Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

De fiesta en un catamarán

Ir de fiesta en un barco puede ser una actividad tan exclusiva como de lujo. Un paseo desde el puerto de Cambrils por la Costa Daurada combinado con servicio de pica-pica, barra libre, música, shows y animaciones, ideales sobre todo para despedidas de solteros
Whatsapp
Este es el catamarán más demandado y con capacidad para 125 personas. Foto: Nits de Festa

Este es el catamarán más demandado y con capacidad para 125 personas. Foto: Nits de Festa

Parece ser que la gente aún se casa. Desconocemos los motivos, pero las despedidas de solteros podrían ser un buen argumento. Este año, junto a los circuitos de humor amarillo, una de las experiencias estrella para una fecha tan señalada es ir de fiesta en un barco. Se trata de una actividad diferente, ideal para el verano, y a su vez, una experiencia de lujo que no todo el mundo se puede permitir. Es por esto que suele estar muy enfocada a las despedidas de solteros. No todos los días se casa nuestro hermano o nuestro mejor amigo. Aun así, la empresa de eventos Nit de Festa, ubicada en Reus, organiza también este tipo de fiestas para cumpleaños, empresas e incluso a nivel individual o para parejas. Suelen ofrecen salidas en barco des del puerto de Cambrils de tres o cinco horas con pica-pica y música, la idea es servir un pack con todo incluido.

La actividad se pude enfocar de múltiples maneras y con distintas combinaciones posibles. Se hacen salidas diurnas y también nocturnas. Las que son diurnas cuentan con un servicio de barbacoa y siempre con barra libre de bebidas como cerveza, refrescos, sangría, vino cava y sangría. En cuanto a las navegaciones nocturnas, el pica-pica es más light y en este caso la condición es que las embarcaciones estén a puerto a las 12 de la noche. Cambrils tiene un puerto eminentemente pesquero y en este sentido los marineros tienen prioridad.

En las despedidas de solteros la fiesta en el barco se puede combinar con distintos shows y animaciones. Según Toni Hervas, gerente de Nit de Festa, el show que más ha triunfado es el de Drag Queens, a parte de los tradicionales streapers. Se trata de un espectáculo dónde los asistentes interactúan entre ellos, cantando Pimpinela, o simplemente juagando con globos de agua y demás.

En otro tipo de fiestas hay quienes prefieren bañarse en alta mar o complementar la salida en barco con los campos de aventuras de humor amarillo o en discotecas de la zona.

La experiencia: Los 18 en alta mar

El pasado mes de junio Laia y Sandra Torné, dos mellizas vallencas, celebraron su mayoría de edad en un catamarán. Para ellas fue una fiesta sorpresa, Nit de Festa se encargó de gestionar todas las actividades previstas. Un autobús las recogió en Valls hasta llevarlas al puerto de Cambrils. Ellas no tenían ni idea de hacía dónde se dirigían. Su mayor sorpresa, y también para sus amigos, fue cuando vieron el catamarán, todo lo habían tramado los padres. Junto a 21 amigos disfrutaron de música y refrigerio durante tres horas en alta mar. Según Laia, fue un momento muy emotivo, «fue una experiencia de película y con unas vistas espectaculares». Un fotógrafo de la empresa de eventos se encargó de inmortalizar estos momentos con un extenso reportaje. Pese a un pequeño mareo de Laia, pudieron gozar de la puesta de sol, de la posterior cena y fiesta en Salou.

Mareos y mal tiempo

Precisamente los mareos son la principal preocupación de todos. Las salidas en alta mar suelen hacerse con catamaranes. Se trata de una embarcación que puede ir propulsada a vela o a motor. Al tener dos cascos unidos con un marco, dos zonas que tocan el agua, resulta un barco muy estable. La navegación es mucho más tranquila y plana, no es tan agresiva como en un barco normal, por tanto no hace falta inquietarse, aunque siempre haya quien se pueda marear. En caso de mal tiempo la actividad se traslada a otro día.

Un alquiler de un barco para una fiesta privada para 40 personas y durante tres horas puede costar entorno los 1.100€, con bebidas y pica-pica incluidos. Alquilar un catamarán para entre 50 y 80 personas 1.850€, y para entre 80 y 125 personas cuesta unos 2.350€. Los precios varian según el tamaño del barco.

Cómo entrada individual para una fiesta no privada serían 35€ por persona. Si la fiesta es de entre 5 o 6 horas el precio iría a 56€ por persona, barra libre y barbacoa incluidas.

Temas

  • DVerano

Comentarios

Lea También