Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cambio climático ya es incuestionable

Más de 150 personas de distintos países asisten en Tarragona a un encuentro sobre derecho ambiental

Rossi Vas

Whatsapp
El congreso arrancó ayer con sesiones simultáneas en el Campus Catalunya. FOTO: Lluís Milán

El congreso arrancó ayer con sesiones simultáneas en el Campus Catalunya. FOTO: Lluís Milán

El Grupo Intergubernamental de Expertos en cambio Climático ha publicado cinco informes que evidencian los cambios en el clima y su correlación directa con la actividad humana. El último concluye que el cambio climático y su manifestación más visible, el calentamiento global, ya incuestionable, es fundamentalmente antrópico, con un nivel de probabilidad superior al 95%, y está causado, esencialmente, por las emisiones de gases con efecto de invernadero provocadas por el uso de combustibles fósiles y el cambio en los usos del suelo.

El cambio climático y los impactos que derivan son el reto de carácter global más importante que las sociedades humanas han afrontado nunca. Encarar este reto exige una transformación profunda de los actuales modelos energéticos y productivos y un compromiso mundial al más alto nivel. El calentamiento global no es exclusivamente un problema ambiental. Incide en muchos de ámbitos y acontece una cuestión capital que afecta la biodiversidad, el modelo económico, la movilidad, el comercio, la soberanía alimentaria, el acceso al agua y a los recursos naturales, las infraestructuras y la salud. Por este motivo influirá cada vez más en las políticas mundiales, nacionales y locales.

La comunidad científica advierte de la necesidad de que la temperatura no suba más de 2 grados

Es un problema a debate en el Campus Catalunya de la Universitat Rovira i Virgili, donde se celebra hasta mañana el primer Congrés Català de Dret Ambiental. Organizado por el Centre d’Estudis de Dret Ambiental de Tarragona (CEDAT), la universidad y con la ayuda del Departament de Territori i Sostenibilitat del Govern de la Generalitat de Catalunya, tiene el tema bien claro: «El cambio climático: una mirada desde Catalunya». La meta es aplicar las ideas a la vida real, protegiendo la Tierra y dando la solución a los problemas más agudos relacionados con el asunto.

Para dar sus opiniones y estadísticas, estos días se reúnen más de 150 personas, de varios países. Entre ellos: técnicos municipales, representantes de organizaciones gobernantes, periodistas, etc. Hay especialistas de toda Europa, de América del Norte y del Sur, etc. Un tercio, representan los asistentes de universidades de toda España. El congreso está distribuido en trece sesiones y quince simultáneas. Hasta el viernes habrá sesiones simultáneas, vinculadas a varios temas, entre los cuales: «La nueva ley catalana sobre el cambio climático: análisis y perspectivas», «Los derechos humanos de los desplazados ambientales», «Las implicaciones del cambio climático para los derechos humanos y las migraciones». 

Urge la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero

En las mesas, los ponentes exponen, con estadísticas y estrategias, cómo remediar los problemas más críticos, y lanzarán propuestas a base de hechos reales e investigaciones. Las futuras expectativas se basarán en ello, para afrontar el cambio climático, que es «una de las principales prioridades de la comunidad internacional y también una prioridad de las autoridades públicas, como lo demuestra la Estrategia Catalana de Adaptación al Cambio Climático 2013-2020», expone el mensaje del CEDAT, uno de los organizadores. 

«La comunidad científica internacional advierte de la necesidad de mantener la temperatura global del planeta por debajo del aumento de 2 º C desde la era preindustrial», sigue el mensaje. No obstante, si ello no se consigue, se deberán hacer más esfuerzos por adaptar los impactos, lo que conllevaría una subida de los costos, declaran los congresistas. Concretan que esto requiere el establecimiento de reducciones significativas en las emisiones de gases de efecto invernadero. En este contexto, recuerdan los participantes locales, el 27 de julio de 2017, el Paramento Catalán aprobó la Ley sobre el cambio climático.
Entre otras discusiones, tienen lugar: el desafío, la ciencia y la evidencia global del cambio climático, los conflictos socioambientales, la justicia climática, las vías jurídicas para proteger a los pueblos indígenas frente a los cambios, la evaluación de la protección de las personas desplazadas por este motivo, también, los impuestos ambientales y la reforma fiscal en España, etc.  

Los ingleses Benjamin K. Sovacool (Universidad de Sussex) y Raphael Heffron (Universidad de Londres) y el español José Francisco Alenza García (Universidad Pública de Navarra) trataron ayer «Los siete pecados capitales de la regulación de las energías renovadas en España». Entre los asuntos más interesantes del debate se hallaban: las eficiencias energéticas en los edificios y la intensidad energética en la Región Nórdica (Dinamarca, Finlandia, Suecia, Noruega e Islandia, incluyendo sus territorios dependientes – Groenlandia, Islas Feroe y Åland), también la intensidad energética global. En concreto, fueron nombradas las actitudes energéticas en Dinamarca, mencionando las turbinas de viento. Se habló también, entre otras cosas, de las exportaciones nórdicas de energía primaria y de las medidas de ahorro de energía, de las mejoras de la eficiencia energética y de las innovaciones en los sistemas sociotécnicos.  

Temas

Comentarios

Lea También