Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cómo escoger un anillo de compromiso

Cuando se va a comprar un anillo de compromiso lo primero que el comprador debe tener claro es el presupuesto que ha decidido invertir, ya que los precios de este tipo de joyas varían sensiblemente en función de los diseños y materiales empleados en su fabricación
Whatsapp
Foto: Clemenciaperis.com

Foto: Clemenciaperis.com

Cuando se va a comprar un anillo de compromiso lo primero que el comprador debe tener claro es el presupuesto que ha decidido invertir, ya que los precios de este tipo de joyas varían sensiblemente en función de los diseños y materiales empleados en su fabricación. Por lo general se hacen de oro, plata o platino, aunque se pueden hacer con multitud de aleaciones de metales. Se debe tener en cuenta el tipo de vida y actividad que tiene la persona que usará el anillo, ya que será preferible decantarse por un modelo más compacto si se trata de alguien aficionado a las actividades al aire libre para evitar que la pieza se enganche en la ropa, cabello, etc, y de un material más resistente a los golpes, como el platino o el titanio, mientras que si el anillo no se llevará siempre puesto o la persona destinada a lucirlo es aficionada a la moda podremos elegir un modelo más vistoso en oro amarillo o blanco con diamantes por ejemplo. En relación a esto, también será importante el tipo de engarce, que es la pieza que sujeta la piedra que hayamos elegido al anillo, y que puede adoptar diferentes formas que resultarán más o menos apropiadas dependiendo de la cantidad de uso que le demos.

Si nos hemos decidido por anillos de compromiso con uno o varios diamantes, será conveniente informarnos bien sobre el quilataje, color, claridad y corte de las piedras que, para los no expertos, puede parecer muy complicado. Por eso es fundamental elegir un buen joyero, que no tiene por qué ser el de precios más elevados, pero sí que nos ofrezca garantías sobre la pieza escogida y algún tipo de certificación oficial sobre los materiales empleados en la fabricación del anillo. Hoy en día podemos incluso hacerlo a través de internet, con la ventaja de poder mirar y remirar los diseños hasta decidirnos sin un vendedor encima que nos presione para comprar. Algunas de estas firmas nos ofrecen además la posibilidad de cambiar de talla e incluso de modelo si a nuestra pareja no le acaba de convencer el diseño, algo muy importante a tener en cuenta ya que esta joya es para toda la vida.

 

Temas

  • BODAS

Comentarios

Lea También