Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Carles Marqués-Marcet: 'El amor se debe luchar'

Entrevista al cineasta barcelonés

Carla Pomerol

Whatsapp
El Festival REC de Tarragona proyectará hoy a las 20h en el Auditori Caixa Fòrum el film ´10.000 km´. Foto: Cedida

El Festival REC de Tarragona proyectará hoy a las 20h en el Auditori Caixa Fòrum el film ´10.000 km´. Foto: Cedida

-¿Qué quiere mostrar con la película ‘10.000 km’?

- Las películas no sirven para enviar mensajes; sirven para compartir experiencias y sugerir emociones.

 

-¿Es fácil mantener una historia de amor a distancia?

- No lo es. En 10.000 km, una pareja que se ama profundamente, toma la decisión de vivir separados por cuestiones vitales. La intención de la película es intentar retratar estas dificultades y ver cómo se van superando. Es una batalla entre el amor y las circunstancias.

 

-¿Usted ha vivido alguna experiencia parecida?

- Sí, parecida pero no la misma. Hoy en día casi todos hemos pasado por esto. La película 10.000 km no es estrictamente autobiográfica, aunque parte de una experiencia que conozco de cerca.

 

-¿Cómo define una bonita historia de amor?

- La mejor historia de amor es la que no se cuenta, la que sucede en tiempos difíciles y en la que se debe luchar. Es en los momentos complicados donde debemos construir y hacer un papel activo para que el amor sobreviva.

 

-¿Por qué escogió a Natalia Tena y a David Verdaguer para protagonizar su film?

- A David lo encontramos de casualidad en un vídeo de Internet. Tiene un sentido del humor muy fino, y lo utiliza para protegerse. David es un actor capaz de ser muy vulnerable, y esta vulnerabilidad era básica para transmitir el personaje. Natalia, por su lado, desprende mucha energía; es un personaje que habla poco y con sus ojos lo dice todo. Natalia tiene esta fuerza interior.

 

-¿Por qué el título es ‘10.000 km’?

- Porque es la distancia entre Barcelona y Los Ángeles, las ciudades donde se encuentran los protagonistas.

 

-¿Por dónde ha viajado el film?

- Por festivales de todo el mundo y en salas comerciales de al menos 15 países, como por ejemplo Estados Unidos, Francia, Grecia, Polonia, Holanda y Latinoamérica.

 

-¿A quién va dirigida ‘10.000 km’?

- Los directores intentamos llegar a todo el público. Pero lo cierto es que hay muchos jóvenes que pueden sentirse identificados con esta historia, ya que han tenido que marcharse a otro país a buscar trabajo. También es curioso sentir cómo padres y abuelos llegan a entender la situación de sus hijos y nietos a través de este film.

 

-¿Cuál es el papel del cine en su vida?

- Es mi trabajo, pero también es mi forma de vida.

 

-¿Usted es director, guionista o montador?

- Soy un poco de todo. Me gusta mucho el concepto de filmmaker. La traducción sería cineasta, es decir, el que hace películas desde distintas posiciones.

 

-¿Cuándo y cómo empieza a interesarse por el mundo del cine?

- Siempre he ido al cine con mi familia. Cuando llegué a la adolescencia, el cine me permitió encontrar respuestas de la vida. El cine ha sido un proceso de crecimiento personal.

 

- ¿Cuál ha sido el mejor momento de esta aventura?

- Esos momentos de rodaje en los que ocurre alguna cosa inesperada, y todo acaba siendo mejor de lo imaginado. Son momentos muy especiales.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También