Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Audi h-tron quattro concept

La marca de los cuatro aros desvela su prototipo Audi h tron quattro concept en el Salón de Detroit 2016, un SUV deportivo que utiliza una pila de combustible de hidrógeno con una potencia de hasta 110 kW, combinada con una batería capaz de proporcionar un impulso momentáneo de hasta 100 kW. Con un consumo de alrededor de 1 kg de hidrógeno cada 100 km, su autonomía alcanza los 600 km. Ya están disponibles en nuestra web el dossier del prensa y las imágenes del Audi h-tron quattro concept.

Redacción

Whatsapp
Fusión de arquitectura y concepto de control: el interior.

Fusión de arquitectura y concepto de control: el interior.

El Audi h-tron quattro concept supone otro hito en el camino hacia la movilidad del futuro.

Ya sea con vehículos impulsados sólo por baterías, híbridos enchufables, motores de

combustión o pilas de combustible, Audi domina todas las tecnologías alternativas de

propulsión y ofrece soluciones a medida para sus clientes en todo el mundo.

El Audi h-tron quattro concept está relacionado estrechamente con el prototipo

Audi e-tron quattro concept. La marca de los cuatro aros presentó este prototipo de SUV

eléctrico en el Salón de Frankfurt 2015. Ambos están basados en la segunda generación

de la plataforma modular longitudinal (MLB evo), un concepto especialmente flexible. Por

ejemplo, los dos coches utilizan una plataforma para el suelo prácticamente idéntica, a

pesar de tener una tecnología diferente.

El Audi h-tron quattro concept presenta la quinta generación de la tecnología de pila de

combustible de Audi y Volkswagen. Unos materiales más ligeros reducen el peso y

mejoran las prestaciones, la capacidad de respuesta, la vida útil y el rendimiento. Con una

tasa de eficiencia que alcanza el 60 por ciento, la pila de combustible supera en este

aspecto a cualquier motor de combustión. La pila comprende 330 células individuales y

está alojada en la estructura frontal.

Los tres depósitos de hidrógeno están colocados bajo el habitáculo y el maletero, pero no

restringen el espacio interior. A una presión de 700 bar, pueden contener hidrógeno

suficiente para una autonomía de hasta 600 km.

Cada depósito está realizado con varias capas: el depósito interno para contener el gas es

de poliamida y está envuelto con polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) y

polímero reforzado con fibra de vidrio (GFRP). Como en un coche con motor de

combustión, el repostaje completo para llenar los tanques de hidrógeno tarda unos cuatro

minutos.

Poderoso empuje: la batería suministra hasta 100 kW de potencia

Como complemento ideal para una pila de combustible que genera hasta 110 kW hay una

compacta batería de iones de litio, diseñada para proporcionar una potencia óptima. La

batería, que pesa menos de 60 kilogramos, se encuentra bajo el compartimento de

pasajeros para optimizar el centro de gravedad. Puede suministrar hasta 100 kW de

potencia, suficiente para un impulso momentáneo y poderoso cuando se acelera. Al frenar

el coche, esta batería almacena la energía recuperada. Con un par motor de sistema de

550 Nm, el Audi h-tron quattro acelera de 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos y tiene

una velocidad máxima limitada a 200 km/h.

La pila de combustible y la batería alimentan a dos motores eléctricos, uno de 90 kW en el

eje delantero, y otro de 140 kW en el trasero. Esta disposición hace que este estudio de

tecnología tenga tracción total quattro eléctrica. Un sistema de gestión inteligente

controla la interacción entre los motores de la manera más apropiada para cada situación,

poniendo el máximo énfasis en el rendimiento. También mejoran la eficiencia una bomba

de calor para el aire acondicionado interior, y un gran panel solar en el techo que genera

hasta 320 vatios y es capaz de proporcionar una autonomía equivalente a 1.000 km al año.

Emisiones globales cero con el hidrógeno producido en la planta Audi e-gas en Werlte

De acuerdo con el Nuevo Ciclo Europeo de Consumo, su consumo de combustible es

alrededor de 1 kilogramo de hidrógeno cada 100 km. El Audi h-tron quattro concept

consigue unas emisiones cero no sólo localmente, también globalmente si el hidrógeno

que utiliza ha sido producido con energía renovable. La marca de los cuatro aros lo

consigue en la planta Audi e-gas, al norte de Alemania.

Desde 2013, la primera planta del mundo que convierte electricidad en combustible ha

estado utilizando energía eólica para separar el hidrógeno del oxígeno en el agua

mediante electrólisis. En un proceso posterior, este gas reacciona con CO2 para producir

Audi e-gas o metano sintético, para el Audi A3 g-tron y el Audi A4 g-tron impulsados por

gas natural comprimido (CNG).

Muchos clientes están ya utilizando la tarjeta de combustible e-gas para comprar

Audi e-gas a través la red de suministro convencional de gas natural en las estaciones de

servicio de CNG en Alemania; esto les permite conducir con una generación de CO2

prácticamente neutra. En el futuro será posible el abastecimiento desde esta fuente de

hidrógeno, por lo que los coches con pila de combustible podrán funcionar con este

combustible ecológico.

