Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Fito Cabrales: 'Las musas siempre están ahí'

Entrevista al músico y cantante de Fito y Fitipaldis
Whatsapp
El bilbaíno Fito Cabrales en una imagen promocional. Foto: CEDIDA

El bilbaíno Fito Cabrales en una imagen promocional. Foto: CEDIDA

- Su anterior disco de estudio lo sacó hace cinco años. Ahora vuelve con ‘Huyendo conmigo de mí’. Se lo ha tomado con calma.

- Se podría decir que soy un vago (risas). La verdad es que no sé muy bien a qué se debe, me gusta tomarme mi tiempo cuando hago un disco. Quizás me gustaría ser más productivo, pero para mí el proceso de hacer un disco incluye una fase de olvidar todo lo hecho previamente. Aunque tuviera cajones llenos de canciones no sacaría un disco al año, me parece que sería algo aburrido para el público. A los discos se les tiene que esperar un poco, también.

- ¿Cómo se puede huir de uno mismo?

- Pues muy malamente, la verdad (ríe). Nos sucede a todos. Realmente, las grandes tormentas son las que caen dentro de uno mismo. Si fuera fácil dejar de ser egoísta, cobarde, todo eso que nos sobra, la vida estaría chupada. Ante esto, creo que cuando una persona se siente bien consigo misma, parece que el mundo responde de la misma forma. Pero en realidad, uno no mejora tan rápidamente como quisiéramos.

- ¿Qué diría el Fito de ‘A puerta cerrada’ (1998) si escuchase ‘Huyendo conmigo de mí’(2014)?

- ¡Diría que suena demasiado bien! Lo bueno que tienen los discos es que nos permiten ver de dónde venimos. A puerta cerrada fue grabado en cuatro días y se nota en el resultado.

- Hay quien lo acusa de haberse convertido en un músico comercial. ¿Qué tiene que decir ante eso?

- A mí no me ponen en la radio porque sea muy guapo. Me ponen porque vendo discos. Con Platero y tú y en los inicios de Fito y Fitipaldis las radios comerciales no nos hacían ni puto caso. Y lo digo como una cosa normal, sin ningún rencor. No tengo ningún problema con esta etiqueta. No he cambiado la manera de hacer música. Sigo haciendo música en la cocina o en mi local como hace 25 años.

- En todos sus trabajos versiona otros artistas españoles. En esta ocasión, versionó a Javier Krahe. Hábleme de su relación.

- No le conocía personalmente. En discos anteriores habíamos optado por versionar temas rockeros y Nos ocupamos del mar siempre esperaba en un cajón. Me enamoré de esta canción a los veinte años y de repente decidimos incluirla en el disco. Cuando lo llamé me explicó un montón de cosas sobre la canción... Fue encantador.

- ¿Sus musas vienen y van o están siempre a su lado?

- Siempre están ahí, a nuestro lado, somos nosotros quienes nos apartamos de ellas.

- ¿Se considera un músico o más bien un poeta?

- Poeta, desde luego que no. Músico... no soy académico, más bien sería un ejemplo del dicho que dice ‘quien hace chorizos, algo sabe de chorizos’.

- La mayoría de sus letras son sentimentales. ¿Siente debilidad por los temas personales?

- Es de lo que puedo hablar mejor, no me hace falta documentarme para escribir sobre lo que siento.

- Los Zigarros son sus teloneros de la gira. ¿Qué otros grupos considera que mantienen vivo el rock en España?

- No soy de los que destaca un grupo por encima de los otros. Considero que todos los grupos que hacen rock lo hacen grande. Cuando escucho otras canciones con historias cotidianas, me digo ¡‘viva el rock&roll, joder!’.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También