Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Camiones contraincendios Magirus Dragonx6 para el aeropuerto de Palma

El Aeropuerto de Palma de Mallorca pone en servicio los primeros camiones contraincendios Magirus Dragonx6 de la nueva generación que llegan a España.
Whatsapp
Camiones contraincendios Magirus Dragonx6.

Camiones contraincendios Magirus Dragonx6.

Son tres unidades de este innovador vehículo que, con dos motores diésel, desarrolla una potencia conjunta de 1.120 caballos y acelera de 0 a 80 km/h en 18 segundos.

Cuentan con un cañón en el techo de la cabina capaz de lanzar hasta 6.000 litros de agua o espuma por minuto a una distancia de 90 metros, y otro en el paragolpes frontal que puede lanzar 2.000 litros por minuto de agua y espuma a una distancia de 45 metros.

Magirus, la marca de vehículos contraincendios y protección civil del grupo CNH Industrial, ha entregado al aeropuerto de Palma de Mallorca tres unidades del innovador camión Dragonx6, que están ya operativas. Son las primeras unidades que llegan a España de la nueva generación de este vehículo, diseñado y fabricado específicamente para recintos aeroportuarios. Con la incorporación de estos nuevos vehículos el aeropuerto mallorquín aumenta la seguridad y la capacidad de respuesta ante una emergencia.

Los Magirus Dragonx6 adquiridos por AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea) tienen una MMA (Masa Máxima Admisible) de 39 toneladas, tres ejes y unas dimensiones de 11,5 metros de largo, 3 de ancho y 3,9 de alto, que le garantizan la máxima estabilidad en los giros a alta velocidad y un ángulo de vuelco de 30º. Tanto el eje delantero como los traseros tienen un ancho de vía de 2,52 metros.

Los vehículos están equipados con dos motores Iveco TEP (Twin Engine Powerpack), conectados a través de una caja sumatoria y controlados electrónicamente, que alcanzan una potencia conjunta de 1.120 caballos y consiguen que los vehículos, a pesar de sus dimensiones y peso, tengan una aceleración de 0 a 80 km/h en tan solo 18 segundos. La velocidad máxima está limitada a 115 km/h. Estos nuevos vehículos pueden llegar a cualquier punto de las pistas del aeropuerto de Palma de Mallorca en menos de tres minutos.

Incorporan dos cajas de cambios automáticas Allison de 5 velocidades con convertidor de par y ralentizador hidráulico. Las suspensiones delanteras y traseras son de muelles helicoidales, independientes para cada rueda. Calzan neumáticos Michelin de 25” y frenos de disco en todos los ejes, con sistema de frenado electrónico EBS y ABS (antibloqueo), además incluyen freno motor automático.

En términos de maniobrabilidad pueden tomar una curva de 30 metros de radio a unos 30 km/h sin riesgo de vuelco, a lo que suman unas características todoterreno con ángulos de ataque y salida de 30º, lo que garantiza una conducción eficiente y segura en cualquier tipo de terreno y situación, un dato especialmente importante en un vehículo de asistencia rápida, que debe llegar en escasos minutos al lugar indicado y circular cargado con más de 11.500 litros de material antiincendios.

La cabina de los nuevos Dragonx6 de AENA está fabricada en aluminio, configurada con capacidad para tres ocupantes y dotada de aire acondicionado. El habitáculo tiene una altura interior de 1,7 metros, lo que permite al personal moverse con la máxima comodidad y rapidez. La superficie acristalada total es de unos 20 metros cuadrados. Se accede a través de dos grandes puertas, a ambos lados, con unas dimensiones de 2,3 metros de alto por 0,95 de ancho.

Todas las unidades cuentan con un equipamiento de última generación, adaptado para la extinción de incendios y operaciones de emergencia en instalaciones aeroportuarias, que permite responder con la máxima rapidez y eficiencia a cualquier tipo de incidente. Incorporan un depósito de agua de 10.000 litros y otro de espuma de 1.200, ambos fabricados en fibra de vidrio reforzada. Además, incluyen un depósito de polvo para incendios eléctricos, que está fabricado en acero y puede almacenar hasta 250 kilos.

Los Magirus Dragonx6 cuentan con un cañón en el techo de la cabina capaz de lanzar hasta 6.000 litros por minuto de agua a una distancia de 90 metros o espuma, y otro en el paragolpes frontal que puede lanzar 2.000 litros por minuto de agua y espuma a una distancia de 45 metros.

El sistema pump and roll permite que los cañones seleccionen un caudal de agua específico, independientemente de la velocidad del vehículo. En caso de necesidad, uno de los motores conecta la bomba de impulsión para que el cañón pueda expulsar agua a la máxima potencia. Además dispone de diferentes mangueras, una específica para polvo químico con un caudal de 1,5 kilos por segundo.

Al lado de los cañones llevan puntos de luz que facilitan los trabajos nocturnos, y algunos vehículos disponen de una cámara térmica de infrarrojos, con pantalla en el interior, que permite identificar en condiciones de baja visibilidad si hay personas u obstáculos en el entorno.

Esta nueva operación confirma la apuesta de AENA por la innovadora tecnología de la división de vehículos contraincendios de CNH Industrial. En 2010 el gestor aeroportuario ya había dotado a varios aeropuertos de la Península y de Canarias con 15 unidades Magirus Dragon de la primera generación que, como la actual, se produce en la fábrica que el grupo CNH Industrial tiene en Brescia (Italia).

Las primeras versiones del modelo Dragon se lanzaron al mercado en 1990. La segunda generación se presentó en la prestigiosa feria alemana Intershutz en 2010 y se ofrece en versiones 8x8, 6x6 y 4x4. Iveco Magirus ha entregado ya más de 300 unidades de este modelo a diferentes aeropuertos de todo el mundo.

Magirus, fundada en Ulm (Alemania) en 1864 y adquirida en 1975 por Iveco, está integrada actualmente en el grupo CNH Industrial. Desarrolla y fabrica vehículos y tecnologías innovadoras para la extinción de incendios. Tras el traslado de toda la producción de camiones pesados Stralis a la fábrica de Madrid, la planta de Ulm se ha convertido en el centro de excelencia de vehículos contraincendios a nivel mundial, con una capacidad de producción de 1.000 autobombas al año y 200 camiones escaleras, lo que la convierte en la más grande del mundo

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También