Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Ganas de política? Disfruta de una buena serie

Ficciones de muy diverso talante intentan que este tema sea agradable y entretenido para el espectador
Whatsapp

Vivimos tiempos convulsos en el ámbito político y no seré yo la que se meta en ese jardín del que casi nadie sale bien parado. Es verdad que el tema político puede llegar a hartar en estos momentos y que cuesta imaginar que se nos haga atractivo de alguna manera.

Pero creo que he encontrado la solución. Disfruta con una buena serie política.

Existen desde siempre, ¿quién no se acuerda de El ala oeste de la Casa Blanca?, creada por Aaron Sorkin y protagonizada para Martin Sheen, que se emitió desde 1999 a 2006 y que estaba ambientada, como su propio nombre indica, en el ala oeste de la mansión presidencial estadounidense y su despacho oval.

Ay ese despacho… fuente inagotable de historias. Si no la han visto todavía se la recomiendo, una joya.

Aunque pasemos a tiempos más recientes. En la actualidad se están emitiendo varias series políticas que tienen unos niveles de audiencia de lo más aceptables, lo que indica que es un género que gusta y mucho.

Un buen ejemplo es Scandal, que actualmente está emitiendo su séptima y última temporada. Protagonizada por Kerry Washington encarnando a la todopoderosa Olivia Pope nos muestra una visión bastante novelesca del entorno político norteamericano. Olivia no tiene cargo político alguno pero es la asesora con más poder de Washington y nadie mueve un dedo sin que ella lo sepa y lo autorice. Alguna vez he confesado que es mi placer culpable. No he visto serie con situaciones más rocambolescas y giros de guión más locos que esta. Y conste que no es de humor, ni mucho menos, pero es que hay finales de capítulos que merecen… bueno no sé lo que merecen. Entretenida como pocas.

House of cards -versión norteamericana ya que es un remake de la homónima emitida por la BBC en 1990- se podría decir que es actualmente la serie política de moda y no precisamente por ella misma, que bien se lo merece, sino por las acusaciones de abusos sexuales vertidas sobre su protagonista, Kevin Spacey. Lleva emitidas cinco temporadas y dado que Netflix ha decidido prescindir de los servicios de su protagonista masculino, la grabación de la sexta temporada ha sufrido un leve retraso. A diferencia de Scandal, House of cards nos enseña un Washington mucho más turbio y oscuro, donde Frank Urderwood (Kevin Spacey) se mueve como pez en el agua. Es el político más perverso que te puedas encontrar y junto con su mujer Claire (Robin Wright), Underwood utiliza todas las armas a su alcance (legales o no) para conseguir su propósito, que no es otro que escalar desde el Congreso hasta lo más alto del poder.

Una gran serie que no necesariamente tiene que acusar en su siguiente temporada la ya nombrada ausencia de Spacey, ya que el personaje de Claire Underwood a lo largo de las cinco anteriores temporadas ha ido madurando de tal manera que es totalmente autónoma de su marido Frank. Veremos cómo se plantea la nueva temporada. Todo un reto para los guionistas.

Madam Secretary es otra que, cómo no, desarrolla su trama en Washington pero en este caso la protagonista Téa Leoni encarna el personaje de la Secretaria de Estado Elizabeth McCord, una persona con gran carisma y fuertes convicciones, casada y madre de familia, que lleva adelante todo lo que le echen encima y que hace de la política exterior norteamericana un mundo donde los buenos siempre ganan y los malos no siempre son tan malos. Trata temas espinosos como la guerra en Siria o la confrontación con Rusia de una manera bastante americana, es decir, ellos son los salvadores del mundo, siempre tienen razón y si no fuera por ellos no sé qué sería de nosotros. Aun así resulta bastante entretenida porque tampoco creo que los guionistas pretendan nada más allá que eso, entretener. 

Una serie agradable de ver y que va ya por su cuarta temporada aunque nadie le auguraba un gran futuro. Por algo será.

Temas

Comentarios

Lea También