Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Padrino del swing toca el sábado en El Vendrell

El cantante y saxofonista inglés que descubrió la música gracias a su padre, un aviador de Nueva Jersey, mantiene viva la esencia de los años 40 y 50

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
El Padrino del swing toca el sábado en El Vendrell

El Padrino del swing toca el sábado en El Vendrell

Ray Gelato viste como un mafioso secundario de una película de Scorsese. Elegante como los matones italoamericanos del Nueva York de los años treinta y cuarenta del siglo pasado. Con traje, corbata y puro. Ysiempre inmaculadamente peinado. Le apodan The Goodfather of Swing (El Padrino del Swing). Pero tras su aspecto de VIP de clubes nocturnos de dudosa reputación se esconde un tipo con un gran sentido del humor. Con fama de divertido. De su edad prefiere no dar datos, aunque en la era de internet cualquiera puede averiguar que nació el 25 de octubre de 1961 en Manchester (Inglaterra) con el nombre de Ray Keith Irwin.

Su padre era un aviador estadounidense, de Nueva Jersey, que había ido a parar a vivir a Londres. Era un gran melómano, apasionado de grandes del jazz y el rock and roll primigenio, como Sammy Davis, Dean Martin, Bill Haley o Little Richards. Disfrutaba de una amplia colección de discos. Con ellos de fondo se crió el pequeño Ray, ahora uno de los saxofonistas más reputados internacionalmente.

Desarrolló su amor por la música cuando era un adolescente y frecuentaba, la mayoría de noches, los mejores clubes de rock and roll y rhythm & blues de Londres. Allí descubrió los sonidos de Louis Jordan y Louis Prima, referentes más tarde en sus composiciones.

Ray ya había elegido su camino. En 1979 comenzó a estudiar saxo y conoció a figuras como Coleman Hawkins, Lester Young, Illinois Jacquet o Ben Webster, maestros que influenciaron mucho en él. Su salto a los escenarios llegó tres años después, en 1982, cuando montó con el guitarrista Maurice Chevalier la banda The Chevalier Brothers. Con Ray como vocalista, ganaron un concurso de talentos en el Candem Palace de la capital inglesa y se convirtieron en los niños mimados de la escena londinense. Con la ayuda del bajista conocido como Clark Kent, –el mismo nombre que alter ego de Superman– The Chevalier Brothers fueron pioneros en un renacimiento del interés en la música de balanceo de los años cuarenta y cincuenta. Daban unos 200 conciertos al año.

Gelato siempre ha sido un saxofonista y cantante de la escuela de los incansables instrumentistas que animaban casinos lujosos de Las Vegas o garitos peligrosos en el Harlem. Su desbordante espectáculo devuelve al jazz sus componentes de humor y entretenimiento, con un sonido de saxo tenor basado en los de Ike Quebec e Illinois Jacquet y un estilo como vocalista derivado de Louis Prima y Louis Armstrong. A eso hay que sumarle sus habilidades como showman y los magníficos arreglos escritos especialmente para su banda.

Rozó el éxito global con su versión del tema Tu vuo’fa l’americano de Renato Carosone para un anuncio de la marca de pantalones Docker’s en 1998. Una década antes ya había recorrido medio mundo con otra de sus bandas, Ray Gelato and the Giants of Jive, con la que grabó tres discos antes de separarse en 1994.

Entonces formó The Ray Gelato Giants, un septeto con el que tocó en algunos de los mejores festivales del planeta: Umbria Jazz, Festival de Jazz de Montreal, Festival de Jazz de San Sebastián, Blue Note de Nueva York... En 2001 abrieron para Robbie Williams, en el Royal Albert Hall de Londres y en 2002 tocaron en la boda de Paul McCartney.

A Gelato no le tiembla el pulso. Ha actuado dos veces ante la reina Isabel de Inglaterra y, en julio de 2013, en el Lincoln Center de Nueva York al frente de una orquesta de 18 músicos. Ese mismo día firmó con Universal Records. Su música también ha llegado al cine como banda sonora del El Secreto de los Abbott. Lanzó su último álbum, We’ve Got a World That Swings, el año pasado.

Este sábado estará en el Auditori Pau Casals de El Vendrell con la formación Enforcers. Se prevé una noche movida.

Temas

  • NALTROS

Lea También