Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cinco razones para tener sentido del humor y que tu salud agradecerá

Reír a carcajadas es el antídoto perfecto contra la tensión, el estrés y la energía negativa. Conseguimos un mejor bienestar físico y mental

Silvia Fornós

Whatsapp
Cinco razones para tener sentido del humor y que tu salud agradecerá

Cinco razones para tener sentido del humor y que tu salud agradecerá

Somriurem quan tot falli. Abraçarem el temps junts quan el món s’encalli. Somriurem quan tot falli. Guardo una vida a cada instant. Así empieza la canción ‘Somriurem’ del àlbum ‘El cor de la terra’ de Txarango.

La vida es demasiado corta como para fruncir el ceño todo el día. «Las personas con mal humor están tensas, respiran de forma superficial y de cualquier situación amplifican los puntos de vista negativos», detalla la psicóloga, psicoterapeuta y sexóloga Sònia Navarro.

1. Ayuda a liberar tensiones. «Cuando reímos a carcajadas, de forma involuntaria, movemos todos los músculos del diafragma», detalla la psicóloga. Lo que sentimos es un masaje interno que «nos ayuda a eliminar toda la energía negativa que acumula el cuerpo».

Alcanzaremos esta liberación riendo a carcajadas, pero también la conseguiremos si realizamos respiraciones profundas. «Cuando nuestra respiración es diafragmática o lloramos mucho también conseguimos este masaje interno que estimula la relajación del plexo solar», detalla Sònia Navarro.

2. Perspectiva. El sentido del humor nos ayuda a alejarnos de cualquier situación y a observarla con perspectiva y desde otros puntos de vista. «Nos permite ver el bosque y no quedarnos enganchados en las ramas de los árboles», asegura la psicoterapeuta.

¿Las personas con sentido del humor son más inteligentes?, ¿Tienen más intuición?, ¿Nos ayuda a sociabilizarnos? «Todos conocemos a personas con un sentido del humor que no acabamos de entender, nos parecen sarcásticas. Son personas con una gran agudeza mental», asegura la experta

3. Autocríticos. Reírse de uno mismo denota tener un sentido autocrítico importante. «Son personas fuertes de carácter y seguras. Se pueden reír de ellas mismas porque en el momento que lo hacen amplían el zoom de cada situación», asegura Sònia Navarro.

Liberados de tensiones y relajados. Reír a carcajadas nos recompone desde el interior. Conseguimos movilizar innumerables músculos. Pero reír no es lo mismo que sonreír. «En general reír se ríe poco. Aunque hay una actitud positiva, cuando sonríes sólo utilizas los músculos faciales. Es la risa a carcajadas la que nos proporciona muchos más beneficios», asegura Sònia Navarro.

4. Beneficios físicos. «Nuestra presión sanguínea baja, se liberan endorfinas, la capacidad pulmonar se amplía pasando de 6 litros de aire que es lo habitual a 12 litros de aire», destaca la psicóloga.

¿Convertir una energía negativa en positiva? El sentido del humor puede resultar una herramienta útil para canalizar sentimientos y emociones.

5. Sublimar. «A una persona agresiva el sentido del humor le permite sublimar la agresividad haciéndola socialmente aceptable mediante los chistes y bromas», detalla Sònia Navarro, y añade que «también hay personas caóticas que subliman con la pintura o la música».

Reír es el antídoto perfecto para sobrellevar cualquier adversidad. Es la clave para ver la vida desde otra perspectiva. Los niños son el ejemplo perfecto. «Ríen mucho de forma natural y continuada. A medida que crecemos reímos un 50% menos que en la infancia», asegura Sònia Navarro. ¿Y qué nos queda? Recuperar el espíritu infantil, porque compensa más tener sentido del humor.

Temas

  • NALTROS

Lea También