Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ford cancela las primeras inversiones en México

Redacció

Whatsapp
Ford cancela las primeras inversiones en México

Ford cancela las primeras inversiones en México

El año 2017 se presenta para la economía mexicana como uno de los más delicados en cuestiones de inversión. El primer caso de retirada de dinero lo protagoniza la empresa de fabricación de automóviles estadounidense Ford, que cancela un proyecto por valor de 1.600 millones de dólares.

El nuevo Ford Focus se fabricará en Hermosillo

El proyecto en cuestión se trataba de una nueva planta de montaje de vehículos Ford en la ciudad San Luis de Potosí. La estrategia comercial de Ford se modifica de esta manera, al invertir 700 millones de dólares en la fábrica de Flat Rock en Michigan y dejar que sea la planta de Hermosillo la que se encargue de la nueva generación del Ford Focus.

La noticia llega auspiciada además por un mensaje del presidente electo a la Casa Blanca, Donald Trump, que acusaba desde Twitter a General Motors de no fabricar sus productos en Estados Unidos y, además, le instaba a pagar una sanción en forma de impuesto.

Ford ha insistido en un comunicado que su decisión deriva de la búsqueda de una mayor rentabilidad de la empresa, pero la situación económica del Fórex internacional parece indicar otra cosa. Los expertos inversores que utilizan programas de trading como Teletrade, están constatando la incertidumbre que ofrece el peso mexicano, en base precisamente a que se desaconsejan durante los próximos meses las inversiones económicas en el país.

Las consecuencias del triunfo de Donald Trump

La razón de esta desestabilización para un país que estaba, en la medida de lo posible, dentro de cierta estabilidad monetaria, se encuentra en la elección de Trump como presidente de Estados Unidos.

El republicano no sólo ha atacado en su campaña electoral a inmigrantes mexicanos y criticado las relaciones de los dos países, sino que ha asegurado su rechazo al actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas inglés), del que solicitaría una revisión en caso de cumplir con su palabra de campaña.

El NAFTA permite en la actualidad que México consiga realizar hasta el 80% de sus exportaciones, dado que están principalmente dirigidas a negocios en los Estados Unidos. Una revisión de este tratado no sólo supondría un importante revés para estas inversiones, sino que amenazaría cualquier otra inversión extranjera en México y tendría graves consecuencias en la economía del país a nivel global.

Por si fuera poco, la amenaza todavía no confirmada del propio Trump, en relación a levantar un muro entre México y Estados Unidos, ha sido la gota que colma el vaso de un gran número de acusaciones que, además de darle el triunfo electoral al candidato republicano, también han servido para exponer la restrictiva política económica que Estados Unidos piensa plantear en un futuro a corto plazo. México ve de esta manera cómo el principal destinatario de sus inversiones le da la espalda.

2017 comienza peor para México que como terminó 2016

Esta noticia por parte de uno de los inversores más importantes del mundo como puede representar la empresa Ford, supone un inicio de año nefasto para México, desde el punto de vista económico, como también para la confianza de los inversores hacia México.

El año 2016 el peso mexicano ya lo terminó de una manera que puede valorarse, como mínimo, desastrosa. La estabilidad de la divisa se diluyó completamente tras las elecciones presidenciales de Estados Unidos. El peso mexicano se convirtió en una de las divisas con mayor depreciación de todo el año, alcanzando un -17% en su valoración comparativa con el dólar estadounidense.

Del año pasado sólo la lira turca, en relación a los atentados terroristas y la guerra de Siria, ha sido la divisa que mayor depreciación ha sufrido, con un -17,7%.

 

Temas

  • MOTOR

Lea También