Centro neurálgico para la conducción pilotada: el zFAS

Mediante el prototipo h-tron quattro concept, Audi demuestra lo atractiva que puede ser

la conducción pilotada. Está equipado con todas las tecnologías que ha desarrollado la

marca para la conducción pilotada: sensores de radar, un nuevo tipo de cámara de vídeo,

sensores ultrasónicos y escáner láser.

Lo sistemas de asistencia a la conducción normalmente están gestionados por unidades de

control separadas. En el futuro, Audi implementará estas funciones en una arquitectura

central de control: todas las informaciones disponibles de los sensores se procesarán en

un sistema central de asistencia a la conducción (zFAS). Este sistema calculará un modelo

completo del entorno del coche en tiempo real y hará disponible esta información para

todos los sistemas de asistencia a la conducción y de conducción pilotada. Puede asumir la

tarea de aparcar o conducir en un atasco a velocidades de hasta 60 km/h.

Audi ha estado llevando a cabo un trabajo pionero en este campo desde hace muchos años

y, en 2017, llevará esta tecnología a la producción por primera vez con la próxima

generación del su berlina de lujo, el Audi A8.

Elegante y aerodinámico: el exterior

El diseño exterior de este estudio tecnológico de cinco puertas combina el atractivo

estético con la aerodinámica. El Audi h-tron quattro concept mide 4,88 metros de largo y

1.93 metros de ancho pero sólo 1,54 metros de alto. Su silueta, con una superficie

acristalada extremadamente baja que desciende fuertemente hacia la parte trasera, le

proporciona el carácter dinámico de un coupé. La fluida línea de hombros crea un resalte

distintivo en el contorno sobre las ruedas, como expresión de la tracción quattro eléctrica.

Unos pasos de rueda anchos y unos estribos angulares subrayan el carácter robusto del

coche.

El coeficiente CX de 0.27 contribuye notablemente a maximizar la autonomía y el

rendimiento. Los elementos aerodinámicos en los flancos, bajo la carrocería y en la parte

trasera mejoran la forma en la que el aire fluye alrededor del coche a velocidad alta. Unas

cámaras toman el lugar de los espejos retrovisores exteriores para una mejora adicional de

la aerodinámica.

Los grupos ópticos están divididos en dos secciones. La superior genera luz mediante la

nueva tecnología de alta resolución Matrix láser. La sección inferior, que se combina con

las láminas de la parrilla Singleframe, crea la firma luminosa. Además del patrón del las

luces diurnas blancas, unos elementos OLED planos (diodos orgánicos emisores de luz)

proyectan una luz homogénea azul hacia los lados y hacia arriba. Bajo estas luces hay dos

grandes tomas de aire.

Los estribos llevan incorporada una banda luminosa con tecnología Matrix LED que

también emite luz blanca cuando el conductor se aproxima a este estudio de tecnología

con el mando a distancia. Cuando el coche se desplaza en el modo de conducción pilotada,

está señalado por unas luces azules horizontales que bajan hacia los lados. Como

reproducción de la configuración delantera, las luces traseras también consisten en dos

elementos. Cada una de las secciones superiores presenta nueve unidades OLED rojas que

hacen la función de luz piloto, con tres más en la sección inferior.

Fusión de arquitectura y concepto de control: el interior

Las proporciones del Audi h-tron quattro concept permiten un interior espacioso y

confortable para cuatro personas y 500 litros de capacidad de maletero. Un software

inteligente proporciona asistencia cuando se carga el coche: dos pequeños sensores

escanean los elementos del equipaje y, en un monitor situado en la parte trasera, se

muestra el orden de carga óptimo.

El interior del Audi h-tron quattro concept tiene una apariencia ligera y abierta; su

arquitectura combina armoniosamente con los conceptos de monitorización y control. La

tres grandes pantallas frente al conductor están diseñadas utilizando tecnología OLED; las

extremadamente finas capas con las que se fabrican pueden tomar casi cualquier forma.

También hay dos pantallas táctiles además del Audi virtual cockpit OLED curvo del centro.

El conductor puede controlar las luces y los sistemas de conducción pilotada con la

pantalla de la izquierda. La gran pantalla en la derecha es para manejar las fuentes de

información y los datos del navegador, además de mostrar el estado del sistema de

propulsión. El volante funciona como un instrumento de control adicional porque sus

radios están equipados con superficies táctiles.

El selector para el modo de propulsión está montado en el túnel central de la consola.

Frente a él hay dos pantallas OLED adicionales, para el estado del sistema de propulsión,

el aire acondicionado y para funciones que se pueden programar libremente. La que está

en la parte frontal permite el control por gestos. La pantalla curva en el extremo frontal

de las puertas tiene la función de los retrovisores exteriores.

Los dos pasajeros traseros disponen de confortables asientos individuales. Pueden

compartir datos con el conductor a través de las Audi tablet, que también tienen pantallas

OLED. La Audi tablet está diseñada como un sistema de entretenimiento para las plazas

posteriores.

 

 

 

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También