Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Energía pura

En marzo llegan las versiones gasolina (75, 90 y 115 CV), del nuevo Mazda2, mientras que la diésel, un propulsor de 105 caballos estará en nuestro mercado para junio. Desde 10.620 euros.
Whatsapp
Es la apuesta de Mazda para el segmento B, que representa el 22% de las ventas totales de turismos en Europa.

Es la apuesta de Mazda para el segmento B, que representa el 22% de las ventas totales de turismos en Europa.

Mejorar lo que ya es bueno es, cuando menos, un desafío. Pero Mazda tiene mucha práctica, y ha tenido que echar mano de ella durante el desarrollo del nuevo Mazda2. Porque el objetivo era –nada más y nada menos– que superar todas las expectativas de lo que el público puede esperar de un modelo urbano.

Al fin y al cabo, este es el coche que Mazda lanza dentro del segmento B, el más competido de Europa, y que sustituye a un modelo que, nada más empezar su ciclo de vida, fue nombrado Coche del Año en el Mundo 2008 y que, más recientemente, ha sido designado como el mejor de su segmento por el informe TÜV 2015.

El nuevo Mazda2 ofrece más de todo: es más largo, ofrece una mayor distancia entre ejes y cuenta con una serie de sistemas de seguridad activa i-ACTIVSENSE que se suman a un nivel de equipamiento muy generoso para un modelo urbano. Por ejemplo, incorpora la primera pantalla Head Up Display de su segmento y el sistema de conectividad MZD Connect para smartphones.

Y lo consigue sin ganar peso, gracias a la incansable estrategia de Mazda de recortar hasta el último gramo de más. Además, la marca ha mejorado la seguridad en caso de colisión con una carrocería y un chasis más rígidos. Más es menos de muchas otras formas. Por ejemplo, en el consumo de combustible, en las emisiones o en la sonoridad en el habitáculo.

Pero ninguna de estas mejoras se ha hecho a expensas de las prestaciones. Los motores, con la cilindrada adecuada, son un soplo de aire fresco en un segmento dominado por unidades de cilindrada reducida, y se adaptan a la perfección a esa sensación de fusión entre el conductor y su vehículo propia de Mazda. Los conductores notarán un alto grado de equilibrio y un carácter práctico que inspira confianza.

El nuevo propulsor diésel 1.5 litros SKYACTIV-D de Mazda ofrece una baja relación de compresión, características superiores de encendido, una buena entrega de par y unos consumos notables. En cuanto a las motorizaciones gasolina, el nuevo urbano de Mazda también se presenta con varios motores de SKYACTIV-G “rightsized”, es decir, con la cilindrada adecuada. Unos propulsores atmosféricos de inyección directa muy bien valorados en la nueva generación de modelos Mazda por respuesta y su eficiencia, que se caracterizan por altas relaciones de compresión y muy baja fricción mecánica. El Mazda2 se presenta con el motor gasolina 1.5 litros SKYACTIV-G en tres niveles de potencia, todos ellos conformes con la normativa Euro 6. Desarrollan potencias de 115 CV o 90 CV a 6.000 rpm. La tercera opción es la versión de acceso 1.5 litros SKYACTIV-G que entrega una potencia de 75 CV a 6.000 rpm.

En su exterior luce el diseño KODO - Alma del movimiento de notable atractivo, que alberga un habitáculo agradablemente refinado y con innovaciones ergonómicas, pensada para que sus ocupantes se olviden de que, en realidad, viajan en un subcompacto.

El nuevo Mazda2 esta disponible en cuatro acabados: Pulse, Style, Comfort y Luxury, y todo ello con un precio de salida de 10.620 euros. El objetivo de Mazda España es vender 2.400 unidades en 12 meses.

Temas

  • MOTOR

Comentarios

Lea También