Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El cifrado global de WhatsApp aviva la polémica sobre la seguridad

Los mensajes llevan un candado del que sólo los sujetos involucrados en la conversación tienen el código para abrirlo

Redacció

Whatsapp
El popular servicio de mensajería instantánea en internet WhatsApp tiene mil millones de usuarios en todo el mundo. Foto: dt

El popular servicio de mensajería instantánea en internet WhatsApp tiene mil millones de usuarios en todo el mundo. Foto: dt

El anuncio de WhatsApp de robustecer el cifrado en sus comunicaciones y garantizar globalmente que ningún contenido será accesible a terceros ha avivado la polémica mundial sobre la seguridad tecnológica en las telecomunicaciones.

El popular servicio de mensajería instantánea en internet WhatsApp, propiedad de Facebook, con mil millones de usuarios en el mundo, ha ampliado a todos sus usuarios y servicios el cifrado «extremo a extremo» en sus comunicaciones, que hasta ahora funcionaba en «chats» individuales para mensajes de texto. Esta tecnología, que garantiza automáticamente que sólo el emisor y el receptor de la conversación puedan leer lo enviado y nadie más, ni siquiera WhatsApp, se aplica ahora en conversaciones grupales, llamadas y archivos compartidos.

Los mensajes llevan una especie de «candado» del que sólo los sujetos involucrados en la comunicación tienen su código o llave para abrirlo, explica la empresa en un comunicado.

El paso dado por WhatsApp era esperable después de que la plataforma hubiera manifestado su respaldo a Apple, como la mayoría de las grandes tecnológicas, en el reciente caso del móvil cifrado del autor del tiroteo de San Bernardino (Syed Farook), que el FBI quería desbloquear frente al rechazo de la empresa de la manzana a facilitar las claves de acceso bajo el argumento de la privacidad de los datos. Más allá del conflicto privacidad-seguridad de este suceso, con efectos de dimensiones mundiales, y una vez demostrado que el FBI ha ganado el pulso a Apple tras desbloquear el móvil de la discordia sin su ayuda, el debate que parece surgir ahora es si las tecnológicas son garantes realmente de la seguridad de la que presumen.

El mensaje lanzado «al mundo entero» por el FBI es «la debilidad de los mecanismos de seguridad de la empresa de la manzana», precisa Enrique Fojón, subdirector de Thiber, en el informe de abril sobre ciberseguridad del Real Instituto Elcano, recién publicado.

Temas

  • TECNOLOGÍA

Comentarios

Lea También