Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

David Bisbal: 'Guardo discos de Camarón y Sergio Dalma'

El cantante almeriense pasará este viernes por la TAP de Tarragona

Javier Díaz

Whatsapp
David Bisbal, en un concierto de su gira 'Hijos del mar'

David Bisbal, en un concierto de su gira 'Hijos del mar'

El cantante almeriense, de 38 años, saltó a la fama tras su paso por Operación Triunfo en 2001. Ahora es una figura de talla internacional con seis millones de discos vendidos en todo el mundo. Este viernes (21.30 horas) actuará en la Tarraco Arena Plaça de Tarragona. Será el octavo de los más de treinta conciertos que ofrecerá hasta octubre en su gira ‘Hijos del Mar Tour’.  Estará más de dos horas sobre el escenario.

-¿Cómo se ve la música desde la cima?
- La música es algo que nos acompaña desde que nacemos. Es imposible vivir en un mundo sin música, forma parte de nuestras emociones y está en prácticamente todo lo que hacemos. Ahora hay mucha creatividad y talento en artistas jóvenes, y la gente está deseando escuchar música y vivirla. No hay más que ver cómo responde a los eventos en directo. 

- ¿En qué artistas se fijaba cuando era niño?
- En mi casa no faltaba nunca música de la buena, la que nos gustaba a todos los miembros de la familia. Guardo con muchísimo cariño los discos que tenía de Camarón de la Isla o de Sergio Dalma. Pero escuchaba todo tipo de música. Artistas como Los Chichos o Michael Jackson también formaron parte de mi juventud y mi vida.

- ¿Valora más lo que tiene por haber empezado desde abajo, en un orquesta?
- Por supuesto. Yo no reniego ni mucho menos de mis orígenes, al revés, me hacen que intente superarme día a día y que trate de ofrecer en cada nuevo disco y en cada nuevo concierto un espectáculo lo más cuidado y trabajado posible. Y si lo consigo me siento realmente feliz.
 
- ¿Le tocó cargar muchas veces los instrumentos en la furgoneta?
- Pues claro, no creo que haya un solo artista que no haya tenido que hacerlo. 

'Hijos del mar' representa una fuerte evolución en mi carrera

-  ¿El éxito le ha cambiado?
- Eso tendrían que decirlo las personas que me rodean, pero estoy seguro de que no. Yo sigo siendo una persona con las mismas ganas de hacer feliz a la gente sobre el escenario, aunque con mucha más experiencia y  madurez, lo que creo que me ayuda a conseguirlo. Y sigo dándole una gran importancia a la familia, los amigos y el contacto con el público.

- ¿Cómo va de energía?
- Sigo teniendo la misma energía, pero mucho más controlada, y las mismas aficiones. Trato de cuidarme al máximo y cuando puedo practico deporte a diario, como he hecho toda mi vida. Tengo muy claro que necesito estar en forma para dar el 100 %. Mi trabajo comienza precisamente por el deporte y la alimentación. Es fundamental en una gira tan intensa como Hijos del Mar Tour, en la que el ritmo de cada concierto es fortísimo.

- ¿Dónde vive ahora?
- Vivo entre Madrid y Almería, aunque en épocas de gira como ésta podría decir que casi vivo más en el autobús. 

- Y de hotel en hotel.
- A veces puede ser agotador, pero cuando uno sabe rodearse de un equipo de tan buena gente y buenos profesionales como el que nos acompaña en la gira se lleva mucho mejor.

- ¿Dónde dormía cuando iba con la orquesta?
- Han pasado tantos años que casi no me acuerdo. A veces en hoteles, a veces en el camión, dependía un poco de cómo estuviese todo organizado.

- ¿El giro con patada que hace sobre el escenario le viene de entonces?
- Puede que sí. Creo que siempre he tenido tanta energía que a veces necesitaba expresarla de algún modo, sacarla por algún lado. Y el giro y todo el movimiento que existe en mis conciertos hace que al final acabe agotado pero feliz, como espero que le pase también al público.

-  ¿Le molesta que le llamen ‘triunfito’?
- No, para nada, aunque creo que han pasado tantos años y tantas cosas que no tiene mucho sentido. De todos modos, es una época que recuerdo con muchísimo cariño y de la que surgieron amistades que aún se mantienen. Pero lo que está claro es que después de una carrera de 15 años yo creo que eso está muy superado.

- ¿Qué le diría a los que aseguraban que usted no era más que una moda pasajera fruto de un ‘reallity’?
- Seguro que quien pensaba eso al final se dio cuenta de que no era real. Todo lo que ha ocurrido en estos 15 años de carrera está ahí, aunque  el verdadero éxito es el cariño del público, la emoción que siento cada vez que me subo a un escenario, lo que estoy viviendo con la gente en cada uno de los conciertos de esta gira…

- ‘Hijos del mar’ se ha editado hasta en Suecia. ¿También tiene tirón entre los suecos?
- Pues parece ser que sí (risas). Lo cierto es que este disco representa una fuerte evolución en mi carrera, aporta muchas novedades sobre los anteriores. Es un disco mucho más moderno, más arriesgado, con un sonido mucho más actual. Eso lo convierte en mucho más internacional también.

- Ha alcanzado más éxito que algunos de sus ídolos.
- Nunca me he parado a pensar en eso, la verdad. Para mí el éxito es trabajar duramente a diario para conseguir el apoyo del público, que sí que es vital. 

- ¿Está en su mejor momento?
- Me encuentro en un momento feliz de mi vida, con ganas de evolucionar y disfrutando cada día más de mi trabajo, del contacto con el público, de mi familia… Poco más puedo pedir, me considero muy afortunado.

Temas

Comentarios

Lea También