Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Comida informal en unos baños árabes de Tortosa

El restaurante Los Banys, abierto en un recinto histórico, es uno de los mejores lugares para tapear y tomar vino a copas en la ciudad

Andreu Caralt

Whatsapp
El propietario Gerard Geira, ayer el restaurante.

El propietario Gerard Geira, ayer el restaurante.

Paseando un domingo de 2008, Gerard Geira adivinó por la puerta cerrada de un edificio un local que Tortosa no había visto. El joven de 22 años se estaba especializando en el mundo de la ingeniería pero imaginó que aquel espacio podía albergar el restaurante que él quería para la ciudad «con buena comida, buenas tapas y servicio de vinos a copas».

Llamó al teléfono que colgaba junto a la puerta para pedir información sobre su alquiler. «Y cuando pudo ver  el local, con sus centenarias bóvedas de cañón me enamoré», cuenta. Así empezó la historia del restaurante Los Banys -escrito en ‘tortosí’-, uno de los referentes en la capital de las Terres de l’Ebre situado en un lugar impresionante, unos antiguos baños árabes del siglo XII. Su eslogan resume la filosofía del proyecto: ‘Tapas, copas y piedras’

Junto a su pareja elaboraron un proyecto y se lo presentaron a sus padres. La inversión era viable, se convencieron, en un momento en el que lo peor de la crisis aún no había llegado.

La inspiración de Los Banys era un restaurante de tapas detrás de la Catedral de Barcelona, donde ofrecían tapas todo el día.  «Con el tiempo nos convencimos de que en Tortosa no había costumbre de almorzar a base de tapas, así que ofrecimos menús y mantuvimos la apuesta de las tapas en horario vespertino», señala. Más allá de la tapas, los clientes también les pidieron raciones de mayor tamaño, «y otra vez dimos respuesta a esta demanda».
Abrieron durante las fiestas de la Cinta de Tortosa en 2008. «Fue un gran éxito, no había lugar en el restaurante ni para alzar la copa de vino». Los Banys se define como un restaurante de comida informal, desenfadada, con una presentación moderna pero sin perder los sabores clásicos. 

Ofrecen un menú diario de restaurante, un menú de tapas,  sugerencias y carta. Además de las tapas sueltas, raciones, vinos a copas y comida para clientela vegetariana. «El cliente puede venir a desayunar, a comer, a tomar tapas con los amigos, una copa de vino con una ración entre horas, a cenar...», resume el propietario.

Salen mucho los croquetas de albóndigas con queso de cabra,  los huevos con foie, las hamburguesas y los wraps. Entre los vinos, ganan los de la DO Terra Alta seguidos por los caldos de Ribera del Duero y de la Rioja.Su nutren de una clientela joven y de mediana edad, cuenta Geira, «de 30 a 60 años».
 

Conciertos y catas de vinos
A lo largo de esta década de funcionamiento han consolidado una extensa oferta de actividades complementarias, como los conciertos ‘a la fresca’ en el exterior del recinto, los conciertos de pequeño formato dentro del local, catas de vinos el primer jueves de cada mes, los vermuts electrónicos y la posibilidad de acoger exposiciones en las históricas paredes de piedra del antiguo recinto árabe. 

Una de sus curiosidades es su mobiliario, formado en un inicio exclusivamente por sillas y taburetes de metacrilato de la firma Kartell. Años después introdujeron sillas retro de madera adquiridas a anticuarios.

Originales del siglo XII

Los conocidos como Baños Nuevos de la ciudad de Tortosa parece que existían ya en el siglo XII y son de origen árabe, y es que la ciudad estuvo bajo dominio musulmán más de cuatro siglos. 

Hoy, el restaurante ocupa el espacio de dos de las antiguas cuatro naves de la gran instalación.  Para acondicionar el espacio tuvieron que sanear todo el recinto y realizar un tratamiento específico contra la humedad.

Pero a  pesar de su importancia no se incluye en la señalización turística de la ciudad. El libro  de Ramon Miravall ‘La Casa dels Banys Nous de la Ciutat de Tortosa’ (Diputació de Tarragona, 1982) detalla su historia.

Temas

Comentarios

Lea También