Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Estrella Morente: "Mi única bandera es la cultura"

 La cantaora repasará hoy los éxitos más destacados de sus quince años de trayectoria en un concierto benéfico en el Auditori Josep Carreras de Vila-seca

Cristina Sierra

Whatsapp
Estrella Morente actuará esta noche en Vila-seca. FOTO: Cedida

Estrella Morente actuará esta noche en Vila-seca. FOTO: Cedida

Es innegable que el arte flamenco corre por las venas de Estrella Morente. Hija del maestro Enrique Morente y de la bailaora Aurora Carbonell, la cantaora vuelve a Tarragona para interpretar un concierto especial y único en el que repasará sus mejores éxitos de estos quince años de trayectoria musical, y que será en beneficio de la Fundació Josep Carreras para la lucha contra la leucemia. 

¿Qué les espera a las personas que asistan al concierto de esta noche?
Sobre todo, corazón y el alma entregada de alguien que ama su profesión. Para mí, la música es la mejor herramienta para comunicarme con los demás. Será una actuación muy especial porque es una fundación que adoramos en mi casa y que apoya a la gente que padece esta terrible enfermedad. Creo que ayudar a los demás es lo mejor del mundo. Quiero que la gente se olvide de todo y que disfrute de nuestro arte. Interpretaré los temas más significativos y especiales para ser lo más auténtica posible.

¿Será una actuación más emotiva por el hecho de ser benéfica?
Sobre el escenario me entrego de la misma manera, sea un concierto benéfico o no. La mayor causa que me mueve es hacerlo lo mejor posible, dar lo mejor de mí. Cuando subo al escenario intento que mi obra sea como lo hacía mi padre, que estaba cargada de un sentido humano, de lucha y buscando un diálogo que buscaba transmitir su verdad.

«El artista que más me ha emocionado y sorprendido ha sido mi padre. Era un genio, ha dejado un legado muy importante»

Repasará sus 15 años de carrera. ¿Cuál es su canción más especial?
Sin duda, Estrella, que cantaba mi padre. Se convirtió en un himno en los años 70. Hablaba de nuevos caminos, de esperanza, de un mundo donde no hay violencia. Es un tema que cantaron muchos niños en su momento. Era una canción que se salía del flamenco de entonces, con ritmos e instrumentos nuevos. De hecho, mi padre me llamó así por la canción. También me gusta mucho Adagio de Samuel Barber, me toca mucho el corazón.

¿Tiene algún momento inolvidable sobre el escenario?
Tengo muchos y es difícil quedarme solo con uno. La primera vez que me subí a un escenario era muy pequeña, tenía siete años y actué con toda mi familia, seguramente me quedaría con los momentos en los que he actuado con mi padre y mi hermano. El flamenco es lo que siempre he llevado dentro. 

¿A qué cantante admira?
Por encima de todos, mi padre. Es el artista que más me ha emocionado y sorprendido en mi vida. También escucho mucha música clásica como Bach, Mozart, Beethoven, María Callas...

Me gusta mucho la música, nací para dedicarme a ella. La música es maravillosa, es importante estar cerca de la cultura porque nos moldea como seres humanos. Depende del grado de cultura, así es cómo es una persona, y no me refiero a las carreras universitarias, sino a las capacidades de cada uno. Yo he estudiado la carrera del cante y siempre estoy aprendiendo. Tener cultura es el arte de la vida para ser un ser humano en condiciones. 

¿Cuál es su meta?
Conseguir ser buena persona. Quiero dejar un mensaje agradable de paz y armonía.

¿Está preparando un nuevo disco? 
Uno no, ¡varios! Tengo tres proyectos pendientes. Cuando cierre esta gira empezaré otra con Ainhoa Arteta que llevará por título ¡Qué suenen con alegría! Será una experiencia fantástica y tengo muchas ganas. Es un regalo poder cantar junto a ella y más en diciembre, en plena Navidad. Además tengo la gran suerte de que me acompañarán mis familiares. 

¿Ha pensado en algún momento en tomarse un respiro?
No estaría mal hacerlo pero ni en los peores momentos me lo he planteado, el cante me hace sentir viva. No concibo mi vida sin mi trabajo. Además me parece muy importante aportar porque he vivido cerca de un genio. Mi padre ha dejado un legado impresionante, tenía el don de hacerte sentir especial.

¿Cómo se vive desde fuera el conflicto catalán? 
El problema es que ya estamos todos dentro. No es que no tenga opinión porque no sé quién lleva la razón. Lo que me interesa es la estabilidad de un país rico en cultura, gastronomía... España debería ser noticia por su embrujo. No me posiciono porque no estoy a favor de ninguna de las dos partes. Creo que lo único que nos puede salvar es la cultura. Mi única bandera es la cultura y la música es un diálogo universal. 

Temas

Comentarios

Lea También