Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Con pantalón corto y peluca en Tarragona

Tarragona despedirá el año corriendo su Cursa Sant Silvestre más urbana

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
Con pantalón corto y peluca en Tarragona

Con pantalón corto y peluca en Tarragona

La comida del 31 de diciembre debe ser comedida. Nada de excesos. Algo ligero y con tiempo para hacer la digestión, que por la tarde hay carrera. Tarragona despedirá el año haciendo deporte. Al menos, aquellos que tomen parte en la 13ª Cursa Sant Silvestre. El tope de inscritos será 2.017. La prueba comenzará a las 17.15 horas, quince minutos antes de lo habitual para aprovechar más la luz del día e incentivar que haya más público. La salida y la meta volverán estar ubicadas en la Llotja de Pescadors. El recorrido, de 6,5 kilómetros, será más urbano que en ediciones anteriores, se adentrará más en la ciudad y acortará su paso por el tramo del faro.

«Es una manera de acabar el año relajado y en buena compañía: con familiares, amigos... Luego llegas a casa, te duchas y cenas tranquilo», explica Tomàs Biosca, presidente de Tarragona Fondistes, club organizador de la carrera. Cada vez es más habitual ver correr juntos a padres, hijos e incluso abuelos. El ambiente es distendido. El grupo disfrazado más numeroso y el más original se llevarán un jamón.

Los trofeos serán para los más rápidos porque, aunque la prueba es popular, tendrá ganadores. Eso sí, cada participante recibirá un bolsa-obsequio y un forro diseñado por Tarragona Fondistes. Las inscripciones cuestan 12 euros hasta hoy y 14 a partir de mañana. En el momento de apuntarse también se puede hacer una aportación solidaria para la Fundació Bonanit, que atiende a personas sin hogar.

Para participar en la Cursa Sant Silvestre no hace falta ser un súperatleta, pero sí llevar una cierta preparación previa para evitar percances. «Cualquier persona que haga deporte la puede completar sin problemas. Es una distancia asumible». En las primeras ediciones era más exigente al ser de 10 kilómetros.

Los atracones navideños, con tanta comida y cena familiar, tampoco tienen por qué ser un obstáculo, siempre que se combinen con entrenamientos. «Yo no tengo inconveniente en salir a correr el día de Navidad o el de Sant Esteve», asegura Biosca.

Con todo a punto, sólo falta elegir la ropa más adecuada para tomar la salida: «Cada uno que vaya como quiera: con pantalón corto, largo, mallas, camiseta de manga corta, larga, sudadera… Lo importante es que disfrute y se lo pase bien», concluye Biosca.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También