Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Expiar los pecados en el gimnasio

Superado el Día de Reyes surgen las prisas por perder esos kilos que hemos ganado durante las fiestas navideñas. Hacer ejercicio es nuestra salvación

Silvia Fornós

Whatsapp
FOTO: PIXABAY

FOTO: PIXABAY

Los excesos nos pasan factura después de las fechas navideñas. El año nuevo es un buen momento para empezar a hacer ejercicio, si no lo hemos hecho antes, o retomar la actividad. Sólo un 30% de los que nos proponemos mejorar nuestra forma física a principio de año, lo conseguimos. Que el porcentaje no desinfle nuestras ilusiones. Si nos lo proponemos podemos conseguirlo con esfuerzo y constancia. «La actividad física es algo que debemos incorporar todos en nuestro día a día, al igual que nos lavamos los dientes cada día por salud e higiene. Todos tenemos que realizar 30 minutos mínimo al día de ejercicio para cuidar nuestra salud», explican desde el centro especializado Sinergia, Àngela Sancho, fisioterapeuta y especialista en entrenamiento personal terapéutico, y Lurdes Burgos, osteópata y fisioterapeuta. «Lo realmente importante es hacer ejercicio, sea cual sea la fecha escogida para empezar. Si es ahora, adelante!», afirman.

Ayuda profesional

Si no has hecho actividad física con anterioridad, y te inicias ahora lo ideal es buscar un profesional que te pueda ayudar a escoger como empezar en el ejercicio con seguridad. «Te ayudará a encontrar qué tipo de ejercicio, cuánto tiempo y qué intensidad, teniendo en cuenta tu forma física, patologías, gustos y estado general. Te ayudará a organizar e incorporar la actividad física en tu día a día. Un buen ejercicio es caminar 30 minutos al día», recomiendan Àngela y Lurdes.

Cada día

Dejemos de soñar con perder 10 kilos en un mes. Es un disparate. Lo ideal es apuntarse a realizar ejercicio cada día. Para la fisioterapeuta y la osteópata es fundamental «marcar días reales de entrenamiento y que podamos cumplirlos sin estresarnos». «Estamos poco acostumbrados al largo plazo, vivimos en la sociedad de la inmediatez y es aquí, poco a poco, donde conseguiremos que nuestros objetivos sean más eficaces y perduren», reconocen ambas especialistas.

Desde bailar hasta correr

Lo que nos gusta. En el ejercicio debemos encontrar una motivación personal. «Lo primero es decidir la actividad que nos apetece hacer, ya sea bailar, caminar, pilates,... Es importante que el ejercicio tenga una parte cardiovascular, una de tonificación y otra de estiramientos», cuentan ambas especialistas. Solos o acompañados. Si nos falta motivación, Àngela y Lurdes explican que el ejercicio «en grupo siempre es motivador y divertido, en el caso de tener un entrenador personal se encargará de adecuar y planificar la pauta de ejercicio».

Tener salud

Esta debe ser nuestra mayor motivación. «Sabemos y está comprobado que el ejercicio físico nos ayuda a mantenerla y mejorarla. Esta debería ser la mayor motivación, también nos hace más atractivos y que nos sintamos mejor», detallan. Además ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. El consejo de Àngela y Lurdes es: «Encuentra tu motivación y comienza cuanto antes».

Temas

  • NALTROS

Lea También