Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘En sus prendas demostraba fuerza, constancia y amor’

El estilista Juan Carlos Mendoza recuerda al diseñador Malagueño David Delfín que "se dedicaba a crear arte y marcar la diferencia"

Sílvia Fornós

Whatsapp
Detalle de algunos de los diseños de David Delfín, en el centro de la imagen.

Detalle de algunos de los diseños de David Delfín, en el centro de la imagen.

Durante los últimos días las muestras de cariño no han dejado de sucederse tras el fallecimiento, hace poco más de una semana, del diseñador malagueño David Delfín. El recuerdo de su creatividad perdurará por muchos años más entre los amantes de la alta costura. 
El estilista Juan Carlos Mendoza (@juancarlosmendoza_) asegura que el sector de la moda tiene mucho que agradecerle al diseñador. «Rompió las reglas establecidas y creó escuela para la juventud. Los elementos más identificativos en sus obras fueron su fuerza, su constancia y su gran amor, que demostraba en cada una de sus prendas». 

David Delfín
Uno de los últimos diseños del creador malagueño. FOTO: www.davidelfin.com

Al sector de la moda femenina y masculina, según el asesor de imagen, aportó «su talento, ya que no se dedicaba a hacer ropa bonita, si no a crear arte y marcar la diferencia, y sobre todo a dejar claro a los jóvenes que deben luchar por sus sueños, aunque te digan que no». Dejó huella en cada uno de los desfiles que presentó. Y por ello, en opinión de Juan Carlos Mendoza, recordarás creaciones como «el vestido de letras impresas que lució Ángeles González en los Goya de 2007; una reinterpretación del esmoquin que llevó Antonia San Juan; el vestido de la serie de las cartas de póker que llevó la influencer Chiara Ferragni; los diseños con estampados geométricos que lucieron entre otras figuras Carmen Lomana; y su la colección ‘Cour des miracles’ con la que debutó en la pasarela madrileña en 2002 y que fue una de las más transgresoras».David Delfín derrochaba talento, personalidad y sensibilidad.

«Por esta razón Diego David Domínguez González, como en realidad se llamaba, llegó a lo más alto. Todo con mucho trabajo y esfuerzo hasta llegar a ser una persona admirada», asegura el estilista y añade que de él las futuras generaciones deberán aprender «a creer y luchar por sus sueños».

Temas

Comentarios

Lea También