Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Bosch hace posible la frenada automática de emergencia mediante el uso de un único sensor de vídeo

La cámara de vídeo en estéreo comienza a fabricarse en serie. Se incorpora como equipo de serie en el nuevo Land Rover Discovery Sport.
Whatsapp
Cumple con el estándar de seguridad ASIL B, según la norma ISO 26262.

Cumple con el estándar de seguridad ASIL B, según la norma ISO 26262.

Los sistemas de frenado de emergencia se encuentran entre los sistemas de asistencia al conductor más eficaces. Sólo en Alemania, hasta el 72 por ciento de todas las colisiones por alcance que acaban con lesiones personales podrían haberse evitado si todos los vehículos hubieran estado equipados con estos sistemas de asistencia. Ahora, Bosch ha desarrollado una cámara de vídeo estéreo que hace posible un sistema de frenado de emergencia basándose únicamente en los datos procedentes de ésta. Normalmente, hasta ahora, para un frenado automático de emergencia se neceistaba un sensor de radar o una combinación de sensores de radar y de vídeo. “La cámara de vídeo estéreo de Bosch es una solución de un solo sensor que hace que varias funciones de asistencia resulten asequibles para todas las clases de vehículos”, comenta Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch. Land Rover ofrece la cámara de vídeo estéreo junto con el sistema de frenado de emergencia de Bosch, como equipamiento de serie, en su nuevo modelo Discovery Sport. Este sistema ha sido desarrollado gracias a una intensa y estrecha colaboración entre Bosch y Land Rover.

Cuando la cámara reconoce a otro vehículo que circula por delante en el mismo carril como una obstrucción, el sistema de frenado de emergencia se prepara para entrar en acción. Si el conductor no reacciona, el sistema inicia una frenada a fondo. El Discovery Sport demostró la eficacia de esta función en un test Euro NCAP en el que fue calificado como “buena” en las categorías de pruebas en ciudad e interurbanas. En general, el Discovery Sport pasó la prueba con cinco estrellas y consiguió uno de los mejores resultados en la categoría “Safety Assist” para el año 2014. Para obtener una puntuación superior de Euro NCAP a partir de 2016, los vehículos deberán estar equipados además con un sistema predictivo de protección para peatones. Algo que también puede realizarse tomando como base la cámara de vídeo estéreo de Bosch. El Discovery Sport ha sido también galardonado en el Reino Unido con el What Car? ‘Car of the Year Safety Award 2015’.

Elemento importante para la conducción automatizada

Además del sistema de frenado de emergencia, el nuevo Land Rover Discovery Sport ofrece otras funciones de asistencia al conductor, algunas de los cuales se basan también en la cámara de vídeo estéreo de Bosch. Una de ellas es el reconocimiento automático de las señales de tráfico, lo que mantiene al conductor informado en todo momento sobre el límite de velocidad. Otra, es el sistema de alerta de cambio involuntario de carril que produce una vibración en el volante del Discovery Sport para alertar así a los conductores antes de que abandonen involuntariamente el carril por el que circulan.

La cámara de vídeo estéreo de Bosch establece nuevos estándares técnicos. Con sus lentes de muy alta sensibilidad y sus sensores de vídeo, la cámara cubre un campo de visión horizontal de 50 grados y puede tomar mediciones en 3D a una distancia de más de 50 metros. Gracias a estas mediciones espaciales, la señal de vídeo proporciona por sí sola datos suficientes para calcular, por ejemplo, la distancia a los vehículos que circulan por delante. “La cámara de vídeo estéreo de Bosch y su capacidad de generar imágenes en 3D son también un elemento importante para la conducción automatizada”, dice Hoheisel. Su par de sensores de vídeo de muy alta sensibilidad están equipados con reconocimiento de colores y tecnología CMOS (semiconductor complementario de óxido metálico). Tienen una resolución de 1.280 por 960 píxeles y pueden procesar también imágenes de alto contraste. El microprocesador de alto rendimiento de la cámara de vídeo posibilita la integración de otros programas y funciones de medición y poder adaptarse así, de forma flexible, a las necesidades del mercado.

La cámara de vídeo estéreo más pequeña actualmente en el mercado

Una de las mayores ventajas que ofrece la cámara de vídeo estéreo de Bosch es su diseño compacto. La distancia entre los ejes ópticos de las lentes es de tan sólo 12 cm, haciendo de este sistema, actualmente, el más pequeño de su clase en el campo de las aplicaciones para el sector de automoción. Lo que es más, los desarrolladores de Bosch han integrado la unidad de control para el procesamiento digital de las imágenes y la función de control directamente en la carcasa de la cámara, lo que significa que los fabricantes de vehículos pueden integrar con suma facilidad la cámara en el espejo retrovisor, reduciendo de esta forma sólo mínimamente el campo de visión.

“Estamos orgullosos de afirmar que Bosch ha desarrollado toda la cámara de vídeo estéreo en casa de principio a fin", dice Hoheisel. Como resultado de ello, todos los componentes, desde el hardware y el software de procesamiento de imágenes hasta las funciones, han sido diseñados para trabajar de forma conjunta sin el menor problema. La cámara de vídeo Bosch también cumple con los estrictos requerimientos de seguridad ASIL B –análisis de situaciones que representan un riesgo potencial en base a sus probabilidades de ocurrencia, controlabilidad por parte del conductor y severidad–, de acuerdo con la norma ISO 26262, sobre frenado de emergencia relativo a la seguridad. Además, los fabricantes de automóviles pueden adecuar de forma flexible, las funciones de la cámara, según sus preferencias.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También