Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Farruco: 'El flamenco es una forma de sentir'

Entrevista al bailaor flamenco
Whatsapp
Farruco tiene 27 años y empezó con su abuelo en los escenarios. El viernes llenó la Sala Toman de Reus. foto: Pere Ferré

Farruco tiene 27 años y empezó con su abuelo en los escenarios. El viernes llenó la Sala Toman de Reus. foto: Pere Ferré

-¿Por qué decide actuar en Reus?

- Catalunya respeta mucho el flamenco y sé que en Reus hay una comunidad flamenca muy buena. Era un pecado no estar.

 

-¿Es una ventaja o un inconveniente ser el hermano de Farruquito?

- Para mí, ser el hermano de Farruquito es un honor, personalmente y artísticamente hablando, porque es el máximo exponente del flamenco, pero al mismo tiempo te pone una barrera que aunque puedes saltar te cuesta. Y más dedicándote a lo mismo, al baile. Pero lo veo más ventaja porque también te reta como artista y yo siempre digo que además de ser hermano de Farruquito, soy nieto de Farruco. Y este es el árbol.

 

-Ya lo lleva en la sangre...

- Sí, claro. El maestro Farruco siempre nos decía que teníamos que beber de una fuente pero que cada uno tenía su chorrito y si eres distinto puedes alcanzar el éxito igual.

 

-¿Imagino que nunca se planteó qué quería ser de mayor, como todo el mundo?

- La verdad es que no me acuerdo cuándo elegí ser bailador, simplemente cuando tenía uso de razón ya estaba metido allí.

 

-¿Qué relación tenía con Paco de Lucía?

- Paco de Lucía era mi amigo y, aparte de mi ídolo, mi influencia en la música y mi mentor. Tuve la suerte que se convirtiera en mi compañero de trabajo.

 

-¿Cómo era trabajar con él?

- Era lo más fácil y, al mismo tiempo, subirse al escenario con él era lo más difícil. Imagínate, es como un cantante que lo llama Michael Jackson. Estás con el genio de los genios pero él te lo ponía fácil porque te dejaba ser tú. Siempre me decía que no tenía que demostrarle nada más de lo que él había visto en mí.

 

-¿El espectáculo ‘Por un sueño’ es un homenaje a él?

- Sí. Es un espectáculo con el que yo no sólo expreso el baile, también mis inquietudes como flamenco. Escribo mis letras, mi música y aquí lo expongo todo.

 

-¿Y surge de un sueño que tuvo el mismo Paco de Lucía?

- En una prueba de sonido él me ayudó y me comentó que yo lo podía hacer. Me dijo: ‘He soñado contigo y te he visto cantando, tocando y bailando. Tienes que hacerlo’. Y cuando él falleció eso no me lo quitaba de la cabeza. Y aquí estoy. Los espectadores ven un sueño.

 

-¿En qué estado de salud se encuentra hoy el flamenco?

- No sabría qué responder, porque creo que hay muchas clases de flamenco. El que se toma como una profesión, el que se vive como una profesión aunque no lo es... Porque hay muy buenos flamencos que ni cantan, ni tocan, ni bailan, pero que entienden más que los otros, porque el flamenco es una manera de expresarte y de sentir.

 

-¿Pero también evoluciona?

- Claro. Los jóvenes intentamos evolucionar hacia nuevas tendencias rítmicas, técnicas y de influencias musicales. Y si eso va acompañado de un criterio esa evolución va a tener sentido. Siempre teniendo en cuenta que esto es arte y que más que estudiar hay que formar parte de ello.

 

-¿Le ha sorprendido el núcleo flamenco que hay en Reus?

- ¡En los conciertos de Barcelona siempre viene gente de Reus! Para su dimensión hay muchos aficionados y son seguidores míos, lo que es muy importante para mí.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También