Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Naltros

Gessamí Caramés (Ganadora del Campionat de Baristes de la provincia de Tarragona): ´No me gusta el café´

Gessamí Caramés (L´Ametlla de Mar, 1992) es graduada en Comunicació Audivisual, aunque este curso ha empezado a estudiar Cuina i Serveis en la Escola d´Hoteleria i Turisme de Cambrils para dedicarse a lo que verdaderamente le apasiona:la cocina. El pasado jueves quedó primera en el Campionat de Baristes de Tarragona celebrado en Reus
Whatsapp
Gessamí, el pasado viernes en Reus, donde participó en el Campionat de Baristes de Catalunya. foto: Alba Mariné

Gessamí, el pasado viernes en Reus, donde participó en el Campionat de Baristes de Catalunya. foto: Alba Mariné

-¿De dónde le viene la pasión por la cocina y la hostelería?

- Pues no lo sé, porque en mi familia nadie se ha dedicado profesionalmente. A mi padre le gusta mucho la cocina, pero como hobby, y a mí también me han gustado siempre los canales televisivos y los libros de cocina.

 

-¿Y qué le ha atraído del mundo de los baristas para adentrarse en él?

- La Escola d’Hoteleria i Turisme de Cambrils me ofreció la posibilidad de hacer un curso para aprender a hacer buenos cafés, me apunté y la verdad es que he aprendido mucho.

 

-¿Le gusta el café?

- (Ríe). A mí no me gusta. Como mucho me tomo un cortado descafeinado de sobre, con sacarina. No obstante, después de hacer el curso he aprendido muchas cosas en muy poco tiempo y ahora sí que soy capaz de probar un café, que sea bueno, y sé encontrar sus sabores, matices, aromas.

 

-¿Dónde cree que está la clave para poder conseguir hacer un café excelente?

- Hay dos variedades de café principales:la arábica y la robusta. Los expertos dicen que la primera es más buena. También es muy importante en el lugar en que se haya cultivado, ya que según la zona el café adquiere unas características u otras. Creo que la mayoría de cafés, si han sido bien tratados, un buen barista les puede sacar provecho. Después también influye el gusto de cada consumidor.

 

-¿Qué cree que es más importante:la materia prima, la mano del barista, la máquina...?

- Creo que lo principal y más importante en la calidad del café que nos bebemos es la mano del barista. Puedes tener en tus manos el mejor café del mundo, pero si no tienes ni idea de cómo elaborarlo no te saldrá bueno. Hay pequeños detalles a la hora de hacerlo que pueden provocar que un café salga más bueno o más malo.

 

-¿Dónde cree que se sirve el mejor café?

- Es una pregunta que me cuesta un poco contestar, porque como ya he dicho no soy bebedora de café, aunque ahora empiezo a probarlo un poco. No obstante, sí que sé que España no es un país donde haya muy buena mano para hacer un café de calidad. Un día me pasó una anécdota y es que un cliente que era de Australia me dijo que aquí, refiriéndose a España, no es un país donde se haga buen café. Entonces me enseñó algunos trucos, entre ellos cómo hacer la leche.

 

-¿Considera que los españoles, como consumidores, no son demasiado exigentes a la hora de pedir un buen café?

- Supongo que habrá de todo, pero creo que no mucho.

 

-¿Cree que un café excelente puede servirlo cualquier camarero, o necesita una formación específica?

- Está claro que para ser un buen barista y servir un café de calidad tienes que tener una preparación. Hay cosas que si no te las enseñan no las sabes y pueden ser importantes para que el café sea de calidad.

 

-¿Significa, pues, que el café es el gran desconocido para muchos profesionales que trabajan en la hostelería y la restauración?

- Sí, porque, aunque no lo parezca, es una cosa para la que necesitas formación. Es como si eres manipulador de alimentos, aunque tú hagas las cosas de una manera existen unas técnicas que solamente se aprenden con formación.

Temas

  • CONTRAPORTADA

Comentarios

Lea También