce, minimizando el riesgo de sufrir

distracciones. Además, existe la posibilidad de conectar dispositivos móviles como

smartphones y smartwatches.

Detrás del nuevo concepto operativo y de presentación de la información está la nueva

plataforma modular Audi de infotainment, MIB2+. Su capacidad de procesamiento

aumentada posibilita controlar diversos displays de alta resolución. La MIB2+ está

preparada para el más reciente sistema inalámbrico de comunicación, LTE Advanced, que

hace posible la descarga de datos al vehículo a una velocidad de hasta 300 Mbit/s. LTE

Advanced también permite la telefonía móvil utilizando el estándar VoLTE (Voice over

LTE), que acorta los tiempos necesarios para establecer una conexión telefónica y aumenta

la calidad del sonido. El control por voz también es más potente, y utiliza tanto la agenda

de a bordo como los datos almacenados en un servidor en la nube.

La gama de servicios online bajo el paraguas de Audi connect está creciendo rápidamente.

La app para smartphone “Audi MMI connect” ofrece servicios remotos específicos para

vehículos. Por ejemplo, los conductores pueden mostrar la ubicación del coche en su

dispositivo móvil, abrir o cerrar las puertas, activar el sistema de climatización auxiliar o

visualizar un informe del estado del vehículo. Las funciones remotas de la app también

pueden activarse a través de un smartwatch, y desde 2016 estarán igualmente disponibles

para la cuarta generación del Apple TV. A partir de principios de 2016, la SIM de Audi

connect ofrecerá servicios Audi connect a bordo en Europa sin necesidad de procedimiento

de activación, posibilitando roaming automático por toda la UE.

Este año, Audi ampliará su oferta de conectividad incluyendo el primer servicio Car-to-X.

Los nuevos servicios “información de señales de tráfico” e “información de incidencias”

(para Europa) convierten a los nuevos modelos de la marca en miembros de una red de

conectividad. Un servidor recoge los datos a través de la red de telefonía móvil, los

procesa, los almacena en la nube y proporciona a los conductores informaciones sobre

límites de velocidad o localizaciones peligrosas, por ejemplo donde la carretera pueda

estar resbaladiza o un punto en el que se haya producido jun accidente. El servicio

“información online de semáforos” (para EE.UU.) conecta el coche, vía teléfono móvil, al

ordenador central de tráfico que controla los semáforos de la ciudad. Basado en los datos

de este sistema, el Audi virtual cockpit recomienda al conductor la velocidad adecuada

para llegar al siguiente semáforo cuando esté verde.

El estudio de Audi e-tron quattro concept, un SUV deportivo enteramente eléctrico, está

expuesto en el CES para ilustrar la estrategia Audi de electrificación. Tres motores

eléctricos con una potencia conjunta de hasta 370 kW (503 CV) posibilitan la tracción

quattro con control selectivo de par eléctrico, en el que el impulso se distribuye a las

ruedas traseras cuando es necesario. Resultado: máximo dinamismo y estabilidad. La

batería de 95 kWh de capacidad permite una autonomía de hasta 500 kilómetros. El

estudio tecnológico sugiere un futuro modelo de producción que se lanzará al mercado en

2018.

El Audi e-tron quattro concept comprende todas las funciones de conducción pilotada,

incluyendo conducción autónoma en atascos de tráfico y aparcamiento autónomo. Estos

servicios significan seguridad, ahorro de tiempo, eficiencia y conveniencia,

particularmente en situaciones en las que la conducción se vuelve tediosa o cuando el

conductor puede estar más cansado. En lo que se refiere a conducción autónoma, Audi ha

sido pionero en la industria automóvil durante muchos años. El componente esencial de

los futuros sistemas será el controlador central de ayudas al conductor, conocido como

zFAS. La información suministrada por todos los sensores, incluyendo la señal de las

cámaras 3D, el escáner de láser y los sensores de radar y ultrasonidos, fluye

permanentemente a este compacto módulo, donde es procesada. Gracias a su enorme

capacidad de procesamiento, el zFAS será capaz de comparar continuamente los datos de

los sistemas recogidos por los sensores del vehículo con los de la ruta y sus alrededores.

Específicamente para esta área, Audi podrá extraer información de la base de datos HERE,

alojada en la nube, y continuamente actualizada. Audi AG, el grupo BMW y Daimler AG

adquirieron HERE en diciembre de 2015. En el futuro, los vehículos autónomos precisarán

de nuevos datos para una cartografía de navegación precisa al centímetro. Extrayendo

datos en tiempo real de HERE, el vehículo conocerá con antelación lo que le espera a lo

largo de su ruta. Es la base que necesita para evaluar cualquier cambio y movimiento, y

también para identificar potenciales incidencias, tan rápido como sea posible.

Otros campos de tecnología expuestos en el CES subrayan la posición de liderazgo que

Audi tiene en electrónica aplicada al automóvil. Por ejemplo, la marca presenta sus

innovaciones en iluminación, incluyendo los aspectos más destacables de la tecnología

Matrix OLED y Matrix láser.

Con el proyecto Audi Fit Driver, la marca de los cuatro aros se mueve también hacia el

campo de gestión de la salud, con una visión de conductores que finalizan sus recorridos

más relajados. Una pulsera o un reloj de muñeca monitorizan parámetros vitales

importantes, como la frecuencia cardíaca y la temperatura corporal. Los sensores del

coche completan esta información con datos sobre el estilo de conducción e información

relevante como el clima o el estado del tráfico. Mediante el análisis combinado de toda la

información se puede determinar si el conductor está estresado o cansado, de forma que

los sistemas del vehículo ajustan sus modos de funcionamiento para relajar, revitalizar o

incluso proteger al conductor.

A medio plazo, el sistema Audi Fit Driver será un compañero de viaje con el eslogan “Mi

Audi me cuida”. En una fase posterior, Audi Fit Driver también incorporará sistemas de

seguridad y asistencia al conductor, así como sistemas para la conducción pilotada, con

funciones que se extienden hasta la parada con llamada en caso de emergencia.

Otro desarrollo espectacular es el Audi VR experience de realidad virtual, con inusual

autenticidad y profusión de detalles: en el concesionario, un asesor de ventas puede

configurar cualquier Audi en el dispositivo de modo que el cliente pueda experimentar

virtualmente el coche de sus sueños con un visor VR que ofrece imágenes 3D con visión

panorámica 360 grados y efectos especiales de sonido. Audi se convierte así en el primer

fabricante que introduce en 2016 un sistema VR altamente avanzado.

Tres modelos de producción complementan la muestra Audi en el CES: el Audi Q7, el Audi

A4 y el Audi R8 V10 plus.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También