Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Coupé y todoterreno

Es el único modelo de su segmento que puede dotarse opcionalmente de suspensión neumática integral multicámara y amortiguación regulable con adaptación electrónica progresiva.

Redacción

Whatsapp
Perfecta combinación de elementos de diseño de dos mundos.

Perfecta combinación de elementos de diseño de dos mundos.

El Concept GLC Coupé causó sensación durante su presentación internacional en 2015 en Shanghái por su diseño dinámico y expresivo, que amalgama los rasgos característicos de un coupé con los patrones de diseño de los modelos SUV actuales.

Sólo un año después, esta promesa se ha convertido en realidad. Sin apenas modificar el showcar de referencia, el nuevo GLC Coupé traslada a la serie su mismo lenguaje de formas, con un contundente cuerpo básico y un habitáculo estilizado. Al mismo tiempo, el deportivo entre los SUV medianos de Mercedes-Benz cautiva por el nivel de seguridad inherente a la marca, por los sistemas avanzados de asistencia a la conducción y por su carácter marcadamente dinámico y deportivo.

El tren de rodaje deportivo de serie con una dirección deportiva más directa, el sistema DYNAMIC SELECT y la cadena cinemática con tracción integral permanente 4MATIC y cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC conjugan un soberbio confort de conducción con una agilidad sumamente deportiva. Como alternativa se ofrecen dos trenes de rodaje con amortiguación regulable progresiva: el nuevo DYNAMIC BODY CONTROL con suspensión mecánica y la conocida suspensión neumática multicámara AIR BODY CONTROL. Ambos equipos opcionales permiten acrecentar el dinamismo y el confort de conducción.

«El GLC Coupé ostenta el emblemático diseño de los coupés de Mercedes-Benz y simboliza la dualidad de la marca. Puede decirse que es ‘hot y cool’ al mismo tiempo», afirma Gorden Wagener, responsable de Diseño en Daimler AG. «Sus líneas claras y sensuales plasman a la perfección nuestra filosofía de diseño, transmitiendo un concepto muy actual del lujo.»

Con la mezcla de SUV multifunción y sugerente coupé se consigue un logrado equilibrio entre el plano emocional y el racional. El GLC Coupé resulta dinámico y compacto gracias a una longitud exterior de 4,73 metros, una altura de 1,60 metros y una batalla de 2,87 metros. Es decir, es casi ocho centímetros más largo y unos cuatro centímetros más bajo que el polifacético GLC, con el que comparte la arquitectura básica. La singularidad del GLC Coupé resulta de la parrilla de efecto diamante típicamente coupé, con una sola lama, y del nuevo techo de trazado descendente. Empezando por el montante delantero, más horizontal, la línea del techo dibuja una silueta baja y culmina en una zaga de coupé fluida y enérgica al mismo tiempo. En la parte trasera se puede prescindir de un limpialunetas. La corriente de aire se separa de la carrocería por detrás del perfil aerodinámico, evitándose así que el agua salpique la luneta.

El nuevo GLC Coupé está disponible en un total de ocho variantes. Los clientes pueden elegir entre cuatro motores diésel y cuatro de gasolina, entre ellos un híbrido enchufable y un altas prestaciones de AMG.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También