Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

En el desarrollo de vehículos autónomos, la prioridad de Volvo Cars son las personas

Volvo Cars, el fabricante de vehículos premium, ha desvelado su exclusivo planteamiento sobre el desarrollo de vehículos autónomos al presentar a una familia de cuatro miembros en el Salón del Automóvil de Detroit.

Redacción

Whatsapp
Familia Hain.

Familia Hain.

Los miembros de la familia Hain, de Gotemburgo (Suecia), son las primeras personas elegidas para participar en un programa de investigación de conducción autónoma real, con vehículos reales, en situaciones de tráfico real.

«En Volvo Cars hacemos las cosas de forma diferente: siempre lo hemos hecho así», ha declarado Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado del grupo Volvo Car. «Nuestro principal objetivo siempre han sido las personas y cómo hacerles la vida más fácil. La tecnología debería tener el objetivo de mejorar la experiencia del usuario haciendo que la movilidad sea más segura, cómoda y sostenible».

Volvo Cars cree que en la carrera por ofrecer vehículos totalmente autónomos, muchos fabricantes se están olvidando de lo más importante: la persona que va a utilizarlos. El planteamiento de Volvo es diferente: definir la tecnología a partir del papel del conductor, y no al revés.

«El objetivo del proyecto de investigación Drive Me es centrarse en cómo mejorar la vida de las personas y lograr un impacto positivo sobre la sociedad. Nuestro planteamiento sobre los procesos de investigación y desarrollo es más holístico que puramente técnico. Por lo que sabemos, somos los únicos que estamos desarrollando la conducción autónoma desde un punto de vista centrado en el ser humano», ha comentado Henrik Green, vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo del grupo Volvo Car.

El proyecto Drive Me es un programa de investigación colaborativa en el que participan diferentes instancias de los sectores público, privado y académico. Se trata, probablemente, del proyecto de conducción autónoma en condiciones reales más avanzado, ambicioso y extenso que existe. En él participarán hasta 100 vehículos autónomos que, a lo largo de 2017, circularán por las carreteras de Gotemburgo (Suecia), cuna de Volvo Cars, conducidos por personas reales y en situaciones de tráfico real. Se prevé que en un futuro próximo este proyecto se amplíe a otras ciudades del mundo.

«Queremos saber más acerca de cómo se sienten las personas cuando conectan y desconectan el modo de conducción autónoma, cómo debería ser la transferencia y qué tipo de cosas harían mientras el vehículo les lleva hasta el destino que han elegido», ha añadido Henrik Green.

El fabricante de automóviles sueco, un importante participante en el programa de investigación Drive Me, tiene previsto lanzar al mercado su primer vehículo totalmente autónomo antes de 2021.

Volvo Cars ya mostró lo que se podía conseguir con los vehículos autónomos cuando presentó el Concept 26 en 2015. Más recientemente, la empresa se ha asociado con la compañía de movilidad compartida Uber para desarrollar tecnología básica para vehículos autónomos y, junto con Autoliv —el principal proveedor de sistemas de seguridad para automóviles— ha constituido una empresa mixta llamada Zenuity, centrada en el desarrollo y comprobación de software para conducción autónoma y soluciones de seguridad para los OEM.

Temas

  • MOTOR

Lea También