Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El concepto Jinba Ittai de Mazda, control total

La apuesta de Mazda por el concepto Jinba Ittai y su filosofía de diseño centrada en el ser humano no solo le han valido al CX-5 elogios por su diseño dinámico, su respuesta y su extraordinaria conducción. Desde 24.100 euros

Lluís Milián

Whatsapp
El Mazda CX-5 fue el primer modelo de la actual generación con diseño KODO – Alma del movimiento y Tecnología SKYACTIV.

El Mazda CX-5 fue el primer modelo de la actual generación con diseño KODO – Alma del movimiento y Tecnología SKYACTIV.

La apuesta de Mazda por el concepto Jinba Ittai -el conductor y su vehículo fusionados en una sola entidad- y su filosofía de diseño centrada en el ser humano no solo le han valido al Mazda CX-5 elogios por su diseño dinámico, su respuesta y su notable conducción. También han sido la clave para que este modelo haya crecido hasta concentrar casi el 25% de las ventas anuales de la marca. Hasta la fecha, se han vendido más de 1,5 millones unidades en 120 países.

Ahora, el CX-5 quiere dar continuidad a este gran éxito, refinando todos los aspectos del enfoque de diseño y de la sofisticada tecnología SKYACTIV de Mazda. Es un vehículo más elegante y dinámico, que invita a los clientes de SUV a entrar en una nueva dimensión de placer de conducción.

Aparte de una evolución del diseño de la sección delantera, ahora más tridimensional, el objetivo para el nuevo CX-5 pasaba por crear una forma atrevida pero sencilla, evolucionada y elegante, en la que las líneas de acento se han minimizado y las transiciones entre las distintas superficies de la carrocería alteran el modo en que se refleja la luz. Para dar una visibilidad máxima a este efecto, Mazda ha desarrollado el nuevo color de carrocería soul red crystal.

Diseñado pensando en las personas, el nuevo Mazda CX-5 ofrece un puesto de conducción con una ergonomía insuperable y un habitáculo elegante, espacioso y de gran calidad, con una especial atención por los detalles que se aprecia en la selección de materiales y en el ajuste y los acabados de los componentes.

Como novedad en Mazda se ha incorporado un portón trasero eléctrico (de serie en el acabado Zenith), con mandos de apertura y cierre en el propio portón y en el panel de controles del conductor. También se maneja desde el mando a distancia, que permite asimismo definir el grado de apertura del portón.

Más elegante y dinámico, invita a los clientes a una nueva dimensión de placer de conducción.

Se ha hecho un especial esfuerzo para minimizar la rumorosidad en el habitáculo. Se ha reducido sensiblemente el ruido de rodadura de baja frecuencia y el ruido de alta frecuencia aerodinámico y de los neumáticos. Por ello, el interior del CX-5 es lo bastante silencioso como para que todos los ocupantes puedan mantener una conversación sin forzar la voz.

La gama de motores del nuevo CX-5 se compone de tres unidades: el turbodiésel 2.2 l. SKYACTIV-D y las unidades de gasolina de inyección directa 2.0 l. SKYACTIV-G y 2.5 l. SKYACTIV-G1+.  Los tres cumplen la norma de emisiones Euro 6. Se combinan con versiones de la transmisión manual SKYACTIV-MT y la automática SKYACTIV Drive, con tracción delantera o con el sistema de tracción total i-ACTIV.

El CX-5 se ha desarrollado conforme a la filosofía de seguridad proactiva de Mazda. Su equipamiento incorpora las tecnologías de seguridad i-ACTIVSENSE más avanzadas, que facilitan la labor del conductor y elevan la seguridad activa.

El nuevo Mazda CX-5 que se pone a la venta este mes de junio, está disponible a partir de los 24.100 euros en acabado gasolina 2WD y con una potencia de 165 caballos.

Temas

Comentarios

Lea También