Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Audi vuelve a liderar la venta de vehículos con tracción a las cuatro ruedas en España

Audi fue pionera en incorporar la tracción integral quattro a los turismos de producción y sigue siendo líder indiscutible en este subsegmento del mercado español. Las matriculaciones de vehículos Audi equipados con el sistema de tracción quattro fue de 10.798 unidades en el pasado año, lo que sitúa de nuevo a la marca en cabeza y con una notable ventaja sobre su más inmediato perseguidor.

Redacción

Whatsapp
Uno de cada cinco modelos Audi matriculados en España está equipado con tracción quattro.

Uno de cada cinco modelos Audi matriculados en España está equipado con tracción quattro.

Si hay un fabricante de automóviles al que no se le pueda negar su apuesta por la tracción a

las cuatro ruedas ese es, sin duda, Audi. Vio mucho antes que sus competidores las enormes

posibilidades que esta tecnología podía ofrecer, no sólo para los vehículos todoterreno, que

eran los que la utilizaban desde hacía tiempo, sino también para los turismos de cualquier

tamaño y potencia. La idea de producir un coche de cuatro ruedas motrices surgió en 1977

durante unos tests en Finlandia, donde el prototipo desarrollado por Audi sobre la base del

todoterreno Iltis mostró sus grandes habilidades en terreno deslizante. Así nació, en 1980,

el Audi quattro, un coche que en aquellos momentos estaba un escalón por encima del resto

en cuanto a agarre en cualquier tipo de superficie y, por tanto, ofrecía un comportamiento

más seguro que los demás.

Y las consecuencias de aquella visión adelantada a su tiempo aún se dejan notar en nuestros

días. Ahora, cuando han pasado cuarenta años desde las primeras pruebas en territorio

nórdico, Audi sigue teniendo el reconocimiento del público como líder en esta tecnología de

las cuatro ruedas motrices, como lo atestiguan sus ventas de este tipo de vehículos un

ejercicio tras otro.

En 2016 Audi ha vuelto a colocarse en cabeza del mercado español de coches con tracción

integral, al matricular 10.798 unidades de versiones quattro. La diferencia con los

siguientes del ranking es abrumadora, pues la marca que ocupa el segundo puesto alcanzó

unas ventas de 8.961 coches de cuatro ruedas motrices, es decir, 1.835 menos que la firma

de Ingolstadt, mientras que el fabricante en tercera posición se queda en 8.632 unidades,

lo que significa estar un 25,1% por debajo del líder.

 

Audi tiene versiones quattro en todas las familias que integran su gama, desde el pequeño

A1 a la lujosa berlina A8, pasando por las variantes Q. En el caso de los A8, R8, Q7 y la

familia de modelos deportivos S y RS, que forman la cúspide de la numerosa oferta de

productos Audi, la totalidad de las ventas va asociada a la tracción quattro, pues es la única

que se monta en estos coches de altas prestaciones. Del resto de la gama, los más

demandados en versiones de cuatro ruedas motrices son, por este orden, el Audi Q5 (con

3.526 unidades quattro matriculadas), el Audi Q3 (3.002 unidades) y el Audi A4 (884

unidades).

Historia: un repaso a la tracción quattro

Aunque el primer Audi quattro inició su comercialización a comienzos de la década de los

ochenta, la primera gran revolución se produjo en el ámbito de la competición. Aquel Audi

quattro, en su versión de batalla larga, debutó en el Rallye de Montecarlo de 1981, con el

finlandés Hannu Mikkola al volante, y dejó asombrados a todos los equipos. Su tracción a las

cuatro ruedas se mostró imbatible en aquellos años, lo que sirvió para conquistar cuatro

títulos mundiales en poco tiempo, dos de constructores y dos de pilotos. Luego hubo

diferentes evoluciones del modelo, entre ellas el Sport S1 que, con las modificaciones

necesarias, ganó cuatro veces consecutivas la famosa subida americana a Pikes Peak.

Tras demostrar su eficacia en carretera, la tecnología quattro se trasladó a los circuitos. En

1988 Walter Röhrl y Hans Stuck obtuvieron varias victorias en el popular campeonato

norteamericano Trans-Am al volante de un Audi 200 quattro y lograron el título para la

marca. Más recientemente, en 2012, Audi vuelve a ser pionera con la inscripción de un

prototipo de tracción a las cuatro ruedas en las 24 Horas de Le Mans, consiguiendo la

victoria ese año y los dos siguientes.

Todos estos logros en las disciplinas automovilísticas más exigentes han servido para ir

perfeccionando de forma continua el sistema de tracción quattro. Su última evolución, la

tracción quattro con tecnología ultra, se estrenó el pasado año en el Audi A4 allroad y la

incorporan ya la mayoría de los nuevos Q5. Por primera vez permite la desconexión

automática de la tracción trasera en circunstancias favorables y funciona de forma

predictiva, es decir, antes de que la situación de conducción lo requiera, el coche vuelve a

tener tracción integral. De esta forma se consigue un ahorro en el consumo de combustible

en torno a 0,3 litros por cada 100 kilómetros recorridos, manteniendo la misma seguridad

que siempre ha caracterizado al sistema quattro de Audi.

Temas

  • MOTOR

Lea También