Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Beth: 'La autenticidad llega, la copia cansa'

Entrevista a la cantante, que actúa este domingo en Alcover
Whatsapp
Imagen promocional de la cantante catalana  Foto: Cedida

Imagen promocional de la cantante catalana Foto: Cedida

- Muchos la conocen gracias a su paso por Operación Triunfo. ¿Si pudiese tirar el tiempo atrás, volvería a presentarse al concurso?

- ¡Por supuesto! Fue una decisión súper acertada, en el momento justo y lugar adequado. Que me escogiesen entre 80.000 personas fue brutal. Además, recuerdo con mucho cariño los cuatro meses que estuve dentro de la academia. Aprendí muchísimo y conocí gente fantástica. El paso por Operación Triunfo me cambió la vida y me abrió muchas puertas. Desde entonces me he podido dedicar exclusivamente a lo que me gusta, esto es un privilegio.

 

- ¿Qué cree que aprendió en Operación Triunfo?

- Tengo un muy buen recuerdo. Hacíamos 8 horas de clase al día, ésta era una situación nueva para mí y me ayudó a autoconocerme más. A nivel de técnica vocal aprendí a controlar mi propia voz, técnicas para proteger las cuerdas vocales, etc. También hacíamos clases de interpretación y un poco de todo. Tengo que decir que siempre éramos disciplinados, aunque no estuvieran las cámaras delante.

 

- ¿Cree que su paso por el programa le ha perjudicado a la hora de enfrentarse al mundo discográfico?

- No, al contrario. Cuando salíamos del concurso gozábamos de una serie de privilegios que mucha gente que no ha estado en televisión no tiene. La industria televisiva tiene un poder brutal y me ayudó a vender muchísimos discos. Mi primer disco entró directamente en el número 1 de la lista de álbumes de toda España. Sin el concurso, todo esto no hubiera sido posible.

 

- Ha cantado en inglés, castellano y catalán. ¿Con que idioma se siente más cómoda?

-Me encanta cantar en inglés. Además, la mayoría de mis referentes cantan en inglés. Sin embargo, he de reconocer que ahora tengo ganas de sacar un disco en castellano.

 

- ¿Compone música por gusto o para ganarse la vida?

- Por gusto. Ni de lejos me gano la vida con las canciones que escribo. Las liquidaciones de SGAE son ridículas. Compongo porqué me gusta y la gente lo agradece. La sensación de cantar y hacer llegar al público la letra que he escrito es preciosa, no lo cambio por nada.

 

- En su último disco, llamado «Família», muestra su cara más íntima. ¿Había imaginado nunca mostrar la Beth más personal?

- Años atrás era impensable. No me gustaba exponerme tanto porqué la persecución mediática de los paparazis era bestial. Ahora me siento muy cerca de la gente que me sigue. Por este motivo, no tengo reparo en mostrarme como soy y abrir mis sentimientos.

 

- ¿Tener una hija le ha cambiado la vida?

- ¡Sin duda alguna! Es un paso importantísimo y un cambio muy «heavy» en el día a día. Mis prioridades han cambiado, pero a pesar de todo, creo que está bien mantener algunas costumbres. Intento no olvidarme de la persona que era antes de ser madre.

 

- ¿Por qué se ha alejado de Barcelona y se ha mudado al Bages?

- Barcelona es mi ciudad preferida, la adoro, me encanta. Pero me he criado en un pueblo y siempre he pensado que para los niños es mejor crecer aquí.

 

- Cuando va por la calle la gente le debe pedir fotografías, autógrafos, etc. ¿Le gustaría ser anónima?

- Hay momentos de todo. Por suerte, a nivel de fama no tiene nada que ver con el de hace unos años. Además, el agobio de la gente tampoco es el mismo. Ahora soy feliz y me gusta que lo que hago llegue a la gente y me lo haga saber, siempre con respeto. En definitiva, podríamos decir que no soy muy amante de la fama.

 

- Por último, ¿qué consejo daría a los jóvenes que se inician en este mundo?

- Que luchen a muerte por lo que quieren, que no se rindan y, sobre todo, que se escuchen a ellos mismos para ver realmente quién son y donde quieren llegar. Este mundo es muy difícil, hay mucha competencia. La autenticidad llega, la copia cansa.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También