Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Citroën C4 Cactus recorre España con la Fundación Ecomar

El Citroën C4 Cactus visitará los 52 centros que forman parte de la Grímpola Ecomar, una iniciativa que combina los cursos y actividades náuticos con talleres de formación en el respeto al medioambiente y los hábitos de vida saludable
Whatsapp
Teresa Zabell con el Citroén C4 Cactus.

Teresa Zabell con el Citroén C4 Cactus.

Todos los que quieran seguir este viaje, pueden hacerlo mediante el cuaderno de bitácora digital #VueltaCactusEcomar que recoge las mejores anécdotas de esta aventura en la web de la Fundación Ecomar.

El Citroën C4 Cactus recorre España este verano junto a la Fundación Ecomar visitando los clubes náuticos que forman parte de Grímpola Ecomar, en un viaje para concienciar sobre la importancia del cuidado de uno de los activos más importantes del planeta: el mar.

El Citroën C4 Cactus recorre este verano España junto a la Fundación Ecomar. La marca cede este modelo a la organización presidida por Theresa Zabell, doble campeona olímpica de vela, como parte de su iniciativa Grímpola Ecomar: el programa de educación medioambiental que combina cursos y actividades náuticas dirigidos a niños de 7 a 14 años con talleres de formación en respeto medioambiental y hábitos de vida saludable. Para ello, el C4 Cactus visitará los 52 centros que forman parte de esta red.

El viaje del Citroën C4 Cactus junto a la Fundación Ecomar se está documentando en un exclusivo y divertido cuaderno de bitácora digital llamado #VueltaCactusEcomar. En él, se puede acceder a las distintas anécdotas y vivencias del día a día de este vehículo. Este diario está disponible en fundacionecomar.org.

Uno de los atributos más importantes del Citroën C4 Cactus es su respeto por el entorno, con motores que destacan por su eficiencia e innovaciones técnicas dirigidas a reducir al mínimo el impacto medioambiental. Siguiendo esta línea, el C4 Cactus se ha unido a esta iniciativa de la Fundación Ecomar para colaborar en la preservación del medio ambiente.

Respecto a esta vuelta a España, Theresa Zabell ha afirmado que “es importante que lleguemos a todos los rincones de las entidades que forman parte de la Grímpola, para mostrarles in situ el Cuaderno de Bitácora que, como siempre, tiene el objetivo de cuidar nuestro entorno para que podamos disfrutar y beneficiarnos de un planeta mejor. Gracias a Citroën esto es posible y estamos acercándonos de manera segura y disfrutando de la conducción, a todas estas escuelas de la Grímpola Ecomar”.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También