Naltros Medio ambiente

Educar para un planeta mejor

Convenio. Good Karma Projects y Open Arms colaboran con sus proyectos educativos para concienciar a los más jóvenes

Gloria Aznar

Whatsapp
Albert Font de Rubinat y Jordi Oliva, de Good Karma, con Òscar Camps, de Open Arms, a bordo del Astral.

Albert Font de Rubinat y Jordi Oliva, de Good Karma, con Òscar Camps, de Open Arms, a bordo del Astral.

Cada año entran en los océanos nueve millones de toneladas de plástico; entre un 30 y un 50% de todas las especies podrían extinguirse a mediados de este pandémico 2020; la Antártida registró este año la temperatura más alta de la historia, 20ºC y el 92% de la población mundial vive en lugares donde la contaminación del aire excede sus límites. Son unos pocos datos aportados por la organización Good Karma Projects, cofundada en 2017 por Jordi Oliva y Albert Font de Rubinat, dos jóvenes surfistas e ingenieros de Salou y Reus que, ante la emergencia climática, han puesto en marcha diferentes acciones desde la industria, el deporte o las aulas para visibilizarla y combatirla, especialmente entre las nuevas generaciones.

En esta línea, uno de sus últimos pasos es la firma de un convenio con Open Arms para colaborar con sus respectivos proyectos educativos, Kids for the Future, de Good Karma y Educación por la libertad, de la organización dirigida por Òscar Camps.   

Albert este pasado verano, a la ‘caza’ de microplásticos y redes fantasma en un viaje desde Salou a Mallorca.

«Desde 2015, cuando llegamos a Lesbos, la parte de sensibilización y denuncia ha sido una de las más importantes dentro de la ONG y hace un año y medio iniciamos Educación por la libertada, desde los tres años y hasta la universidad», cuenta Ángeles Schjaer, responsable de la sección formativa de Open Arms. Además de explicar su ingente misión de rescate en el mar, ponen a los niños y niñas en contexto geopolítico sobre la situación y con los más pequeños trabajan la empatía y los derechos humanos. «El proyecto se basa, sobre todo, en fomentar el pensamiento crítico desde la infancia», manifiesta y añade que «somos un solo mundo, un todo». Es en ese todo donde entra la colaboración con Jordi Oliva y Albert Font de Rubinat.

«Good Karma Projects nos pasa una cápsula didáctica sobre medio ambiente y nosotros podemos hablar específicamente de este tema», afirma Ángeles. Se trata de un nuevo material que se añadirá al que Open Arms ya difunde. «Con los niños y niñas se tocan todos los temas. Ellos llegan sin filtros y sin bloqueos. Es mucho más fácil explicarles qué es la migración, que somos una especie animal dentro de las muchas que hay en el planeta y que no somos la única que emigra. Sin embargo, mientras que a las otras no se les ponen problemas, a la nuestra, sí».

Muestreo de microplásticos.

En este sentido, se les ilustra cómo el ser humano es la única especie que ha levantado muros, barreras y vallas. «Cada vez estamos poniendo más problemas para que la gente pueda circular libremente por el planeta, cuando tenemos firmada una declaración de derechos humanos en la que el artículo 13 dice que las personas pueden circular libremente por el planeta y parece que esto no es así para todos», puntualiza la activista de Open Arms.

Esta ONG con base en Badalona y oficinas en Barcelona trabaja con profesores, madres, padres y alumnos de todo el mundo. «Hemos dado charlas en la península y Baleares, en Noruega, Argentina o México. En Tarragona también. Allí donde tengamos un voluntario. La idea es llegar a todas partes», apunta Ángeles.  

Nueva propuesta
Y este es también el propósito de Jordi Oliva y Albert Font de Rubinat. Hasta el momento con Good Karma Projects han realizado 21 talleres con 1.101 niños y niñas, mayoritariamente en Catalunya, pero también en zonas de Galicia, Asturias y el País Vasco. Y lo que ahora pretenden es llevar su preocupación a todos los rincones. Para ello han puesto en marcha el nuevo programa Kids for the future, para el que el próximo lunes, 5 de octubre, se lanza una campaña de crowdfunding en la plataforma Goteo.

El programa consta de cuatro unidades didácticas alineadas con cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SOS) promovidos por las Naciones Unidas: La vida submarina; la vida de los ecosistemas terrestres; acción por el clima y producción y consumo responsables

«Se ofrecerá a escuelas, grupos educativos y a modo de talleres y es flexible, de tal manera que cada colegio podrá decidir qué bloque quiere trabajar y en qué tiempo», señala Albert. Asimismo, el contenido estará disponible en línea, adaptándose a la nueva situación generada por la Covid-19. «Siempre es mejor hacerlo presencial porque lo que queremos es estar al aire libre con los chicos y chicas, pero será una opción». 

A partir del 5 de octubre
Campaña de crowdfunding

Las colaboraciones con el programa educativo de Good Karma Projects se pueden realizar a partir de este lunes 5 de octubre y durante cuarenta días. La campaña de crowdfunding se lanza desde la web de Goteo y los pasos a seguir son los siguientes: Entrar en Goteo: www.goteo.org/project/kids-for-the-future; Buscar el proyecto ‘Educación Kids for the Future’ y finalmente, seleccionar una aportación.

Para que se haga realidad son necesarios 7.500 euros. «Para tres cosas», dice Albert. «Estructurar, diseñar y maquetar el contenido de las unidades didácticas. Tenemos que plasmar los conocimientos en una guía del profesor, en una guía del alumno y en otra del voluntario. Además, queremos ampliar el equipo de voluntarios, formar a más personas para que puedan exportar el proyecto fuera y por último, digitalizarlo, que esté abierto a todo el mundo».

Temas

Comentarios

Lea También