Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Diversión de altura en el Delta

En el parque de aventura y naturaleza Deltaventur puede disfrutar de las tirolinas, el campo de Paintball, el rocódromo y también de más de veinte puentes tibetanos
Whatsapp
Un grupo de niños en la zona de los puentes tibetanos. Foto: J. Revillas

Un grupo de niños en la zona de los puentes tibetanos. Foto: J. Revillas

¿Necesita despertar al aventurero que lleva dentro y sentir la adrenalina por todo el cuerpo? De ser así, lo que busca es un parque de aventura y naturaleza, donde correr, saltar, escalar, conducir un Quad o atravesar puentes tibetanos. En el Delta de l’Ebre le espera Deltaventur, disfrutará de una diversión de altura. ¿Quién ha dicho miedo? El grito de guerra es ganas de divertirse, disfrutar y compartir la experiencia, todo ello en medio de un entorno paisajístico único como es el Delta de l’Ebre. Adultos y niños vivirán un día inolvidable. Y ya se sabe que los pequeños de la casa no le temen a nada. 

Si está dispuesto a ser uno de los centenares de visitantes que disfruta del parque en verano, cada día pueden llegar a pasar más de 500 personas, tiene muchas actividades donde escoger. 

Una de ellas es el circuito Multiaventura Terrestre, donde le esperan seis pruebas que le harán sentir un auténtico aventurero. «Hasta 200 personas pueden estar en la zona multiaventura y la duración de la actividad es de dos horas y media», destaca Shaila Saunell, encargada del parque de aventura y naturaleza.

En la zona del rocódromo existen cuatro paredes para escalar. Foto: J. Revillas

Desde el primer al último reto hay que ir enfundado en un arnés (imprescindible en las pruebas aéreas) y llevar casco. Ahora ya está preparado para superar el desafío. El primer reto son los puentes tibetanos. Puede escoger entre 21 puentes de diferentes grados de dificultad, estará ‘colgado’ a 4 metros de altura. 

«Vamos campeón que ya llegas», anima un padre a su hijo en medio del reto. Otros demuestran sus dotes innatas de funambulistas en todos los puentes tibetanos. 

Es posible rozar el cielo y disfrutar de las vistas del Delta de l’Ebre en la zona del rocódromo. Deje en tierra el miedo a las alturas para aprender la técnica básica de la escalada. También podrá poner a prueba su puntería en la zona de tiro con arco, ya que hay distancias para todos los niveles, hasta llegar a los 6 metros. 

La sensación de la velocidad en la cara es lo que sentirá cuando empiece a volar por encima de las lagunas del parque en la zona de tirolinas. En la tirolina pequeña podrá surcar el cielo desde los puentes tibetanos hasta el lago; en la mediana le espera una caída en picado; mientras que la tirolina grande le transportará hasta el inicio del parque. Y por último demuestre que también es un verdadero aventurero en la pista americana. Aquí solo podrá sobrevivir gracias a su destreza en cada uno de los obstáculos. Habilidad que también podrá demostrar mientras disfruta de la conducción en el circuito de Quads.

Hay mucho más

Además del circuito Multiaventura Terrestre, la oferta de actividades del parque Deltaventur también incluye otras, como por ejemplo Paintball. Tener una buena estrategia y una indudable puntería le ayudarán a salir intacto del terreno y a esquivar las 100 bolas que dispararán sus enemigos en cualquiera de los tres campos de batalla disponibles (El Fortín, las Ruinas y las Rocas).

Si lo que prefiere es una actividad más tranquila y contemplar el paisaje del Delta de l’Ebre lo que Deltaventur le propone es una ruta en kayac por la Gola de Migjorn, una antigua desembocadura del Ebro, y cuyas aguas rodean la famosa Isla de Buda. Allí la recompensa es un baño en la playa, para disfrutar de la tranquilidad del Delta.

Una de las pruebas del circuito Humor Amarillo. Foto: J. Revillas

En la zona de la laguna podrá escoger entre kayac, barquet de perxa o canoa. Puede dar las vueltas que quiera para disfrutar de la zona. Y si viaja con niños no desaproveche la oportunidad de visitar la granja-escuela. Sus hijos no olvidarán la experiencia de ver y dar de comer a una tortuga, un faisán, un pato, una oca o cualquier otro animal de la fauna salvaje del Delta de l’Ebre.

Si tiene entre 5 y 99 años y le gusta la aventura apunte a su lista de cosas que hacer en la vida visitar el parque de aventura y naturaleza Deltaventur. No se arrepentirá.

Temas

Comentarios

Lea También