Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Celebra el Día del Padre con un "te quiero, papá"

Nadie ha dicho que la paternidad sea fácil. Aprovechemos la celebración del próximo domingo 19 de marzo para agradecerle su apoyo y cariño incondicional

Silvia Fornós

Whatsapp
Celebra el Día del Padre con un

Celebra el Día del Padre con un "te quiero, papá"

¿Quién nos ayudó a montar en bici?, ¿Quién nos enseñó a dar los primeros ‘toques’ a una pelota?, ¿Con quién pasamos infinitas horas mirando dibujos animados un domingo por la mañana? Con él. El Día del Padre se celebrará el próximo domingo 19 de marzo. Es la excusa para volver la vista atrás y agradecer todo lo que nuestro padre hace por nosotros. Una fecha especial para devolver en forma de palabras, abrazos y besos el esfuerzo, el apoyo y la estima que recibimos cada día. Los padres del mundo se dejan querer y mimar por sus hijos en este día tan especial. Nadie ha dicho que la paternidad sea fácil. Además el modelo ha cambiado mucho en las últimas décadas. «Los padres cada vez se implican más en la crianza de los niños. Un hecho positivo porque se transmite un nuevo modelo a los hijos», destaca Blanca Puyo, psicóloga en Psicomedsalud, centro de Psicología y Psiquiatría de Tarragona, y miembro de Top Doctors.

La psicóloga reusense Olivia Sacristán añade que actualmente «la crianza se ve como algo compartido donde los dos roles, materno y paterno, tienen la misma importancia, aunque sigan desempeñando roles diferentes, se espera mucha más presencia, implicación y ayuda del padre en la educación de los hijos».

¿Cómo se aprende a ser padre? El instinto es el motor principal. «Las personas básicamente repetimos modelos aprendidos. Por este motivo resulta importante el autoconocimiento, para reconocer nuestras carencias y poderlas compensar de manera consciente de cara a aquello que les transmitimos a los niños», afirma Olivia Sacristán, y nos recuerda que «todos actuamos por instinto, que está conformado por la genética y las conductas y modelos que a nuestra vez hemos recibido y observado de pequeños».

Demostrarle que es importante

La paternidad acarrea muchas responsabilidades. A los hijos nos cuesta aceptar un ‘no’ por respuesta, cuando con cinco años reclamábamos un juguete o con la mayoría de edad rogábamos que nos dejase salir por la noche con nuestros amigos.

En el Día del Padre nos corresponde agradecer y demostrar que tenemos en cuenta la figura del progenitor. «Si un padre ha estado presente en la crianza, no hará falta recordar a los hijos su importancia. Sabrán que pueden contar con él para explicarle cualquier dificultad, jugar y hablar de cualquier aspecto de la vida. Será un padre confidente y también divertido», afirma Blanca Puyo.

La esencia del Día del Padre es que progenitor e hijo o hija compartamos la jornada, disfrutemos de un buen rato divirtiéndonos y huyamos de la rutina diaria. El 19 de marzo también se celebra San José y en muchos hogares es motivo de doble celebración. «En mi casa el Día del Padre coincide con el santo de mi padre, así que aprovechamos la celebración para pasarla en familia», explica Anna, una reusense de 27 años.

Imma y Patri pasean por el centro de la capital del Baix Camp. Aseguran que «no nos hace falta un fecha especial para hacer un regalo. Un padre lo es todos los días del año y en cualquier momento se puede tener un detalle con él».

Educación y afecto

¿Qué se espera de un padre? Que desde el minuto cero esté presente. «Será el modelo a seguir para los hijos», afirma Blanca Puyo, y recuerda que «este modelo se transmite tanto por genética como a través de los valores sociales. Comprensivo, cercano y que se implique en la crianza. Está cambiando el modelo de padre y es el camino que tenemos que seguir».

¿Y qué se espera de un hijo? Que entendamos que ser padre no es fácil y el afecto y el cariño tienen que ser recíprocos. La experta recuerda que en el caso de padres separados o divorciados, con custodia compartida de los hijos, «es importante que el padre no sea una figura sólo de fin de semana. Ha de poder disfrutar de las mismas oportunidades que la madre y tener la misma implicación». El Día del Padre es especial para todos. Pero más para aquellos que disfrutan de esta fecha por primera vez con su bebé recién nacido en sus brazos. «A los padres primerizos lo que más les preocupa es el desarrollo de sus hijos. Se cuestionan si lo están criando bien. En sus manos está protegerles, quererles y darles afecto», afirma la psicóloga Blanca Puyo.

El lugar de un padre es muy importante en la vida de un hijo. «Cuando un padre pone límites no significa que no quiera a su hijo. Todo lo contrario», destaca la psicóloga, y añade que «es importante que el padre y la madre se complementen en la educación de los hijos». Los hijos crecen rápido. Y cuando te quieres dar cuenta ya tienen su propia familia y nosotros nos convertimos en abuelos. Por muy rápido que pasen los años nunca es tarde para ser un buen padre y tampoco para ser un buen hijo.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También