Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Carlos Aguilera: 'Cada vez es más complicado sorprender y hacer reír a la gente'

Entrevista al cómico madrileño que actuará en el pub Moss de L'Hospitalet de l'Infant
Whatsapp
El monologuista madrileño Carlos Aguilera llevará esta noche su nuevo show a L´Hospitalet de l´Infant.  Foto: CEDIDA

El monologuista madrileño Carlos Aguilera llevará esta noche su nuevo show a L´Hospitalet de l´Infant. Foto: CEDIDA

- Usted fue contable en una gran multinacional.

- Fue hace doce o trece años, igual el plan general contable ya ha cambiado.

- Cambió de oficio para meterse a cómico. ¿Se considera una personas graciosa?

- Dicen que soy muy serio. Pero a mí la seriedad me funciona.

- ¿Cuáles son los temas más recurrentes que trata en sus monólogos?

- Cosas cotidianas del día a día. Ahora están muy de moda los temas de las nuevas tecnologías, smartphones, WhatsApp, o de compartir coche, BlaBlaCar...

-¿Su público es mayoritariamente joven?

- Hay de todo. En algunos sitios el público es familiar, en otros son más jovencitos... Voy por todo tipo de sitios y me encuentro de todo.

-¿Es fácil hacer reír?

- No es nada fácil, sobre todo cuando la gente no te conoce. Estamos llegando a un punto en el que hay mucha comedia, muchos monologuistas, y el público sabe diferenciar lo que es nuevo y original. Cada vez es más complicado sorprender a la gente. Hay que buscar temas más recurrentes y originales.

-¿Por ejemplo?

- Muchos cómicos hablan de lo mismo y lo que funciona es dar una vuelta de tuerca. Si hablas de tu madre hay que ser original y no contar las mismas anécdotas que cuentan todos.

- ¿Cómo reacciona cuando el público no se ríe con alguno de sus ‘gags’?

- Improviso y busco otro tema que pueda encajar más en ese momento. Alguna vez me ha pasado. Es imposible hacer reír a todo el mundo porque no se puede gustar a todo el mundo.

- ¿Tiene miedo a esos momentos?

- Miedo no, respeto.

- ¿Cómo prepara sus monólogos?

- Me gusta ir a escribir a una cafetería o a un parque. Me llevo un cuaderno y el ordenador portátil y viendo las cosas que pasan por la calle siempre me viene alguna idea o gag nuevo. Es más fácil inspirarse en la calle que en casa.

- Su oficio tiene mucho de observador.

- Es el tipo de humor que más me gusta. Obervando se puede analizar la realidad del día a día y dar un punto de vista propio y personal a la cosas cotidianas.

- ¿Qué tipo de humorista se considera?

- Observacional. Analizo lo que pasa en el día a día, las nuevas tecnologías, ir al médico, de compras... y le doy una vuelta.

- Y lo envuelve en su personaje de tipo serio.

- Cada cómico se crea su personaje con una personalidad propia. Si todos fuéramos iguales no tendríamos gracia. Yo tengo un personaje más serio y a otros les funciona el del típico andaluz gracioso.

- ¿Se está produciendo un ‘boom’ de monologuistas?

- Lo del boom lo llevo escuchando desde que empecé hace diez o doce años, así que no creo que sea de ahora. Lo que quizá ocurre es que la crisis ha provocado que la gente necesite desconectar y reírse aún más.

- ¿La crisis es una fuente de inspiración?

- En mis monólogos hay alguna cosa relacionada con la crisis.

- Este noche vuelve a L’Hospitalet de l’Infant.

- He renovado mi espectáculo con cosas nuevas, pero también recordaré algunos de mis grandes éxitos.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También