Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

En 2018, 530 nuevos casos de cáncer de mama en la provincia

Es el tumor más frecuente entre las mujeres de la demarcación. La detección precoz es la mejor prevención
Whatsapp
En la Clínica Terres de l’Ebre de Tortosa también habrá, el jueves, un punto de información. FOTO: DT

En la Clínica Terres de l’Ebre de Tortosa también habrá, el jueves, un punto de información. FOTO: DT

El año que viene se diagnosticarán unos 530 nuevos casos de cáncer de mama en la provincia.  

Son datos que ayer dio a conocer la Lliga Contra el Càncer de les Comarques de Tarragona i de les Terres de l’Ebre. Además, uno de cada tres nuevos casos de cáncer en mujeres es de este tipo y se prevé que en 2018 fallezcan 98 mujeres por esta enfermedad

La doctora Francina Saladié, responsable del Programa de Detecció Precoç del Càncer de Mama en la demarcación, destaca que «aunque los casos, en cifras absolutas, aumentan año tras año, si nos fijamos en la tasa en base a la población, desde hace un tiempo, las cifras se han estabilizado». Al mismo tiempo, recuerda que la tasa de mortalidad ha disminuido de manera constante desde la década de los 90, pero aun así el cáncer de mama sigue siendo «una enfermedad con un impacto importante en la población, por la elevada frecuencia y mortalidad».

Factores de riesgo y prevención

La edad, antecedentes familiares de cáncer de mama, no haber tenido hijos o haber dado a luz en una edad avanzada, etc. son algunos de los factores de riesgo asociados al cáncer de mama. La mayoría no se pueden prevenir. En cambio, sí es posible detectar la enfermedad en fases muy iniciales. Desde 1998 el Departament de Salut de la Generalitat impulsa el Programa de Detecció Precoç del Càncer de Mama en la demarcación. «La manera de prevenir y controlar la enfermedad es detectarla en la fase inicial, cuando todavía no muestra síntomas. Es cuando se puede interrumpir la evolución natural del tumor y disminuir la mortalidad», explica la doctora y añade que «cuanto antes se detecta el tumor, mayor es la probabilidad de curación y la supervivencia de las pacientes». Si coinciden estas circunstancias el tratamiento es menos agresivo y existen menos efectos secundarios

En la provincia actualmente existen unas 6.300 mujeres que en algún momento de su vida han tenido este tipo de cáncer. Una mamografía es la prueba a la que se someten mujeres de entre 50 y 69 años, con una periodicidad de dos años, que participan en el programa de detección precoz. Hasta la fecha, se han realizado ocho rondas de citación completas. En la última fase, la participación fue del 65% (en total se invitaron a 92.287 mujeres a participar) lo que permitió detectar 4,3 cánceres por cada 1.000 mujeres participantes, y en el 84% de los casos se pudo realizar una cirugía conservadora para evitar la extirpación de toda la mama. 

Temas

Comentarios

Lea También