'Bien planteadas, las dietas vegana y vegetariana son válidas hasta para un bebé'

Yolanda Anfrons (Dietista i blogger). En su blog www.conesedesalud.com ha colgado más de 200 platos originales y sanos para controlar la dieta de uno y la de los hijos. Además dirige talleres de cocina para grandes y pequeños. El próximo será el jueves en la Casa Joan Miret de TGN.

Pablo Latorre

Whatsapp
Yolanda reivindica un menú igual para adultos y niños. cedida

Yolanda reivindica un menú igual para adultos y niños. cedida

- ¿Dónde nos equivocamos a la hora de dar de merendar?

- El principal inconveniente es que abusamos de los productos procesados. Es lógico que tengamos un ritmo de vida acelerado, pero tenemos que vigilar cuánta mezcla de grasas y azúcares ingerimos de los productos procesados.

-Entonces, ¿qué podemos darles?

- Hay que procurar ofrecerles nutrientes, como proteínas, vitaminas, fibra... Probar de darles aguacate y pan, atún, huevo duro, fruta, etc. Da la sensación que a día de hoy comen poco de todo esto.

-Pero no es fácil que les guste.

- Con eso me encontré cuando empecé #eldesayunodemaria. Intenté ser original y compartir con sus Dinosaurios, aquello que yo quiero que coma. Eso sí, haciéndolo atractivo a la vista con tuppers y bolsitas vistosas. Igual que cuando los adultos vamos a restaurantes, que nos lo ponen bonito en el plato.

- ¿La dieta de los adultos debe ser distinta a la de los niños?

- No, debería ser la misma. A veces pensamos que los niños deben comer diferente o que nos les gustará. Y no. Habría que reivindicar un menú único para todos, rico en fruta y verdura y lleno de alimentos y no productos.

- Por ejemplo...

- Imagina un iogur. Hay 50 variedades cuando vamos a comprar y a veces cogemos los de sabor a frutas pensando por el bien de nuestros hijos. Ese de frutas está muy procesado. Sería mejor coger uno natural, que ya es un alimento en sí, y añadirle fresas. En resumen, más mercado y menos supermercado.

- ¿Los niños pueden seguir una dieta vegana?

- Si está bien planteada, es válida hasta para un bebé. Cuando decidimos restringir un alimento, debemos saber qué ponemos a cambio. A falta de carne, hay que comer más legumbre, frutos secos, soja...

- Entonces, debemos vigilar con las modas.

- Debemos empezar por impulsar la educación nutricional. Si aprendemos por que algo no es bueno, lo quitaremos de la dieta. No necesitamos menús extraños, sino sanear la compra y preparar cosas sencillas.

Temas

  • NALTROS

Lea También