Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Cuando los números cobran vida, historias para contar

'Contes per no descomptar-se', de Urbano Lorenzo, incluye once relatos matemáticos

Iñaki Delaurens

Whatsapp
El autor del libro dibuja el triángulo de Hípaso de Metaponto, contemporáneo de Pitágoras. FOTO: Pere Ferré

El autor del libro dibuja el triángulo de Hípaso de Metaponto, contemporáneo de Pitágoras. FOTO: Pere Ferré

El 6 es un número que quiere remarcar su identidad propia. Se suele pensar que solo hay un 6, pero en realidad hay muchos y son diferentes. Los 6 puntos de un set de tenis, los 6 goles a tu eterno rival, el 6 que sacas cuando buscas un notable o los tres 6 seguidos del parchís que te envían de vuelta para casa. Pero nuestro 6 no se conforma con estar bien quiere ser un notable o un excelente y emprende un viaje al mundo de los números para acabar descubriendo, por una serie de hechos que no desvelaremos, que es un número perfecto.

Este es uno de los once relatos que se incluyen en Contes per no descomptar-se (Arola Editors). El libro lo ha escrito Urbano Lorenzo Seva, profesor de estadística y catedrático de la Universitat Rovira i Virgili en la facultad de Ciencias de la Educación y Psicología. Ante la dificultad que las matemáticas y los números sean atractivos por concebirse académicos, cerrados o estrictos, el autor busca mostrarlos desde un punto de vista más cercano y emocional. 

Avanza por el mundo de los números y también por nuestra historia. Desde los pitagóricos, cuando descubrieron la belleza de las matemáticas en su relación con la música; pasando por los teoremas de Tiles de Miletos; Hipatia, la primera mujer matemática; un asesinato con matemáticos involucrados y una solución matemática; hasta un incidente en un aula con estudiantes de diferentes disciplinas que tiene un contenido y una relación matemáticos. 

Se trata de un libro dirigido al público general, no solo para matemáticos: «Ahí ha estado el reto más complicado -dice Lorenzo-, captar la atención de un lector que no sea de matemáticas». En este sentido el autor construye sus relatos con los números como personajes. Habla del embarazo una pareja de números que se han casado: un 3 delicado (ella) con unas curvas sinuosas y atractivas, mientras que él es un elegante y estirado 7. 

«No es un libro de matemáticas. Es un libro que te acerca a las matemáticas y son unas matemáticas que te acercan a la literatura. Para un estudiante de ESO o bachillerato le puede ser de ayuda. Es una manera inteligente de acercarse a los números, de reflexionar a través de escenarios donde las matemáticas emocionan y eso es positivo», explica su autor.

Un aprendizaje interdisciplinar
«Llevamos las matemáticas dentro, pero nuestro sistema educativo te hace decidir si eres de letras o de ciencias. Entre dos cajas en las que si eres de matemáticas te hacen cerrar el libro de literatura y al revés. Pero se pueden encontrar soluciones interdisciplinares. Así se favorecería un aprendizaje interdisciplinar con una capacidad de generalizar más creativa. El libro permite leer mirando el plano matemático o desde un punto de vista literario», considera Lorenzo. 

Una aproximación a las matemáticas desde un punto de vista imaginativo en el que los números adquieren vida propia. Aventuras e historias que no se cuentan solas.

Temas

Comentarios

Lea También