Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El número de especies amenazadas alcanza otro récord en 2017

Pangolines, koalas, caballitos de mar o insectos voladores son algunos de los mayores perdedores de este año.
 

EFE

Whatsapp
La población de caballitos de mar ha disminuido en un 30% en las aguas de Europa en la última década. FOTO: Pixabay

La población de caballitos de mar ha disminuido en un 30% en las aguas de Europa en la última década. FOTO: Pixabay

El número de especies animales y vegetales que están amenazadas ha alcanzado un nuevo récord en 2017 y cubre un 30% de todas las especies examinadas para la elaboración anual de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Esta lista contiene 25.800 especies, entre las cuales los pangolines, los koalas, los caballitos de mar (o hipocampos) y los insectos voladores han sido los mayores perdedores en 2017, indicó ayer la organización en su balance de fin de año.
Hace un año, la Lista Roja de la UICN contenía 24.000 especies, lo que indica que en el plazo de un año centenares más han pasado a estar amenazadas.

«Esta extinción masiva no sólo está ocurriendo en lugares lejanos, sino directamente frente a nosotros. Las abejas y otros insectos desaparecerán sin hacer ruido de nuestros campos y prados», advirtió la entidad medioambiental. Los insectos polinizadores pronto podrían empezar a escasear en Europa a causa del uso masivo de pesticidas en la agricultura, teme la UICN, que pone como ejemplo el caso de Alemania, donde la presencia de insectos voladores ha disminuido en un 75% en 27 años. La entidad señaló que hacer un uso adecuado de los pesticidas no es solo responsabilidad del sector agrícola, sino también de las ciudades y de los particulares, que utilizan regularmente pesticidas sin considerar el impacto que tienen en la naturaleza.

Los pangolines también son una especie que ha sido particularmente diezmada en 2017 por los contrabandistas, a pesar de que su comercio internacional está totalmente prohibido desde el pasado enero.

La persecución de esta especie se debe a que es el único mamífero cuya piel está cubierta de grandes escamas.
Tanto sus pieles como animales vivos se siguen confiscando en África y Asia y la UICN cifra en 1,1 millones los ejemplares vivos incautados en los últimos 16 años en ambos continentes.

La situación de los elefantes en los bosques de África central es «dramática» y su número se ha reducido en un 66%, hasta contar con menos de 10.000 especímenes, principalmente a causa del tráfico ilegal de sus colmillos.

Mientras tanto, la población de caballitos de mar ha disminuido en un 30% en las aguas de Europa en la última década. A pesar de que su comercio y pesca están prohibidos en el Mediterráneo, esto no impide su captura accidental en las redes de los pescadores, a lo que se suma el impacto que tiene sobre la especie el uso excesivo de fertilizantes.

Temas

Comentarios

Lea También