Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Estoy desarrollando una película basada en una novela de éxito"

José Luis Montesinos (Tarragona, 1978) ganó este 2016 el Goya al mejor cortometraje de ficción por ´El Corredor´. El lunes se proyectó en la Capsa de Música de Tarragona, donde luego hubo una mesa redonda en la que participaron el director, el productor, José Torres, y los concejales Alejandro Fernández y Francesc Roca.

Javier Díaz Plaza

Whatsapp

"Estoy desarrollando una película basada en una novela de éxito"

- Sólo el 8% de los actores españoles vive de su profesión, según datos del sector. ¿Tal mal está el negocio?

- Lamentablemente, esos datos están en lo cierto. El problema es justo ese, que no hay negocio. Hacer cine en España se ha convertido en una aventura bastante intrépida y de riesgo, debido a las escasas posibilidades para los productores de sacar rédito de sus películas. Cuando además hablamos de cine de autor, la cosa empeora, pues no acostumbra a ir ligado a televisiones privadas y por tanto su publicidad es muy limitada.

- Me lo pinta muy negro.

- De todas maneras, si bien no existe el negocio que nos gustaría a todos, sí que existe una calidad brutal respecto a historias. Es una verdadera lástima que no todas consigan llegar al gran público. En mi humilde opinión, como en muchos problemas que abundan en la sociedad, gran parte de la solución reside en la educación, el interés y la confianza por parte de las instituciones en que otra manera de industria es posible.

- Los sueldos también son paupérrimos: casi la mitad de los actores con empleo gana menos de 3.000 anuales.

- De nuevo es una triste verdad. Estamos en una profesión en la que es difícil estar metido en el círculo, eso es así. Los actores y las actrices de este país lo tienen verdaderamente crudo, pero hay que perseverar. Nunca sabes cuándo puede llegar una oportunidad y la suerte llega trabajando. Siempre. Solo confío en que en un futuro podamos hablar de más vías de explotación para las películas, las series y los trabajos audiovisuales en general, de tal manera que puedan ampliar las posibilidades a nivel de sueldos, no solo para los actores.

- ¿Por ejemplo?

- En otros países no todas las películas se estrenan en los cines y con alfombra roja, pero se venden, generan dinero. Eso es importante. Por ponerle un caso, a nosotros nos acaba de comprar el cortometraje El Corredor la cadena americana HBO (Juego de Tronos) y la compra de derechos por emisión es once veces superior a lo que se percibe en una televisión en España.

- ¿Ser director de cine es arriegado económicamente?

- Por supuesto, como cualquier autónomo que se dedique a cualquier empresa propia hoy en día. En el caso de la industria cinematográfica se añade la dependencia de grandes cantidades de dinero para poder hacer frente a una producción.

- Un negocio caro.

- El cine no es caro porque se pague mucho a un técnico, a un director, un actor o un guionista. Es caro porque hacer bien una historia conlleva gastarse mucho dinero en una serie de recursos necesarios: sueldos, publicidad, copias... Volvemos a la educación: un director puede cobrar 40.000 euros por hacer una película. Es un sueldo justo cuando te planteas que has invertido tres años de tu vida en ese proyecto. Haced cálculos.

- ¿Le echan muchas horas gratis, sobre todo durante la redacción del guión?

- No existe otro camino y no digo que deba ser así, especialmente en el caso del guión. Puedes escribir una película y no ver un duro hasta que se lleve a cabo el rodaje, y eso en el mejor de los casos. Hay muy pocos guionistas en este país que vivan solo del mundo del cine.

- Otra vez lo pinta muy negro.

- Por suerte, sigue habiendo productoras que apoyan la escritura de guión y el desarrollo, pero estamos en un juego en el que continuamente debes demostrar lo que vales.

- En cierto modo se asemeja a un corredor de fondo.

- Me lo han comentado otras veces. Sí, me siento un corredor de fondo. He trabajado siempre con la ilusión de ir un paso más allá en cada guión, en cada historia, en cada rodaje. Me siento afortunado por haber llegado a metas que hace unos años ni me habría planteado, para eso no hay que parar de correr.

- Pese a las trabas le apasiona su profesión. ¿Por qué?

- Porque explicas algo que te interesa. A veces hasta consigues rodar películas necesarias. Esto es una enfermedad y por muchos palos que te lleves, sigues levantando otro proyecto.

- Ha dirigido siete cortometrajes. ¿Por qué este formato y no un largometraje?

- El formato del corto te permite explorar territorios más desconocidos, te permite arriesgar más, sin tener la responsabilidad de funcionar el primer viernes en taquilla. Cada fin de semana tienes un estreno en una ciudad, en un país diferente. He seguido trabajando como guionista en diferentes largometrajes, a veces para otros directores, otras por encargo. Ahora estamos encarrilando mi primera película como director. Las historias piden formato largo o corto y cada cosa tiene sus reglas.

- ¿Qué puede avanzar de la que será su ópera prima?

- Se rodará a finales del año próximo. Se trata de un thriller de supervivencia que lleva por título Cuerdas. Su protagonista es Michelle Jenner y lo produce Bastian Films en coproducción con Gaia Films. Es un guión original escrito por mí y Iakes Blesa, mi coguionista habitual. Aparte, estoy desarrollando una segunda que está basada en una novela de éxito.

 

- Cuente, cuente.

- Ahora mismo estoy trabajando en la adaptación de un best seller. No puedo hablar demasiado, pues es un proyecto en ciernes, pero puedo asegurarle que jamás he trabajado en una película con una crítica tan entretenida y sincera al sistema en el que vivimos.

Temas

  • CULTURA

Comentarios

Lea También